Logo

Día 4: Gén 10-12; Mat 4

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Gén 10:1 Estas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet, a quienes nacieron hijos después del diluvio.

Gén 10:2 Los hijos de Jafet: Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras.

Gén 10:3 Los hijos de Gomer: Askenaz, Rifat y Togarma.

Gén 10:4 Los hijos de Javán: Elisa, Tarsis, Quitim y Dodanim.

Gén 10:5 De éstos se poblaron las costas, cada cual según su lengua, conforme a sus familias en sus naciones.

Gén 10:6 Los hijos de Cam: Cus, Mizraim, Fut y Canaán.

Gén 10:7 Y los hijos de Cus: Seba, Havila, Sabta, Raama y Sabteca. Y los hijos de Raama: Seba y Dedán.

Gén 10:8 Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra.

Gén 10:9 Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová.

Gén 10:10 Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar.

Gén 10:11 De esta tierra salió para Asiria, y edificó Nínive, Rehobot, Cala,

Gén 10:12 y Resén entre Nínive y Cala, la cual es ciudad grande.

Gén 10:13 Mizraim engendró a Ludim, a Anamim, a Lehabim, a Naftuhim,

Gén 10:14 a Patrusim, a Casluhim, de donde salieron los filisteos, y a Caftorim.

Gén 10:15 Y Canaán engendró a Sidón su primogénito, a Het,

Gén 10:16 al jebuseo, al amorreo, al gergeseo,

Gén 10:17 al heveo, al araceo, al sineo,

Gén 10:18 al arvadeo, al zemareo y al hamateo; y después se dispersaron las familias de los cananeos.

Gén 10:19 Y fue el territorio de los cananeos desde Sidón, en dirección a Gerar, hasta Gaza; y en dirección de Sodoma, Gomorra, Adma y Zeboim, hasta Lasa.

Gén 10:20 Estos son los hijos de Cam por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones.

Gén 10:21 También le nacieron hijos a Sem, padre de todos los hijos de Heber, y hermano mayor de Jafet.

Gén 10:22 Los hijos de Sem fueron Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram.

Gén 10:23 Y los hijos de Aram: Uz, Hul, Geter y Mas.

Gén 10:24 Arfaxad engendró a Sala, y Sala engendró a Heber.

Gén 10:25 Y a Heber nacieron dos hijos: el nombre del uno fue Peleg, porque en sus días fue repartida la tierra; y el nombre de su hermano, Joctán.

Gén 10:26 Y Joctán engendró a Almodad, Selef, Hazar-mavet, Jera,

Gén 10:27 Adoram, Uzal, Dicla,

Gén 10:28 Obal, Abimael, Seba,

Gén 10:29 Ofir, Havila y Jobab; todos estos fueron hijos de Joctán.

Gén 10:30 Y la tierra en que habitaron fue desde Mesa en dirección de Sefar, hasta la región montañosa del oriente.

Gén 10:31 Estos fueron los hijos de Sem por sus familias, por sus lenguas, en sus tierras, en sus naciones.

Gén 10:32 Estas son las familias de los hijos de Noé por sus descendencias, en sus naciones; y de éstos se esparcieron las naciones en la tierra después del diluvio.

Génesis 11

Gén 11:1 Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras.

Gén 11:2 Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí.

Gén 11:3 Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.

Gén 11:4 Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.

Gén 11:5 Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.

Gén 11:6 Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.

Gén 11:7 Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.

Gén 11:8 Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.

Gén 11:9 Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.

Gén 11:10 Estas son las generaciones de Sem: Sem, de edad de cien años, engendró a Arfaxad, dos años después del diluvio.

Gén 11:11 Y vivió Sem, después que engendró a Arfaxad, quinientos años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:12 Arfaxad vivió treinta y cinco años, y engendró a Sala.

Gén 11:13 Y vivió Arfaxad, después que engendró a Sala, cuatrocientos tres años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:14 Sala vivió treinta años, y engendró a Heber.

Gén 11:15 Y vivió Sala, después que engendró a Heber, cuatrocientos tres años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:16 Heber vivió treinta y cuatro años, y engendró a Peleg.

Gén 11:17 Y vivió Heber, después que engendró a Peleg, cuatrocientos treinta años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:18 Peleg vivió treinta años, y engendró a Reu.

Gén 11:19 Y vivió Peleg, después que engendró a Reu, doscientos nueve años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:20 Reu vivió treinta y dos años, y engendró a Serug.

Gén 11:21 Y vivió Reu, después que engendró a Serug, doscientos siete años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:22 Serug vivió treinta años, y engendró a Nacor.

Gén 11:23 Y vivió Serug, después que engendró a Nacor, doscientos años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:24 Nacor vivió veintinueve años, y engendró a Taré.

Gén 11:25 Y vivió Nacor, después que engendró a Taré, ciento diecinueve años, y engendró hijos e hijas.

Gén 11:26 Taré vivió setenta años, y engendró a Abram, a Nacor y a Harán.

Gén 11:27 Estas son las generaciones de Taré: Taré engendró a Abram, a Nacor y a Harán; y Harán engendró a Lot.

Gén 11:28 Y murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur de los caldeos.

Gén 11:29 Y tomaron Abram y Nacor para sí mujeres; el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Nacor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca.

Gén 11:30 Mas Sarai era estéril, y no tenía hijo.

Gén 11:31 Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí.

Gén 11:32 Y fueron los días de Taré doscientos cinco años; y murió Taré en Harán.

Génesís 12

Gén 12:1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

Gén 12:2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

Gén 12:3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Gén 12:4 Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán.

Gén 12:5 Tomó, pues, Abram a Sarai su mujer, y a Lot hijo de su hermano, y todos sus bienes que habían ganado y las personas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán llegaron.

Gén 12:6 Y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el encino de More; y el cananeo estaba entonces en la tierra.

Gén 12:7 Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.

Gén 12:8 Luego se pasó de allí a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová.

Gén 12:9 Y Abram partió de allí, caminando y yendo hacia el Neguev.

Gén 12:10 Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra.

Gén 12:11 Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto;

Gén 12:12 y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida.

Gén 12:13 Ahora, pues, dí que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti.

Gén 12:14 Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era hermosa en gran manera.

Gén 12:15 También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue llevada la mujer a casa de Faraón.

Gén 12:16 E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos.

Gén 12:17 Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram.

Gén 12:18 Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer?

Gén 12:19 ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete.

Gén 12:20 Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía.

Mateo 4

Mat 4:1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

Mat 4:2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

Mat 4:3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan.

Mat 4:4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Mat 4:5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,

Mat 4:6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:

A sus ángeles mandará acerca de ti, y en sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra.

Mat 4:7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

Mat 4:8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

Mat 4:9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

Mat 4:10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

Mat 4:11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Mat 4:12 Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea;

Mat 4:13 y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí,

Mat 4:14 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:

Mat 4:15 Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles;

Mat 4:16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció.

Mat 4:17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Mat 4:18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

Mat 4:19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.

Mat 4:20 Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.

Mat 4:21 Pasando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó.

Mat 4:22 Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron.

Mat 4:23 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Mat 4:24 Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó.

Mat 4:25 Y le siguió mucha gente de Galilea, de Decápolis, de Jerusalén, de Judea y del otro lado del Jordán.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR