Logo

Aburrido de estar aburrido ya no puedo más

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

¡Ya estoy harto de esta vida! Por eso doy rienda suelta a mi queja; desahogo la amargura de mi alma. Job 10:1-3

«Estoy aburrida de la vida, estoy harta, ya no puedo más». Expresiones que con bastante frecuencia escucho al entrevistar a algunas personas. Personas que no saben que hacer con su vida, con su existencia.

Algunas sumergen la cabeza como el avestruz en la televisión, en las revistas de chismes de espectáculos, viviendo vidas ajenas, soñando lo imposible, anhelando como la princesa Rampusell ser rescatadas de las garras de la bruja –el aburrimiento– por un hermoso príncipe.

Qué produce el aburrimiento

La falta de metas, visión, sueños, planes, objetivos produce aburrimiento, el aburrimiento produce pesar, el pesar produce depresión, … y podemos continuar con una larga cadena de efectos por causa de la ausencia o desconocimiento de propósito en la vida.

La persona aburrida solo se queja de las cosas que no están bien, de las cosas o personas que no le gustan. Pero hace poco o nada para solucionar su estado de ánimo. El quejumbre es su estado crónico, esperando que algo o alguien le cambie la existencia.

La persona aburrida no solo se aburre de sí misma sino a todo el que le rodea, su conversación carece de emotividad, sus movimientos físicos carecen de fuerza, de vitalidad. No existe poder que al parecer sea capaz de sacarle del letargo existencial.

Encontrarle sabor a la vida, entusiasmo, actitud positiva, alegría, ánimo no es privilegio de algunas personas, sino decisión de pocas. Repito decisión. Salir de la aburrida vida requiere de una firme decisión, de aborrecer el aburrimiento. De querer hacer uso de la escasa energía que resta en el cuerpo y mente para generar fuego en el interior que le impulse, como a los globos aerostáticos a elevarse en las alturas.

Pero existe algo mejor aún, la decisión de creer que Jesús vino a «poner en libertad a los oprimidos», el aburrimiento oprime el alma, encadena la ilusión y ata los sueños. En tanto que la persona aburrida desconoce el propósito por el cual fue creada, no encuentra sentido a su vida.

Descubrir que Dios desea encender «la chispa de tu vida» que el «se ha llevado cautiva toda cautividad», que él te motiva a «proseguir rumbo a la meta sin mirar atrás», que «él tiene un futuro y una esperanza para ti, pensamientos de bien y no de mal», que con su ayuda eres fuerte, valiente y victoriosa.

!Que en Él eres mas que vencedor!

Por Dios no hay tiempo ni espacio para el aburrimiento. Te aseguro, cree en el Señor Jesucristo y tu vida nunca más será aburrida. El cambia tu «aburrimiento en gozo».

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR