Logo

Cristo

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Carlomagno reinó sobre los franceses desde 768 al 814 D de C. Desde el año 800 al 814 fue considerado como emperador romano. Fue el primer líder germano que llevó el titulo de emperador. Su imperio duró mil años después de su muerte. Carlomagno fue un gran líder militar que realmente mereció el título de «Grande». Después de treinta años de guerra sometió a las tribus sajonas del norte de Alemania. Esta victoria abrió estos territorios a la civilización y cristianización.

Después de su muerte en 814, Carlomagno fue enterrado con toda pompa real. Le vistieron con su manto, le pusieron su corona y le colocaron en la mano su cetro. Los Evangelios descansaban sobre su otro brazo. Fue enterrado en posición vertical en la Capilla de Aachen, Alemania.

Cuando la tumba fue abierta por Otón III en 1001, el cadáver de Carlomagno y todos los demás elementos aparecieron bien conservados. La tumba fue de nuevo abierta en 1165 por el emperador Federico I y en 1215 por el rey Federico II.

Los restos de Carlomagno fueron entonces trasladados a un sarcófago de plata y oro, e instalados en la catedral dentro de un trono de mármol. Durante los tres siglos siguientes los emperadores alemanes fueron coronados sobre el trono de Carlomagno. Jesucristo fue crucificado sobre un monte de Judea, enterrado en la tumba prestada de José de Arimatea, y al tercer día resucitó, levantándose de la tumba.

El trono de Cristo no es un trono terrenal y su reino no es de esta tierra. Sentado en el cielo a la diestra de Dios, es Rey de reyes y Señor de señores, y millones al correr de los siglos se han inclinado reverentemente ante él.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR