Logo

Jesus nuestro abogado

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Desde el Centro Rockefeller de la ciudad de Nueva York puede apreciarse una vista aérea de la Plaza Lower y en ella una estatua de bronce de Prometeo robando el fuego sagrado para la humanidad. La historia de Prometeo es una de las más conocidas leyendas de los dioses griegos.
Cuenta que en los días cuando el fuego no era aún posesión del hombre, Prometeo tomó fuego desde el cielo y lo dio como un regalo al hombre. Zeus, el rey de los dioses, se enfadó muchísimo de que la humanidad recibiera este regalo. Así, cogió a Prometeo y lo encadenó a una roca en medio del Mar Adriático, donde fue torturado por el calor y la sed del día y el frío de la noche. Zeus incluso preparó a un buitre para que rasgara el hígado de Prometeo, el cual siempre volvía a crecer, para ser rasgado de nuevo.
Esta leyenda presenta el concepto de los dioses paganos, que prevaleció en el mundo antiguo, un grupo de dioses celosos y vengativos.
¡Cuánta diferencia con el título y mensaje de Cristo como nuestro Abogado defensor «Y si alguno hubiera pecado abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo».

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR