Logo

La indiferencia

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

No son los clavos fríos, ni el cruel madero, ni la punzante espina, ni la aguda lanza que el soldado impío hunde en la carne con profunda herida.

No es el sol ardiente que abrasa el rostro y quema la pupila, reseca el labio dulce y a la cándida frente cual tierna flor a su calor marchita.

No es la esponja amarga que a la boca sedienta se aproxima, al reclamo angustioso de la sed que le abrasa, sed que nace del alma y que no es comprendida.

No es tampoco el olvido en el Padre como parece que el Hijo estima, dejándole solo sufrir el martirio, ausente de toda clemencia divina.

No es el clavo frío, no es el sol ardiente, ni el terrible olvido. No es la hiel amarga ni la espina hiriente.

Es tu indiferencia, es tu cruel desvío quien le hirió inclemente con su agudo filo. Y es la sed inmensa de tener tu alma, la que fiera quema sus tiernas entrañas.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR