Logo

No se puede evitar la muerte

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Una mañana, un hombre que paseaba por el campo, se encontró con un extraño personaje.

Al mirarlo con detenimiento se percató que era la muerte.

La muerte por otra parte, se veía muy asombrada de toparse con ese hombre, y le dijo lo siguiente:

«Hoy en la tarde vendré por ti». Acto seguido desapareció.

Asustado nuestro personaje fue a ver al sultán, y le dijo: «La muerte me va a llevar hoy en la tarde. Préstame tu caballo mas veloz, para escapar de ella. Me iré a Bagdad y ahí me ocultaré hasta mañana. De esta manera burlaré su propósito.»

El sultán le prestó su mejor corcel, pero no se quedó nada conforme con los acontecimientos. Y mandó llamar a la muerte.

Le dijo:  «¿ Porqué has asustado a mi amigo.?»

La muerte le respondió.

«Yo no lo he asustado. Solo me he sentido sorprendida porque lo encontré hoy en la mañana aquí en Damasco. Y hoy mismo en la tarde, tengo una cita con él, en Bagdad.»

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR