Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Números 25: Israel acude a Baal-peor

Núm 25:1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab,

Los moabitas y los madianitas sedujeron a los israelitas para que cometieran apostasía. La inclusión de este relato inmediatamente después de la bendición de Balaam es sorprendente; pone a prueba la decisión del Señor de bendecir a Israel. La historia consta de tres episodios: la apostasía; el arrepentimiento de la mayoría y el desafío de algunos.

Este versículo muestra el gran reto al que Israel se tenía que enfrentar. El problema más peligroso para Moisés y Josué no era el ejército armado de Jericó, sino la tentación sutil de formar alianzas con las religiones y culturas paganas de los cananeos.

Núm 25:2 las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses.

La Biblia no menciona cómo los hombres israelitas se involucraron con la inmoralidad sexual. Sabemos que la prostitución sagrada era una práctica común entre las religiones cananeas. Quizás al principio no pensaron en adorar a los ídolos, sino en tener relaciones sexuales. No pasó mucho tiempo sin que comenzaran a asistir a las fiestas locales y a las celebraciones familiares que incluían la adoración de ídolos. Pronto estuvieron metidos de pies y cabeza en las prácticas de la cultura pagana. Su deseo de diversión y placer los llevó a faltar a su compromiso espiritual. ¿Ha aflojado usted las normas para justificar sus deseos?

Núm 25:3 Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel.

Esta combinación de pecado sexual e idolatría, como después se supo, fue idea de Balaam, el mismo Balaam que acababa de bendecir a Israel y que parecía estar de su lado. Es muy fácil entender por qué los israelitas se desviaron: Balaam parecía decir y hacer lo correcto, al menos lo pareció por un tiempo. No fue sino hasta que Balaam ocasionó un gran daño en sus vidas personales y en su nación que los israelitas se percataron de que era un hombre lleno de avaricia que utilizaba la hechicería y que estaba profundamente metido en las prácticas de religiones paganas. Debemos tomarnos el cuidado de evaluar tanto las palabras como los hechos de los que dicen ofrecer ayuda espiritual.

Baal era el dios más popular en Canaán, la tierra a la que Israel estaba a punto de entrar. Representado por un toro, símbolo de fuerza y fertilidad, era el dios de las lluvias y de las cosechas. Los israelitas continuamente se sintieron atraídos a la adoración de Baal, en la que la prostitución jugaba un papel importante, durante los años que estuvieron en Canaán. Ya que Baal era tan popular, su nombre era utilizado comúnmente como nombre genérico de todos los dioses locales.

Núm 25:4 Y Jehová dijo a Moisés: Toma a todos los príncipes del pueblo, y ahórcalos ante Jehová delante del sol, y el ardor de la ira de Jehová se apartará de Israel.

Los príncipes del pueblo eran aquellos que debían ser ahorcados a la luz del sol. Esta era la primera parte del castigo, aparentemente dirigido a los máximos responsables de la apostasía.

Núm 25:5 Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel: Matad cada uno a aquellos de los vuestros que se han juntado con Baal-peor.

Los jueces eran los encargados de ejecutar a los apóstatas, la gente que siguió a los líderes que fueron castigados

Núm 25:6 Y he aquí un varón de los hijos de Israel vino y trajo una madianita a sus hermanos, a ojos de Moisés y de toda la congregación de los hijos de Israel, mientras lloraban ellos a la puerta del tabernáculo de reunión.

Trajo una madianita : No se sabe exactamente qué significa esto. Aparentemente constituye un desafío, un intento de introducir a un incrédulo en lo más sagrado de la fe israelita: el tabernáculo . También puede que implique un esfuerzo por introducir el culto a la fertilidad de la religión de Baal, con sus prácticas de prostitución ritual, al culto israelita. Nótese también que la mujer es madianita, no moabita. Esto prepara el escenario para la venganza de los madianitas.

La frase «trajo… a sus hermanos» se refería a la habitación interior de la tienda de la persona. Claramente a la mujer la llevaron a su tienda para tener relaciones sexuales. Zimri desestimó a tal punto la ley de Dios que hizo entrar a la mujer al campamento mismo.

Núm 25:7 Y lo vio Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, y se levantó de en medio de la congregación, y tomó una lanza en su mano;

Núm 25:8 y fue tras el varón de Israel a la tienda, y los alanceó a ambos, al varón de Israel, y a la mujer por su vientre. Y cesó la mortandad de los hijos de Israel.

A la tienda : La palabra que se traduce como «tienda» sólo aparece aquí en la Biblia. Probablemente se refiere a un espacio interior de la tienda israelita donde ocurría.

Núm 25:9 Y murieron de aquella mortandad veinticuatro mil.

Aquella mortandad : Como en otros pasajes, se trata de un instrumento del castigo divino.

Núm 25:10 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 25:11 Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, ha hecho apartar mi furor de los hijos de Israel, llevado de celo entre ellos; por lo cual yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel.

De la historia de Finees se desprende con claridad que cierta ira es adecuada y justificada. El estaba enojado por su celo de las cosas del Señor. ¿Pero cómo se sabe cuándo nuestra ira es apropiada y cuándo debe reprimirse? Pregúntese esto cuando esté molesto:

(1) ¿Por qué estoy enojado?

(2) ¿De quién son los derechos que se han violado (míos o de otros)?

(3) ¿Se está violando la verdad (un principio de Dios)? Si sólo son nuestros derechos los que están en juego, será más sabio mantener nuestros sentimientos de ira bajo control. Pero si la que está en juego es la verdad, la ira puede ser justificada, a pesar de que la violencia y la venganza son por lo general una forma incorrecta de expresarlo (el caso de Finees fue único). Si pretendemos ser más y más como Dios, el pecado debe molestarnos.

Núm 25:12 Por tanto diles: He aquí yo establezco mi pacto de paz con él;

Núm 25:13 y tendrá él, y su descendencia después de él, el pacto del sacerdocio perpetuo, por cuanto tuvo celo por su Dios e hizo expiación por los hijos de Israel.

Finees , gracias a su celo, se convierte en el siguiente sucesor para el sumo sacerdocio.

El acto de Finees hizo expiación para la nación de Israel; el castigo divino cesó. Por causa de esto, sus descendientes llegarían a ser los sumos sacerdotes de Israel. Fue así a lo largo de la historia del tabernáculo y del templo.

Núm 25:14 Y el nombre del varón que fue muerto con la madianita era Zimri hijo de Salu, jefe de una familia de la tribu de Simeón.

Núm 25:15 Y el nombre de la mujer madianita muerta era Cozbi hija de Zur, príncipe de pueblos, padre de familia en Madián.

Núm 25:16 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 25:17 Hostigad a los madianitas, y heridlos,

Los madianitas , no los moabitas, son señalados como objeto de la venganza. Esto quizás obedece a que el castigo de los moabitas ya había sido promulgado en el cuarto oráculo de Balaam.

Núm 25:18 por cuanto ellos os afligieron a vosotros con sus ardides con que os han engañado en lo tocante a Baal-peor, y en lo tocante a Cozbi hija del príncipe de Madián, su hermana, la cual fue muerta el día de la mortandad por causa de Baal-peor.

La seducción de que se hizo víctima a Israel en Baal-peor se atribuye aquí a los madianitas. Los moabitas intentaron maldecir a Israel por medio de Balaam, lo que no dio resultado; los madianitas concibieron un plan más siniestro, siguiendo aparentemente un consejo de Balaam, que ahora vivía entre ellos.

La apostasía del pueblo con Baal de Peor

En el monte Sinaí, el pueblo recibió la revelación de la ley y se comprometió en ser el pueblo de Jehová. Pero inmediatamente después de estos eventos, Israel cayó en la idolatría y la apostasía por su adoración del becerro de oro. Ahora en los campos de Moab, las profecías de Balaam sirven para reafirmar las promesas gloriosas de Dios a los patriarcas, promesas que están por cumplirse ahora con los descendientes de los patriarcas. Pero una vez más, Israel cae en la idolatría y la apostasía. La yuxtaposición de las revelaciones y promesas gloriosas de Dios con el pecado vergonzoso del pueblo sirve para enfatizar una vez más la perversidad del hombre y la gracia y paciencia de Dios.

El pecado del pueblo

Apostasía nacional. Estando en Sitim, los israelitas cometen los pecados de fornicación con las hijas de Moab y de Madián, y de idolatría en adorar a Baal de Peor. Baal era un dios de la fecundidad; su adoración incluía ritos sexuales con prostitutas sagradas para garantizar la fecundidad de la tierra, el ganado y las mujeres. La prostitución del pueblo era entonces tanto literal como espiritual (la idolatría a menudo se llama fornicación o adulterio espiritual en el AT porque así el pueblo no cumple su voto de adorar exclusivamente a Jehová). Al participar en los ritos de Baal, Israel “se adhiere” a Baal, o se somete a su yugo, quebrantando así el primer mandamiento (No tendrás dioses ajenos) y su pacto con Jehová.

La ira de Dios. Como siempre, el pecado del pueblo provoca la ira de Dios. Jehová mandó en el campamento una mortandad que mató a unas 24.000 personas. Un gran número del pueblo debe haber participado en el pecado. Para limpiar al pueblo de su pecado corporativo y parar la mortandad, había que hacer expiación. En este caso, la manera de hacer eso es por un castigo ejemplar de los representantes de todo el pueblo. Por eso, todos los jefes del pueblo quedan bajo la sentencia de muerte. Esto puede indicar que todos los líderes o estaban participando activamente en el pecado o por lo menos no estaban usando su autoridad para refrenar al pueblo como debieran haber hecho. El mandato de ahorcarlos a la luz del sol parece indicar que se debían empalar sus cadáveres en una estaca o colgarlos de un árbol. Tal práctica se usaba en el mundo antiguo como una señal de vergüenza especial o en casos de crímenes terribles como una advertencia para que otros no cometieran el mismo pecado.

Algunos ven un conflicto entre el mandato de Jehová a Moisés y las instrucciones de Moisés a los jueces en el. Moisés sólo menciona que los que se han adherido a Baal deben morir. ¿Cambia Moisés el mandato de Dios? Varios intérpretes creen que sí, y algunos sugieren que esta era la razón por la cual Jehová mandó la mortandad mencionada. Quizás debemos entender que los que se adhirieron a Baal incluyen a todos los jefes condenados en el. Otra posibilidad es de distinguir entre los jefes y los jueces. Se sugiere que Moisés mismo ejecutó a los jefes (cumpliendo así las instrucciones divinas), y que entonces mandó a los jueces del pueblo que mataran a los hombres comunes bajo su responsabilidad que habían participado en los ritos de Baal.

Un pecado abierto. Zimri, un dirigente dentro de la tribu de Simeón, trae a una mujer madianita a su tienda para fornicar (o quizás aun para casarse) con ella. Los israelitas ya habían participado en los ritos paganos fuera del campamento, pero Zimri se atreve a traer a una mujer pagana dentro del campamento, a la vista de Moisés y del pueblo. Así demuestra un desdén total por el pacto y los mandamientos de Jehová. Puede ser que los que están llorando a la entrada del tabernáculo hacen duelo por los que murieron si la acción de Zimri es posterior al pecado del pueblo en general. O puede ser que los que lloran son el remanente fiel del pueblo que está lamentando el pecado del resto del pueblo si es que el pecado de Zimri es simultáneo con el del pueblo en general.

Fineas, hijo del sumo sacerdote Eleazar, demuestra celo por la pureza del pueblo y por la adoración exclusiva de Jehová matando a Zimri y a la mujer madianita. Esta acción, por ser un castigo ejemplar de unos pecadores flagrantes, sirve para hacer expiación por el pueblo y detiene la mortandad que Dios había mandado para castigar al pueblo. (El hecho de que 24.000 mueren en la mortandad indica que el pecado de Zimri no fue un caso aislado, sino un ejemplo flagrante del pecado en que muchos estaban participando.) Hay un paralelo marcado entre el papel de Fineas en hacer expiación matando a los culpables aquí y el de los levitas, quienes mataron a los adoradores del becerro de oro.

El pacto de Dios con Fineas. La acción sangrienta de Fineas es repugnante a la mente moderna, pero aquí es considerada digna de un galardón especial. Esto es porque el sacerdote debe ser el representante de Dios ante los hombres. Al matar a los pecadores flagrantes, Fineas demuestra el celo que Dios tiene por la pureza de su pueblo y su ira contra el pecado. Así hizo apartar el furor de Dios del pueblo. Esta es la raíz de la idea de hacer expiación.

Dios hace pacto con Fineas y su descendencia de desempeñar perpetuamente el sacerdocio en Israel. Esto probablemente significa que el sumo sacerdote ha de venir del linaje de Fineas. Fineas aquí demuestra el otro papel del sacerdote: ser el representante del pueblo delante de Dios. El pueblo en general ha quebrantado el pacto con Dios por su apostasía. Pero aquí, Fineas representa al remanente fiel dentro del pueblo. Dios renueva su pacto con ellos y premia a Fineas con un papel especial dentro del pueblo.

El juicio sobre Madián. Dios manda al pueblo que hiera a los madianitas por su participación en seducir a Israel a pecar y sufrir el castigo de Jehová. Algunos ven un problema porque sólo menciona a las hijas de Moab mientras que aquí el castigo cae sobre Madián. Pero hay que notar la mención de la mujer madianita y la participación de los madianitas en el asunto de Balaam. Mientras que Balac de Moab tomó la iniciativa en llamar a Balaam, este pasaje y el parecen indicar que los madianitas llevan la mayor responsabilidad por engañar a Israel a participar en la adoración de BaalPeor. Puede ser que por el hecho de haber matado a Cozbi, hija de un príncipe de Madián, Israel esperaba un ataque de parte de los madianitas. La guerra contra Madián mandada.

    Páginas: 1 2 3 4

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar