Logo

Comprados por cristo

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

En el mundo antiguo estaba expresamente prohibido, a veces bajo la amenaza de penas muy severas, esclavizar nuevamente a cualquiera que había ganado su libertad. Esa prohibición estaba reforzada al declarar que los esclavos liberados eran ahora propiedad y, por lo tanto, protegidos del dios que los había rescatado de sus amos previos. De la misma manera, Pablo insistió en que los cristianos no estaban en libertad de volver a la esclavitud porque no eran suyos propios; es decir, eran propiedad del Cristo que los compró y por lo tanto estaban ligados a él por todo el tiempo y la eternidad.

Tal como lo indica este concepto espacioso de Romanos 8, la redención ha sido inaugurada pero todavía no ha sido consumada. Amaneció con la muerte victoriosa de Cristo, pero su día no ha acabado. Hemos empezado a gustar la libertad espiritual, pero aguardamos en esperanza «la redención de nuestro cuerpo». Porque vivimos anticipando un cumplimiento aún mayor, no nos atrevemos a volver a la esclavitud.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR