Logo

Dedicacion

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

En la Abadía de Westminster en Londres, una de las primeras tumbas que se pueden ver al entrar en la catedral es la del gran misionero David Livingstone. Sobre ella están grabadas las palabras de Jesús: «También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer. . .».

Fue enviado a Africa como médico misionero por la Iglesia de Escocia y allí sirvió Livingstone por más de tres décadas.

Una sociedad misionera de Africa del Sur le escribió a Livingstone diciéndole que tenían algunos hombres piadosos que quisieran enviar para ayudarle. Al propio tiempo inquirían si había buenas carreteras para llegar al lugar donde en ese momento se encontraba Livingstone.

El gran misionero les contestó diciéndoles: «Si tienen ahí algunos hombres que sólo vendrán si hay buenas carreteras, no los quiero aquí. Sólo quiero hombres que vengan aunque no haya caminos. »

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR