Logo

El matrimonio y una meta comun

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Un pastor solía aconsejar a las parejas antes de casarse, usando esta ilustración:

Ustedes no son bueyes, pero pueden aprender algo de ellos. Cuando están enyugados, si uno quiere ir en una dirección y el otro en otra, las cosas no van a andar muy bien. De modo parecido, si ellos quieren pasar su tiempo mirándose mutuamente, tampoco van a andar muy bien. Pero si los dos tienen una meta común y empujan de mutuo acuerdo hacia ella, tienen la posibilidad de avanzar. Para una pareja que desea casarse ha de ser igual. Si andan en direcciones diferentes, no van bien.

Si pasan el tiempo sólo mirándose el uno al otro, tampoco llegarán muy lejos. Pero si ponen todas sus fuerzas, todo su empeño en alcanzar la meta de un matrimonio feliz, estable y duradero deben definitivamente aprender de los bueyes enyugados.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR