Logo

El oso

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Dos adolescentes caminaban por un bosque cuando de pronto un enorme oso se les apareció; uno, sin decir nada al otro corrió a treparse a un árbol, mientras que su compañero se tiró al suelo fingiéndose muerto; el oso lo olfateó y hasta resopló en su oreja, el muchacho soportó sin moverse, auque sentí­a mucho miedo. Hasta que finalmente el animal se fue, pues esa clase de osos no les gusta la carne muerta, el muchacho del árbol bajó y le preguntó al otro: ¿Qué te dijo el oso cuando te habló en la oreja? «Me Dijo», Contestó Pálido del Susto, «que Jamás Confié en Aquel que me abandona en Tiempo de Necesidad».

Varias situaciones de una fábula sólo son verdad en la imaginación del autor; Sin embargo, el diario vivir presenta casos dignos de reflexión. Salomón el rey sabio dijo: «En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en el dí­a de la angustia» y «Amigo hay más unido que un hermano». Jesucristo Expresó: «El írbol es conocido por su fruto» queriendo decir, que se valora a los hombres a través de lo que hacen y no por lo que dicen que son.

Si alguien espera hallar amistad en los demás sin hacer nada, a lo mejor envejece y no la encuentra; pero si prueba primero ser amigo, verá con satisfacción que otros a él ya le buscaban

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR