Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

El pozo

Un hombre cayó en un pozo y no podí­a salir.

Una persona subjetiva se acercó y dijo: Me identifico con tu situación.

Una persona objetiva se acercó y dijo: es lógico que alguien haya caí­do ahí­ adentro

Un fariseo dijo: «sólo la gente mala cae en un pozo».

Un matemático calculó cómo se habí­a caí­do en el pozo.

Un periodista querí­a la historia exclusiva del pozo.

Un fundamentalista dijo: mereces estar en el pozo.

Un recaudador de impuestos preguntó si estaba pagando los gravámenes del pozo.

Una persona autocompasiva dijo: no es nada comparado con mi pozo.

Un carismatico dijo: sólo confiesa que no estás en el pozo.

Un optimista dijo: las cosas podrí­an estar peores.

Un pesimista dijo: las cosas van a empeorar.

Jesús, viendo al hombre, lo tomó de la mano y lo sacó del pozo.

…porque el señor es el espí­ritu; y donde hay el espí­ritu del señor, allí­ hay libertad. 2 Corintios 3:17

…y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará.36 Así­ que, si el hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Juan 8:32,36

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar