Logo

La nariz y los anteojos

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Una vez le dijo la nariz a su dueño:

— «Estoy harto de tener que cargar esos anteojos para que los ojos puedan ver, de ahora en adelante me niego a cargarlos».

El hombre no quiso ser injusto y respondió:

— «De acuerdo, se hará como tu lo quieres».

De repente aquella persona al no poder ver bien y sin los anteojos se tropezó y cayó. Con tan mala suerte que cayó de frente y adivinen… se quebró la nariz!

¿Quiénes somos nosotros para despreciar a otros?

Muchas veces nos sentimos cargados o nos parece que cargamos cosas que no nos sirven de nada. Jesús dijo «El que me quiera seguir que tome su cruz y me siga».

Dejemos de quejarnos, no vaya a ser que no queramos hacer algo que es para nuestro propio bien.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR