Logo

Insectos inútiles

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

En un país muy lejano vivía un príncipe que se quejaba continuamente de que Dios hubiese creado insectos tan inútiles y tan molestos como las arañas y los mosquitos. Su padre lo amonestaba diciéndole que Dios no había creado nada inútil y que tanto los mosquitos como las arañas que tanto le molestaban, como toda su creación, en su oportunidad, le servirían de algo.

Cuando el príncipe tenía 20 años, su país entro en guerra a la cual tuvo que ir. Un día, estando en plena batalla, vio venir a un soldado enemigo hacia el, apuntándole con una arma. El se puso a temblar como una hoja, pensando que su fin había llegado. En ese momento, llegó un mosquito y le dio un piquete en la mano al enemigo, distrayendo su atención y haciendo errar el tiro.

El príncipe aprovechando la confusión, huyo escondiendo se entre los arboles del bosque.

Al anochecer ya cansado se metió a una cueva pensando que esta sería un buen refugio para pasar la noche. Dejo ir su caballo y allí se quedo, aunque no pudo dormir en toda la noche.

A la mañana siguiente oyó voces y pasos, y suponiendo que eran sus enemigos se quedó muy quieto y casi sin respirar.

Uno de ellos dijo:

—En esta cueva debe de estar el príncipe.

—– No… dijo el otro–, aquí no puede estar, porque al entrar habría roto esta telaraña.

—Es verdad dijeron los demás y se alejaron.

El príncipe se puso de rodillas, dando gracias a Dios por esos insectos que le habían salvado la vida, pidiéndole perdón por haberse quejado en tantas ocasiones por haberlo molestado.

La guerra termino y el volvió a su país muy agradecido. Desde entonces, jamás volvió a quejarse de lo que Dios había creado. Por lo contrario, a todos relataba el servicio que le habían prestado una araña y un mosquito, dos seres insignificantes de la creación de Dios, que con su humilde servicio, le habían salvado la vida.

Muchas veces cuestionamos lo que Dios hace y a veces decimos que no sirve. Todo en esta vida tiene su razón de ser, y nada de lo que Dios hizo esta de sobra. Aprendamos a vivir con el mundo que tenemos y no rechacemos lo que Dios hizo para nosotros.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR