Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Levítico 20: Penas por actos de inmoralidad

Lev 20:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 20:2 Dirás asimismo a los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, o de los extranjeros que moran en Israel, que ofreciere alguno de sus hijos a Moloc, de seguro morirá; el pueblo de la tierra lo apedreará.

El antiguo culto fenicio a Moloc , que a veces envolvía sacrificios infantiles, desviaciones sexuales (especialmente homosexualidad, bestialidad e incesto), consulta a los muertos, así como toda una serie de prácticas religiosas extranjeras, destruiría el vínculo sagrado entre Dios y su pueblo. De ahí el severo mandamiento que ordenaba ajusticiar a todo transgresor.

Lev 20:3 Y yo pondré mi rostro contra el tal varón, y lo cortaré de entre su pueblo, por cuanto dio de sus hijos a Moloc, contaminando mi santuario y profanando mi santo nombre.

El sacrificio de niños era una práctica común en las religiones antiguas. Los amonitas, vecinos de Israel, ofrecían sacrificios de niños a Moloc (su dios nacional) una parte vital de su religión. Veían esto como el regalo más grande que podían ofrecer para mantener el mal alejado y apaciguar la ira de los dioses. Dios dijo que esta práctica era detestable y que estaba estrictamente prohibida. En tiempos del Antiguo Testamento, así como en el Nuevo, el carácter de Dios hace que estos sacrificios humanos sean impensables.

(1) A diferencia de los dioses paganos, Dios es amor y no necesita ser aplacado.

(2) El es un Dios de vida, que prohibe el asesinato y que anima a prácticas que hacen la vida saludable y feliz.

(3) El es Dios de los desamparados y muestra especial interés por los niños.

(4) El es un Dios de altruismo, que en lugar de demandar sangre, da su vida por otros.

Lev 20:4 Si el pueblo de la tierra cerrare sus ojos respecto de aquel varón que hubiere dado de sus hijos a Moloc, para no matarle,

Lev 20:5 entonces yo pondré mi rostro contra aquel varón y contra su familia, y le cortaré de entre su pueblo, con todos los que fornicaron en pos de él prostituyéndose con Moloc.

Lev 20:6 Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo.

Todos estamos interesados en lo que depara el futuro, y a menudo buscamos a otros para que nos guíen. Pero Dios advirtió que no buscáramos consejos en lo oculto. Los médiums y espiritistas fueron declarados fuera de la ley porque Dios no era la fuente de su información. En el mejor de los casos, los practicantes del ocultismo son impostores cuyas predicciones no pueden ser creídas. En el peor de los casos, están en contacto con espíritus diabólicos lo que los hace extremadamente peligrosos. Dios nos ha dado la Biblia para que obtengamos la información que necesitamos, y la enseñanza de la Biblia es absolutamente confiable.

Lev 20:7 Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios.

Lev 20:8 Y guardad mis estatutos, y ponedlos por obra. Yo Jehová que os santifico.

Lev 20:9 Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá;(A) a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él.

Lev 20:10 Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos.(B)

Lev 20:11 Cualquiera que yaciere con la mujer de su padre, la desnudez de su padre descubrió; ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos.(C)

Lev 20:12 Si alguno durmiere con su nuera, ambos han de morir; cometieron grave perversión; su sangre será sobre ellos.(D)

Lev 20:13 Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.(E)

Lev 20:14 El que tomare mujer y a la madre de ella, comete vileza; quemarán con fuego a él y a ellas, para que no haya vileza entre vosotros.(F)

Lev 20:15 Cualquiera que tuviere cópula con bestia, ha de ser muerto, y mataréis a la bestia.

Lev 20:16 Y si una mujer se llegare a algún animal para ayuntarse con él, a la mujer y al animal matarás; morirán indefectiblemente; su sangre será sobre ellos.(G)

Lev 20:17 Si alguno tomare a su hermana, hija de su padre o hija de su madre, y viere su desnudez, y ella viere la suya, es cosa execrable; por tanto serán muertos a ojos de los hijos de su pueblo; descubrió la desnudez de su hermana; su pecado llevará.(H)

Lev 20:18 Cualquiera que durmiere con mujer menstruosa, y descubriere su desnudez, su fuente descubrió, y ella descubrió la fuente de su sangre; ambos serán cortados de entre su pueblo.(I)

Lev 20:19 La desnudez de la hermana de tu madre, o de la hermana de tu padre, no descubrirás; porque al descubrir la desnudez de su parienta, su iniquidad llevarán.

Lev 20:20 Cualquiera que durmiere con la mujer del hermano de su padre, la desnudez del hermano de su padre descubrió; su pecado llevarán; morirán sin hijos.(J)

Lev 20:21 Y el que tomare la mujer de su hermano, comete inmundicia; la desnudez de su hermano descubrió; sin hijos serán.(K)

Esta lista de mandamientos contra los pecados sexuales incluye castigos extremadamente severos. ¿Por qué? Dios no toleraba esos actos por las siguientes razones:

(1) quebrantaban el compromiso mutuo entre esposos,

(2) destruían la santidad de la familia;

(3) deformaban el bienestar mental del pueblo; y

(4) propagaban enfermedades.

El pecado sexual siempre ha estado ampliamente disponible. La glorificación del sexo entre personas que no están casadas, a menudo esconde una tragedia profunda y sufrimiento. Cuando la sociedad ilustra los pecados sexuales como atractivos, es muy fácil olvidarse del lado oscuro. Dios tuvo buenas razones para prohibir los pecados sexuales: El nos ama y quiere lo mejor para nosotros.

Los actos detestables mencionados aquí eran muy comunes en las naciones paganas de Canaán; sus religiones estaban plagadas con diosas sexuales, prostitución en el templo y otros pecados graves. Las prácticas religiosas inmorales de los cananeos reflejaba una cultura decadente que tendía a corromper todo lo que entrara en contacto con ella. Al contrario, Dios estaba formando una nación que fuera una influencia positiva en el mundo. Y no quería que los israelitas adoptaran las prácticas cananeas y derivaran hacia el libertinaje. De esa manera preparó al pueblo para lo que tendrían que enfrentar en la tierra prometida ordenándoles que evitaran (todo lo que fuera pecado sexual.)

Lev 20:22 Guardad, pues, todos mis estatutos y todas mis ordenanzas, y ponedlos por obra, no sea que os vomite la tierra en la cual yo os introduzco para que habitéis en ella.

La misma tierra era considerada como sagrada y no toleraría estos pecados, todos los cuales socavaban el código de santidad. Observar los mandamientos e instrucciones divinas preserva las relaciones pactadas entre Dios y su pueblo en la tierra prometida.

Lev 20:23 Y no andéis en las prácticas de las naciones que yo echaré de delante de vosotros; porque ellos hicieron todas estas cosas, y los tuve en abominación.

Dios dio muchas reglas a su pueblo… pero no sin razón. No era que le quisiera negar el bien; sólo prohibía aquellos actos que los llevaría a la ruina. Todos entendemos las leyes físicas de Dios en la naturaleza. Por ejemplo, debido a la ley de gravedad, arrojarnos al vacío desde un edificio de diez pisos de altura significa la muerte. Pero algunos no comprendemos cómo funcionan las leyes espirituales de Dios. Dios nos prohibe hacer ciertas cosas porque quiere impedir nuestra autodestrucción. La próxima vez que se sienta atraído por el placer físico o emocional prohibido, recuerde que sus consecuencias pueden ser sufrimiento y separación de Dios que trata de ayudarlo.

Lev 20:24 Pero a vosotros os he dicho: Vosotros poseeréis la tierra de ellos, y yo os la daré para que la poseáis por heredad, tierra que fluye leche y miel. Yo Jehová vuestro Dios, que os he apartado de los pueblos.

Lev 20:25 Por tanto, vosotros haréis diferencia entre animal limpio e inmundo, y entre ave inmunda y limpia; y no contaminéis vuestras personas con los animales, ni con las aves, ni con nada que se arrastra sobre la tierra, los cuales os he apartado por inmundos.

Lev 20:26 Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos.

Lev 20:27 Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos.

Penas contra la inmoralidad.

Las leyes mencionadas en este capítulo incluye el castigo por la ofensa. Otra vez, se puede dividir las leyes entre las religiosas y las sociales. Incluye dos tipos de castigo: la muerte y la exclusión de en medio de su pueblo.

Sacrificar a Moloc demanda la pena de muerte mientras que la prostitución religiosa tiene la pena de exclusión. Cierra sus ojos : si alguien sabe que su prójimo está practicando idolatría, tiene la responsabilidad de corregirlo. Si no lo hace, este testigo es culpable y sufrirá la pena de exclusión.

El pueblo de la tierra lo apedreará. Note que es el pueblo quien lo apedreará, no serán los líderes. Lo hará fuera del campamento (ver la muerte de Esteban. El capítulo menciona varias ocasiones para la pena de muerte, incluyendo la deshonra de sus padres. Parece muy estricto para nosotros pero indica la importancia de la familia en la sociedad. Hay dos cosas que debemos sacar de esta enseñanza. Primera, es un avance sobre el concepto de otras leyes en aquel día. En otros códigos de leyes, el valor de la persona era muy degradada. La economía tenía más valor que la persona. Segunda, y más importante, es que el pasaje enseña la seriedad de las leyes de Dios. Profanar el nombre de Jehová no es cosa liviana.

El próximo grupo de leyes habla del castigo por no cumplir con las leyes sociales. Contienen las violaciones que demandan la muerte: maldecir a sus padres, el adulterio, relaciones sexuales con la mujer de su padre, con su nuera, hombre con hombre, con una mujer y su hija, con un anima, con una hermana. La referencia de quemarlo probablemente indica quemar el cadáver después de matarlo.

Mencionan otros pecados con sus castigos. Algunos creen que indica que incluye la pena de muerte antes de nacer un hijo. Puede ser que Dios los castigará por vivir su vida sin hijos.

Profanar la vida de otra persona es serio. La vida es sagrada. No debe contaminarse con cópula con un animal Una diferencia entre éste y el NT es que aunque son dignos de la muerte no tiene que sufrirla porque Cristo ofrece la remisión del pecado.

La santificación aparece otra vez como el tema principal y el motivo por cumplir. Relaciona el guardar los estatutos de Jehová con la acción: … ponedlos por obra.

La razón para ser santos es porque Jehová va a darles una tierra que fluye leche y miel. Jehová les ha separado de los pueblos del mundo para ser un pueblo distinto. Dios echaría a la gente pagana de la tierra. No les echa para poner otro pueblo igual en la tierra sino para establecer a un pueblo santo. Por esto, si no cumple, le vomitará la tierra.

    Páginas: 1 2 3

3 Comments

  • Gracias por tu comentario.

    La «palabrita»que conozco es «hieródulos», no «hieródolos» y se refiere a muchachos y muchachas que se dedicaban a la prostitución religiosa en el templo. A cambio de sus favores recibían dinero y otras ofrendas que ellos utilizaban para ofrecerlas a los dioses en especial en los santuarios de Isis, Istar y Astartés, lo que convertía su ofrenda en abominación doble por ser ofrenda inmunda y por haberse obtenido mediante actos condenados por La Palabra. Respecto a quién iba dirigido el mensaje, dice Lev 20:2 Dirás asimismo a los hijos de Israel:. Se infiere a todos los hijos de Israel. Condena tanto la conducta de los oficiales del templo como la de las muchachas y muchachos.

  • Cámbie la palabrita «Homosexual» por la original hebrea escrita allí que te dará otro sentido del mismo. Creo que es Hierodolos y esa te da otro sentido que va perfecto en el mismo contexto por la cual el libro de codigo de santidad le fue escrito. Esos códigos originalmente fueron para los levitas no para el pueblo. La palabrita Heriodolos es el contexto del sacerdocio.

Deja tu comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar