Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

1 de Samuel 27: David con los filisteos

1 de Samuel 27:1  Entonces David se dijo: Ahora bien, voy a perecer algún día por la mano de Saúl. Lo mejor para mí es huir a la tierra de los filisteos. Saúl se cansará, y no me buscará más en todo el territorio de Israel, y escaparé de su mano.

Han pasado dos años desde la fingida locura de David ante Aquis, el rey de Gat para salvar su vida (21.10). Regresa entonces como un forajido enemigo de Saúl y se le considera como alguien políticamente beneficioso a Aquis

1 de Samuel 27:2  Se levantó, pues, David y se pasó con los seiscientos hombres que estaban con él a Aquis, hijo de Maoc, rey de Gat.

1 de Samuel 27:3  Y moró David con Aquis en Gat, él y sus hombres, cada cual con los de su casa; David con sus dos mujeres Ahinoam jezreelita, y Abigail la de Carmel, viuda de Nabal.

Por segunda vez David buscó refugio de Saúl en el territorio filisteo (21.10-15). El que alguna vez fuera el gran conquistador de filisteos, ahora tenía permiso de vivir bajo la protección del rey Aquis de Gat. Antes, David había fingido ser demente delante de este rey. Era evidente de que Aquis había olvidado el incidente o lo pasó por alto a la luz de la actual situación de David. Sin duda, Aquis sabía de la separación entre Saúl y David y se sintió muy contento de proteger al traidor israelita. En respuesta, Aquis esperaba apoyo militar de David y de sus seiscientos hombres. David fortaleció aún más su posición con Aquis al hacerle creer que dirigía redadas sobre Israel y al fingir lealtad al gobernante filisteo.

1 de Samuel 27:4  Y le dieron la noticia a Saúl que David había huido a Gat, y no lo buscó más.

Finalmente Saúl dejó de perseguir a David. Su ejército no era lo bastante fuerte para invadir el territorio filisteo solo para buscar a un hombre. Además, la amenaza inminente del trono de Saúl desaparecía mientras David permaneciera fuera del país.

1 de Samuel 27:5  Y David dijo a Aquis: Si he hallado ahora gracia ante tus ojos, que me den un lugar en una de las aldeas en el campo para que habite allí; pues, ¿por qué ha de morar tu siervo contigo en la ciudad real?

Gat era una de las cinco ciudades capitales de Filistea y Aquis era uno de los cinco gobernantes. Quizás David pensó en dejar esta ciudad real para evitar posibles escaramuzas o ataques a su familia. Además, también pudo haber querido escapar a los escrutinios cerrados de los oficiales filisteos. Aquis permitió que David se trasladara a Siclag, donde vivió hasta la muerte de Saúl

1 de Samuel 27:6  Aquis le dio Siclag aquel día; por eso Siclag ha pertenecido a los reyes de Judá hasta hoy.

David solicita vivir en Siclag y se le concede, no sólo como residencia sino como posesión. Era algo así como un señor feudal sobre esta área de la frontera meridional de Filistea, entre Gaza y Beerseba.

1 de Samuel 27:7  El número de los días que David habitó en el territorio de los filisteos fue un año y cuatro meses.

1 de Samuel 27:8  Y subieron David y sus hombres e hicieron incursiones contra los gesuritas, los gezritas y los amalecitas; porque ellos eran los habitantes de la tierra desde tiempos antiguos, según se va a Shur, hasta la tierra de Egipto.

Estas incursiones tuvieron lugar en el área moderna de la Franja de Gaza. El desierto de Shur está al este del actual canal de Suez.

1 de Samuel 27:9  David atacaba el territorio, y no dejaba con vida hombre ni mujer, y se llevaba las ovejas, el ganado, los asnos, los camellos y la ropa. Entonces regresaba y venía a Aquis.

Es probable que David condujera estas redadas al estilo de guerrilla debido a que estas tres tribus se conocían por sus ataques sorpresivos y su trato cruel a la gente inocente. Estas tribus del desierto no solo eran un peligro para los filisteos, sino sobre todo para los israelitas, el pueblo al que algún día David gobernaría.

1 de Samuel 27:10  Y Aquis decía: ¿Dónde atacasteis hoy? Y David respondía: Contra el Neguev de Judá, contra el Neguev de Jerameel y contra el Neguev de los ceneos.

Judá . . . Jerameel . . . ceneos : Todos estaban de una manera u otra relacionados con David. Judá era su propia tribu. Estaba asegurando su respaldo cuando se convirtió en rey, mientras que al mismo tiempo convencía a Aquis de su lealtad.

1 de Samuel 27:11  David no dejaba con vida hombre ni mujer para traer a Gat, diciendo: No sea que nos descubran, diciendo: «Así ha hecho David, y así ha sido su costumbre todo el tiempo que ha morado en el territorio de los filisteos.»

1 de Samuel 27:12  Aquis confiaba en David diciendo: En verdad que se ha hecho odioso a su pueblo Israel y será mi servidor para siempre.

¿Actuaba mal David al informar falsamente sus actividades a Aquis? Sin duda David mentía, pero quizás sentía que su estrategia estaba justificada en un tiempo de guerra contra un enemigo pagano. David sabía que algún día sería rey de Israel. Los filisteos seguirían siendo sus enemigos, pero este era un excelente lugar para esconderse de Saúl. Cuando Aquis pidió a David que entrara en guerra contra Israel, David estuvo de acuerdo, fingiendo una vez más lealtad a los filisteos (28.1ss). Si habría peleado o no con el ejército de Saúl, no podemos saberlo, pero sí estamos seguros de que su máxima lealtad era hacia Dios y no hacia Aquis o Saúl.

David con los filisteos

David huye otra vez a refugiarse con Aquis, pero el tiempo había pasado y ahora los filisteos están convencidos de que David es enemigo de Saúl. Es lógico que David ahora lucharía contra su soberano y ayudaría a los filisteos. Además, David no llega solo como antes. Trae consigo por lo menos seiscientos hombres de guerra y sus familias. Con la excusa de no querer ser carga para Aquis, pide que se le dé una ciudad del campo (palabra usada para designar a veces un lugar tierra adentro; otras veces en medio del campo o en las orillas de una concentración de habitantes). Aquis le da Siclag.

El sitio de Siclag no ha sido identificado positivamente. Algunos lo han identificado con Tel esh shariah, unos 25 km. al sudeste de Gaza y más de 40 km. distante de Gat. Otros han dicho que sería Tel el Khutweilfel, unos 16 km. al norte de Beerseba. Actualmente siguen las excavaciones en Tel Halif aprox. en el mismo lugar donde se cree que Siclag existía. Con certeza se ubicaba en el extremo sur de Israel un poco al norte de Beerseba. De esta manera Aquis pensaba usar a David para proteger su flanco de ataque. Según el versículo 7 pasó un año y cuatro meses en Siclag. La expresión “un año” es lit. “días”, pero a base de Jueces 17:10 y 2 de Samuel 14:26, debe ser la expresión idiomática para decir un año.

Muchos comentaristas han criticado severamente a David por haberse ido con los filisteos. Es difícil a esta altura juzgar sus motivos o entender completamente sus razones. Es claro, sin embargo, que David salió beneficiado por esta experiencia. En primer lugar es razonable pensar que los filisteos introdujeron la tecnología férrea en la Palestina. Artefactos de hierro de este período (siglo XI) se encuentran en Israel pero armas de hierro se han encontrado solamente en los territorios controlados por los filisteos. Esto concuerda con 13:19. David se hubiera enterado de la fabricación de armas como resultado de su contacto con los filisteos. Además, es posible que siendo músico hubiera aprendido algo de las melodías y de los instrumentos de los filisteos. Las anotaciones que introducen los Salmos 8, 81, 84 mencionan la palabra Guitit, que según Kirkpatrick sería un adjetivo femenino derivado de gat y quizás se refiere a un instrumento de los geteos. Así también dice el Targum: “El arpa que David trajo de Gat, o una melodía de Gat como de la marcha getea”. Esta explicación es posible considerando el interés musical que tenía David.

Mientras David permanecía en Siclag muchos guerreros se juntaron a él según 1 de Crónicas 12. Parece que había un descontento con Saúl y con la situación en Israel de tal manera que estos querían poner a David por rey. Es interesante que aun de la tribu de Benjamín, la de Saúl, vinieron a él 23 líderes. Así que su ejército creció y se hizo un gran ejército. No faltaban amigos tampoco de entre los mismos filisteos. 2de Samuel 15:18 menciona a seiscientos de Gat que se aliaron con él. Fue un período muy importante en la consolidación de su poder.

David combate en el desierto

El texto nos informa que David y sus hombres se iban lejos de Siclag atacando a las tribus nómadas. Se identifican como de Gesur, gente quizás de Siria que no había sido conquistada en los días de Josué. Los de Gezer eran habitantes antiguos de esta tierra entre los cananeos. Los amalequitas eran los antiguos enemigos de Israel. Ellos fueron los primeros en resistirles cuando salieron de Egipto. Descendientes de Esaú, no fueron destruidos por Saúl cuando él tenía que haberlo hecho. Todos estos serían acérrimos enemigos de Israel. Así que David no sólo conseguía provisiones y comida para su ejército, sino que también derrotaba a sus enemigos.

Muy posiblemente estas tribus habrán sido aliadas con los filisteos y por lo tanto no se atrevían a divulgar al rey Aquis la verdad de sus actividades. Más bien le informaban que ellos habían merodeado en el Néguev (desierto) de Judá o Jerameel (de la tribu de Judá, o de los queneos que eran descendientes de Caleb). Todos estos lógicamente serían israelitas de la misma tribu que David. Nunca los hubiera podido atacar a ellos. Pero Aquis le creía y pensaba que David se había hecho hediondo a su propio pueblo, que aseguraba su permanencia y fidelidad a los filisteos.

Obviamente David practicaba el engaño y la mentira. Y siempre se pregunta si esto se puede justificar. La Biblia no aprueba tales cosas sino solamente las narra. Pero como dice Archer, la obligación de decir solamente la verdad no lleva en sí el compromiso de decir todo, especialmente si al hacerlo las vidas peligrarían. Tenemos que recordar que David vivía en tiempos de guerra y aunque había acordado un pacto de tregua con los filisteos todavía éstos eran enemigos de Israel. Reconocemos muchas fallas en David pero Dios lo escogió porque era varón conforme a su corazón. Realmente deseaba hacer la voluntad de Dios y se arrepentía de sus pecados cuando se lo señalaban. Vivía en tiempos muy peligrosos y difíciles bajo el Antiguo Pacto de la dispensación de la ley de Moisés. No tenía la luz del NT ni la orientación que ahora tenemos. Y como rey designado para Israel se conducía de manera más gubernamental que individual en su misión de traer la paz y la seguridad a Israel en el nombre de Dios.

Aquis, el rey filisteo

Su nombre es recordado por haber dado asilo a David mientras era perseguido por Saúl. David rechazó la posibilidad de radicarse en la ciudad real, una de las grandes ciudades filisteas llamada Gat por lo cual Aquis otorgó a David y su familia y al séquito que lo acompañaba, la ciudad de Siclag. David se comprometió a ayudarle en la guerra contra Saúl, pero tuvo que abstenerse por presión de los príncipes filisteos. Ya anteriormente David, haciéndose el loco y escribiendo «graffiti» en las puertas de la ciudad, había intentado asilarse en Gat pero el rey lo rechazó.

El pasaje ilustra las tácticas de guerra de los militares de aquel entonces. Aunque los medios contemporáneos son más tecnificados hoy, todavía prevalecen las mismas metas.

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar