Menú

Ester 2: Ester es proclamada reina

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Ester 2:1 Pasadas estas cosas, sosegada ya la ira del rey Asuero, se acordó de Vasti y de lo que ella había hecho, y de la sentencia contra ella.

“Se acordó de Vasti” puede significar que el rey comenzó a extrañar a su reina y lo que ella había hecho para él. Pero también recordó que, en su enojo, la había echado de su presencia con un decreto que no podía ser revocado.

Ester 2:2 Y dijeron los criados del rey, sus cortesanos: Busquen para el rey jóvenes vírgenes de buen parecer;

Ester 2:3 y ponga el rey personas en todas las provincias de su reino, que lleven a todas las jóvenes vírgenes de buen parecer a Susa, residencia real, a la casa de las mujeres, al cuidado de Hegai eunuco del rey, guarda de las mujeres, y que les den sus atavíos;

Los reyes persas coleccionaban no sólo grandes cantidades de joyas, sino también gran número de mujeres. Estas jóvenes vírgenes eran tomadas de sus casas y tenían que vivir en un edificio separado cerca del palacio llamado harem. Su único propósito era servir al rey y esperar su llamado para ofrecerle placer sexual. Muy rara vez veían al rey y sus vidas eran restringidas y aburridas. Si hubiese sido rechazada, Ester hubiera sido una más de las muchas jóvenes que el rey hubiera visto solo una vez y luego olvidado. Pero la presencia y la belleza de Ester complacieron tanto al rey que fue coronada reina en lugar de Vasti. La reina tenía una posición de mayor influencia que una concubina y se le daba más libertad y autoridad que a las otras mujeres del harem. Sin embargo aun como reina, Ester tenía muy pocos derechos. Especialmente por el hecho de haber sido elegida para reemplazar a una mujer que se había vuelto demasiado atrevida.

Ester 2:4 y la doncella que agrade a los ojos del rey, reine en lugar de Vasti. Esto agradó a los ojos del rey, y lo hizo así.

Ester 2:5 Había en Susa residencia real un varón judío cuyo nombre era Mardoqueo hijo de Jair, hijo de Simei, hijo de Cis, del linaje de Benjamín;

Mardoqueo era judío. Los judíos se habían multiplicado desde que habían sido cautivos aproximadamente cien años antes. Se les había dado gran libertad y se les había permitido tener sus propios negocios y lograr posiciones en el gobierno

Ester 2:6 el cual había sido transportado de Jerusalén con los cautivos que fueron llevados con Jeconías rey de Judá, a quien hizo transportar Nabucodonosor rey de Babilonia.(A)

Los cautivos : Aquellos judíos que fueron conducidos de Jerusalén a Babilonia en el 586 a.C.

La Biblia parece decir que Mardoqueo fue llevado al cautiverio desde Jerusalén por Nabucodonosor. Si esto se refiriese a Mardoqueo mismo, habría tenido más de cien años al momento de esta historia. Esta idea un tanto confusa se resuelve si entendemos que “el cual” no se refiere a Mardoqueo, sino a su bisabuelo, Cis.

Ester 2:7 Y había criado a Hadasa, es decir, Ester, hija de su tío, porque era huérfana; y la joven era de hermosa figura y de buen parecer. Cuando su padre y su madre murieron, Mardoqueo la adoptó como hija suya.

Hadasa : «Mirto»: Ester : «Estrella». Probablemente Mardoqueo le cambió el nombre cuando la adoptó.

Deja un Comentario. Tu opinión es muy valiosa para nosotros

Lionel Valentin

Evangelista, Periodista y Caricaturista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobra Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR