Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Levítico 18: Actos de inmoralidad prohibidos

Lev 18: 1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 18:2 Habla a los hijos de Israel, y diles: Yo soy Jehová vuestro Dios.

Lev 18:3 No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos.

No haréis como hacen en la tierra de Egipto , en la cual morasteis : El rescate del pueblo de la tierra de Egipto supuso no solamente sacarlo de allí, sino también la remoción de las prácticas idólatras y paganas del corazón del pueblo. Israel se convirtió en un pueblo dedicado al servicio de Dios, gracias a la acción liberadora del Señor. Ello representó un reto para cada uno de los integrantes de la comunidad judía. Ahora han sido hechos responsables ante Dios, su Salvador, quien los liberó de la esclavitud en Egipto. El pueblo debe decidirse a vivir en santidad, de acuerdo con las estipulaciones del pacto. En este capítulo se destaca la importancia de mantener relaciones sexuales apropiadas.

Los israelitas pasaron de una nación infestada de idolatría a otra. Como Dios los estaba ayudando a formar una nueva cultura, les advirtió que dejaran atrás todos los aspectos de su trasfondo pagano. También les advirtió cuán fácil era caer en la cultura pagana de Canaán, adonde se dirigían. La sociedad y las religiones de Canaán apelaban a los deseos mundanos, especialmente la inmoralidad sexual y la embriaguez. Los israelitas tenían que mantenerse puros y apartados para Dios. Dios no quería que su pueblo fuera absorbido por esta cultura y ambiente que los rodeaba. La sociedad puede presionarnos para que nos amoldemos a su estilo de vida y de pensamiento, pero el ceder ante tal presión nos:

(1) crearía confusión al no saber hacia qué lado inclinarnos y

(2) eliminaría nuestra efectividad en servir a Dios. Siga a Dios, y no deje que la cultura que lo rodea moldee sus pensamientos y actos.

Lev 18:4 Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios.

Lev 18:5 Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá(A) en ellos. Yo Jehová.

Lev 18:6 Ningún varón se llegue a parienta próxima alguna, para descubrir su desnudez. Yo Jehová.

Para descubrir su desnudez : Se refiere a las relaciones sexuales.

Lev 18:7 La desnudez de tu padre, o la desnudez de tu madre, no descubrirás; tu madre es, no descubrirás su desnudez.

Lev 18:8 La desnudez de la mujer de tu padre no descubrirás; es la desnudez de tu padre.(B)

Lev 18:9 La desnudez de tu hermana, hija de tu padre o hija de tu madre, nacida en casa o nacida fuera, su desnudez no descubrirás.(C)

Lev 18:10 La desnudez de la hija de tu hijo, o de la hija de tu hija, su desnudez no descubrirás, porque es la desnudez tuya.

Lev 18:11 La desnudez de la hija de la mujer de tu padre, engendrada de tu padre, tu hermana es; su desnudez no descubrirás.

Lev 18:12 La desnudez de la hermana de tu padre no descubrirás; es parienta de tu padre.

Lev 18:13 La desnudez de la hermana de tu madre no descubrirás, porque parienta de tu madre es.

Lev 18:14 La desnudez del hermano de tu padre no descubrirás; no llegarás a su mujer; es mujer del hermano de tu padre.(D)

Lev 18:15 La desnudez de tu nuera no descubrirás; mujer es de tu hijo, no descubrirás su desnudez.(E)

Lev 18:16 La desnudez de la mujer de tu hermano no descubrirás; es la desnudez de tu hermano.(F)

Lev 18:17 La desnudez de la mujer y de su hija no descubrirás; no tomarás la hija de su hijo, ni la hija de su hija, para descubrir su desnudez; son parientas, es maldad.(G)

Lev 18:18 No tomarás mujer juntamente con su hermana, para hacerla su rival, descubriendo su desnudez delante de ella en su vida.

El casamiento entre parientes estaba prohibido por Dios por razones físicas, sociales y morales. Los niños que nacen de parientes cercanos pueden experimentar serios problemas de salud. Sin estas leyes específicas, la promiscuidad sexual hubiera sido muy común, primero en las familias, después afuera. Las relaciones sexuales impropias destruyen la vida de la familia.

Lev 18:19 Y no llegarás a la mujer para descubrir su desnudez mientras esté en su impureza menstrual.(H)

Lev 18:20 Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo, contaminándote con ella.(I)

Lev 18:21 Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios.(J) Yo Jehová.

Lev 18:22 No te echarás con varón como con mujer; es abominación.(K)

No te echarás con varón : Todas las relaciones homosexuales estaban estrictamente prohibidas

Lev 18:23 Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión.(L)

Lev 18:24 En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros,

Lev 18:25 y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores.

Lev 18:26 Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis ordenanzas, y no hagáis ninguna de estas abominaciones, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros

Lev 18:27 (porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada);

Aquí se hace una lista de algunas abominaciones, o acciones malas:

(1) las relaciones sexuales entre parientes cercanos,

(2) cometer adulterio,

(3) ofrecer a los hijos como sacrificio a los ídolos,

(4) tener relaciones homosexuales,

(5) tener relaciones sexuales con animales.

Estas prácticas eran comunes en las religiones y culturas paganas y es fácil ver por qué Dios trató severamente a aquellos que comenzaron a seguirlas. Tales prácticas conducen a enfermedad, deformación y muerte. Destruyen la vida de la familia y de la sociedad y revelan una baja estima de los valores de uno y de los demás. Hoy día, la sociedad toma algunas de estas prácticas muy a la ligera, tratando incluso de hacerlas aceptables. Pero siguen siendo pecado ante los ojos de Dios. Si usted las considera aceptables, no las está juzgando por las normas de Dios.

Lev 18:28 no sea que la tierra os vomite por haberla contaminado, como vomitó a la nación que la habitó antes de vosotros.

Lev 18:29 Porque cualquiera que hiciere alguna de todas estas abominaciones, las personas que las hicieren serán cortadas de entre su pueblo.

Lev 18:30 Guardad, pues, mi ordenanza, no haciendo las costumbres abominables que practicaron antes de vosotros, y no os contaminéis en ellas. Yo Jehová vuestro Dios.

Varias leyes y prohibiciones para mantener la santidad

El capítulo 17 trata de algunos principios sobre el sacrificio y la prohibición de comer sangre. El capítulo 18 sigue con algunos principios de las acciones morales. Para el cristiano, la diferencia no es que las leyes morales tienen valor y las del sacrificio no lo tienen, como algunos creen. El valor de las leyes de sacrificio tiene su cumplimiento en Cristo, nuestro sacrificio final, mientras que las leyes morales tienen valor para la vida. No debemos tratar de dividir las leyes entre rituales y morales.

Los capítulos 18-20 son leyes que tratan de los principios de la moralidad. Comienza con leyes que tienen que ver con la familia. Es significativo, porque la familia es la base de la sociedad.

Algunos principios morales. No haréis… es una advertencia para evitar las costumbres de los paganos. Dice que no deben ponerse en posición de ser tentados a ofrecer a los demonios. El capítulo 18 enfatiza que deben dejar atrás todas las prácticas del paganismo, sea de Egipto o de Canaán: No seguiréis sus costumbres. Todas las leyes enfatizan que ellos son diferentes de sus vecinos. Jehová es su único Dios. La religión de Israel no es una extensión o una copia de las religiones de los pueblos a su alrededor. Los que dicen que los israelitas solamente aceptaron y adaptaron las ideas paganas en sus rituales ignoran estos versículos. Este principio en Levítico es el que Pablo enseña en: ¡Salid de en medio de ellos y apartaos !… No toquéis lo impuro… Para Pablo, lo impuro eran las cosas y costumbres del mundo pagano. El cristiano debe ser diferente.

El capítulo desarrolla leyes sobre la vida moral. Las leyes se pueden dividir en cinco grupos.

Leyes sobre las relaciones sexuales. La frase “descubrir la desnudez” aparece en todos estos versículos y se refiere a actos sexuales. Son prohibiciones de relaciones sexuales dentro de la familia: con parientes cercanos, con padre o madre, con madrastra, con hija de su madre o padre con otra persona, con nieta, con su tío o tía, con la nuera, con su cuñada. La frase, su desnudez es tu propia desnudez indica relación familiar. Es la idea de la frase: sangre de su sangre. Entonces, las leyes tratan con relaciones incestuosas. Un principio importante en el pasaje es que respeten a todos los miembros de su familia. La relación familiar es sagrada.

El segundo grupo de leyes morales tiene que ver con relaciones con su mujer. Dice que un hombre no debe tomar (casarse con) dos hermanas. Tal situación produce problemas en la familia, recuerde la situación con Jacob).

Prohíbe relaciones sexuales con la mujer de su prójimo. Hay que guardar una relación de honra entre la comunidad.

Moloc era el dios pagano del fuego. Los cananeos echaron sus hijos en el fuego, sacrificándolos a Moloc. Era una práctica común en el mundo pagano. Israel no debe ser tentado por las costumbres de sus vecinos. (Acaz, el rey rebelde de Judá, pasó a su hijo por el fuego de Moloc.

Incluyen dos leyes sobre el mal uso del sexo: homosexualidad y relaciones con animales. Pablo condena los dos. Tales relaciones no son naturales y no tienen lugar en la comunidad del pueblo de Dios.

El capítulo termina con algunas advertencias sobre las violaciones incluidas en los versículos anteriores. “La tierra vomitó a sus habitantes”, es decir que estas costumbres inmorales de los paganos trajeron la ira de Jehová. Por tales prácticas Dios les echó de la tierra. Israel puede experimentar la misma condenación si practica las abominaciones de sus vecinos. Jehová es su único Dios.

Ellos son diferentes y su vida debe demostrar la diferencia. Si no, Dios va a excluirles de en medio de su pueblo. No hay razón de ser si es otra nación pagana. El motivo para cumplir es reconocer que Yo, Jehová, vuestro Dios. Esta es una lección para el cristiano. Pablo demanda que la iglesia en Corinto trate con este problema porque es una abominación para la iglesia de Cristo.

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar