Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Levítico 22: Santidad de las ofrendas

Lev 22:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 22:2 Di a Aarón y a sus hijos que se abstengan de las cosas santas que los hijos de Israel me han dedicado, y no profanen mi santo nombre. Yo Jehová.

Que se abstengan : Dios se dirigió directamente a los sacerdotes y los instruyó advirtiéndoles que debían preservar su propia santidad. La historia de Nadab y Abiú recordó a los sacerdotes lo sagrado de su misión, y el cuidado con que debían preservar su santidad individual ante Dios.

Lev 22:3 Diles: Todo varón de toda vuestra descendencia en vuestras generaciones, que se acercare a las cosas sagradas que los hijos de Israel consagran a Jehová, teniendo inmundicia sobre sí, será cortado de mi presencia. Yo Jehová.

Lev 22:4 Cualquier varón de la descendencia de Aarón que fuere leproso, o padeciere flujo, no comerá de las cosas sagradas hasta que esté limpio. El que tocare cualquiera cosa de cadáveres, o el varón que hubiere tenido derramamiento de semen,

Lev 22:5 o el varón que hubiere tocado cualquier reptil por el cual será inmundo, u hombre por el cual venga a ser inmundo, conforme a cualquiera inmundicia suya;

Lev 22:6 la persona que lo tocare será inmunda hasta la noche, y no comerá de las cosas sagradas antes que haya lavado su cuerpo con agua.

Lev 22:7 Cuando el sol se pusiere, será limpio; y después podrá comer las cosas sagradas, porque su alimento es.

Lev 22:8 Mortecino ni despedazado por fiera no comerá, contaminándose en ello. Yo Jehová.

Lev 22:9 Guarden, pues, mi ordenanza, para que no lleven pecado por ello, no sea que así mueran cuando la profanen. Yo Jehová que los santifico.

¿Por qué existían tantas directivas específicas para los sacerdotes? Es posible que los israelitas hayan estado bastante familiarizados con los sacerdotes egipcios. A los sacerdotes egipcios les interesaba mayormente la política. Veían la religión como un medio para obtener poder. Por eso los israelitas quizás hayan sospechado del establecimiento de una nueva orden sacerdotal. Pero Dios quería que sus sacerdotes lo sirvieran a El y al pueblo. Sus deberes eran religiosos: ayudar al pueblo a acercarse a Dios y adorarle. No podían usar su posición para obtener poder porque no les era permitido poseer tierra ni aceptar dinero de nadie. Todas estas directivas daban confianza al pueblo y ayudaban a los sacerdotes a cumplir su propósito.

Lev 22:10 Ningún extraño comerá cosa sagrada; el huésped del sacerdote, y el jornalero, no comerán cosa sagrada.

Lev 22:11 Mas cuando el sacerdote comprare algún esclavo por dinero, éste podrá comer de ella, así como también el nacido en su casa podrá comer de su alimento.

Lev 22:12 La hija del sacerdote, si se casare con varón extraño, no comerá de la ofrenda de las cosas sagradas.

Lev 22:13 Pero si la hija del sacerdote fuere viuda o repudiada, y no tuviere prole y se hubiere vuelto a la casa de su padre, como en su juventud, podrá comer del alimento de su padre; pero ningún extraño coma de él.

Lev 22:14 Y el que por yerro comiere cosa sagrada, añadirá a ella una quinta parte, y la dará al sacerdote con la cosa sagrada.

Lev 22:15 No profanarán, pues, las cosas santas de los hijos de Israel, las cuales apartan para Jehová;

Lev 22:16 pues les harían llevar la iniquidad del pecado, comiendo las cosas santas de ellos; porque yo Jehová soy el que los santifico.

Lev 22:17 También habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 22:18 Habla a Aarón y a sus hijos, y a todos los hijos de Israel, y diles: Cualquier varón de la casa de Israel, o de los extranjeros en Israel, que ofreciere su ofrenda en pago de sus votos, o como ofrendas voluntarias ofrecidas en holocausto a Jehová,

Lev 22:19 para que sea aceptado, ofreceréis macho sin defecto de entre el ganado vacuno, de entre los corderos, o de entre las cabras.

Lev 22:20 Ninguna cosa en que haya defecto ofreceréis, porque no será acepto por vosotros.(A)

Lev 22:21 Asimismo, cuando alguno ofreciere sacrificio en ofrenda de paz a Jehová para cumplir un voto, o como ofrenda voluntaria, sea de vacas o de ovejas, para que sea aceptado será sin defecto.

Lev 22:22 Ciego, perniquebrado, mutilado, verrugoso, sarnoso o roñoso, no ofreceréis éstos a Jehová, ni de ellos pondréis ofrenda encendida sobre el altar de Jehová.

Lev 22:23 Buey o carnero que tenga de más o de menos, podrás ofrecer por ofrenda voluntaria; pero en pago de voto no será acepto.

Lev 22:24 No ofreceréis a Jehová animal con testículos heridos o magullados, rasgados o cortados, ni en vuestra tierra lo ofreceréis.

Lev 22:25 Ni de mano de extranjeros tomarás estos animales para ofrecerlos como el pan de vuestro Dios, porque su corrupción está en ellos; hay en ellos defecto, no se os aceptarán.

Los animales con defectos no eran aceptables como sacrificios, porque no representaban la naturaleza santa de Dios. Además, el animal tenía que ser sin mancha para poder prefigurar la vida perfecta y sin pecado de Jesucristo. Cuando damos a Dios nuestro mejor tiempo, talento y tesoro y no lo que está empañado o es común, mostramos el verdadero significado de la adoración y testificamos del valor supremo de Dios.

Lev 22:26 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 22:27 El becerro o el cordero o la cabra, cuando naciere, siete días estará mamando de su madre; mas desde el octavo día en adelante será acepto para ofrenda de sacrificio encendido a Jehová.

Lev 22:28 Y sea vaca u oveja, no degollaréis en un mismo día a ella y a su hijo.

Lev 22:29 Y cuando ofreciereis sacrificio de acción de gracias a Jehová, lo sacrificaréis de manera que sea aceptable.

Lev 22:30 En el mismo día se comerá; no dejaréis de él para otro día. Yo Jehová.

Lev 22:31 Guardad, pues, mis mandamientos, y cumplidlos. Yo Jehová.

Lev 22:32 Y no profanéis mi santo nombre, para que yo sea santificado en medio de los hijos de Israel. Yo Jehová que os santifico,

Lev 22:33 que os saqué de la tierra de Egipto, para ser vuestro Dios. Yo Jehová.

Advertencias sobre las ofrendas.

Después de las reglas del sacerdote y del sumo sacerdote, aparecen reglas sobre las condiciones para participar en la comida para el sacerdote. Fuese cual fuese su impureza, no se puede acercar a las cosas santas. Algunas impurezas indican el proceso de purificarse para participar otra vez.
Explican la comida del sacerdote y su familia. Había una parte del sacrificio y los diezmos que pertenecía al sacerdote y su familia. Pero es importante entender quién es un miembro de la familia del sacerdote. Así, tiene la explicación. Enfatiza que no incluye ningún extraño.

Los animales para los sacrificios. La sección termina con una discusión larga de los animales para el sacrificio.Así como un defecto físico prohibió funcionar al sacerdote, también era necesario que no trajeran animales con defectos físicos para sacrificar. Por supuesto, este llegó a ser muy legalista en el tiempo de Cristo, pero la idea es que debe presentar a Dios lo mejor de su rebaño. Los defectos mencionados parecen ser los del sacerdote. También alista la edad mínima para un animal. Dice que debe comer la porción designada en el mismo día.

El resumen vuelve al tema principal de la santidad de Dios y la necesidad de no profanar su nombre. El les sacó de Egipto con un propósito y no pueden cumplir con el mismo si no aceptan ser diferentes: ser santos.

    Páginas: 1 2

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar