Logo

Los tres ancianos

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Una mujer salió de su casa y vio a tres ancianos con largas barbas blancas sentados al frente de su casa.

— Creo que no los conozco pero deben de estar hambrientos. Por favor entren y tengan algo de comer.

— ¿Está el hombre de la casa dentro preguntaron?

— No, él esta fuera.

— Entonces no podemos entrar.

Al anochecer cuando su esposo llegó a casa, le contó lo que había ocurrido.

— Ve a decirles que estoy en casa e invítalos a entrar.

La mujer salió e invitó a los hombre a entrar.

— Nosotros no entramos a la casa juntos.

–¿Por qué?

Uno de los ancianos explicó:

— Su nombre es Riqueza, –dijo señalando a uno de sus amigos, y luego dijo señalando al otro–, él es Éxito y yo soy Amor. Ahora entra a tu casa y conversa con tu esposo sobre cuál de nosotros quiere en su casa.
La mujer fue y le contó a su esposo lo que le había dicho. Su esposo estaba encantado.

— ¡Que bonito!,– dijo. Ya que éste es el caso invitemos a la Riqueza, déjalo entrar y que llene nuestra casa de Riqueza.

— Querido ¿por qué no invitamos a Éxito?

Su nuera estaba escuchando desde el otro lado de la casa. Saltó con su propia sugerencia:

— ¿No sería mejor invitar a Amor? Nuestra casa se llenaría de Amor.

— Escuchemos el consejo de nuestra nuera. Ve e invita a Amor para que sea nuestro invitado.

La mujer salió y le preguntó a los tres ancianos:

¿Quién de ustedes es Amor? Por favor entre y sea nuestro invitado.

Amor se levantó y empezó a caminar hacia la casa. Los otros dos se pararon y lo siguieron. Sorprendida, la señora le preguntó a Riqueza y a Éxito:

— Sólo invité a Amor, ¿por qué vienen ustedes?.

Los ancianos replicaron juntos:

— Si hubieras invitado a la Riqueza o al Éxito, los otros dos nos hubiéramos quedado afuera, pero como invitaste al

Amor, entraremos juntos, pues dondequiera que él vaya, nosotros le acompañamos. Donde quiera que haya Amor, también habrá Éxito y con él La Riqueza.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR