Menú

Esdras 6: Restauración de Jerusalén

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Esdras 6:15 Esta casa fue terminada el tercer día del mes de Adar, que era el sexto año del reinado del rey Darío.[k]

El tercer día del mes de Adar . . . el sexto año del reinado del rey Darío : Debe haber sido febrero-marzo del 515 a.C. Esto ocurrió unos 72 años después de la destrucción del templo de Salomón.

El templo se terminó en 516 a.C.

Esdras 6:16 Los hijos de Israel, los sacerdotes, los levitas y los demás que habían regresado de la cautividad, hicieron la dedicación de esta casa de Dios con gozo.[l]

Las fiestas y la celebración se realizaron durante la dedicación del gran templo. Esta celebración fue similar a la de Salomón cuando dedicó el templo en 1Ki_8:63, aunque Salomón ofreció doscientas veces más en vacas y ovejas. El libro de Moisés era probablemente Levítico. Los sacerdotes y los levitas estaban organizados en grupos para poder hacer «el servicio de Dios… conforme a lo escrito en el libro de Moisés». Hay un tiempo para celebrar, pero también hay un tiempo para trabajar. Las dos actividades son adecuadas y necesarias cuando adoramos a Dios y ambas le son agradables.

Esdras 6:17 Ofrecieron para la dedicación de esta casa de Dios cien becerros, doscientos carneros y cuatrocientos corderos; y como expiación por todo Israel, doce machos cabríos, conforme al número de las tribus de Israel.[m]

Este mismo templo se mantenía en pie en tiempos de Jesús. Había sido agrandado y mejorado por Herodes el Grande. Los romanos lo destruyeron en el 70 d.C.

Esdras 6:18 Luego organizaron a los sacerdotes en sus turnos y a los levitas en sus clases, para el servicio de Dios en Jerusalén, conforme a lo escrito en el libro de Moisés.

Esdras 6:19 Los que regresaron de la cautividad celebraron la Pascua[n] a los catorce días del primer mes.[ñ]

La Pascua era una celebración anual que conmemoraba la liberación de Israel de Egipto. Después que una serie de plagas fracasaron en convencer a Faraón de libertar a los israelitas, Dios dijo que mandaría al ángel de destrucción para matar al primogénito en cada familia. Pero el ángel pasaría por sobre cada hogar que tuviera la sangre de un tipo específico de cordero en los postes y dinteles de la puerta. Véase Exodo 12:1-30 para la historia de este acontecimiento y el establecimiento de la celebración de la Pascua.

Esdras 6:20 Sacerdotes y levitas se habían purificado como un solo hombre y todos estaban limpios. Así que sacrificaron la Pascua por todos los hijos de la cautividad, por sus hermanos los sacerdotes y por sí mismos.

Esdras 6:21 Comieron los hijos de Israel que habían regresado del cautiverio con todos aquellos que se habían apartado[o] de las inmundicias de las gentes de la tierra para buscar a Jehová, Dios de Israel.

Esdras 6:22 Durante siete días celebraron con regocijo la fiesta solemne de los Panes sin levadura, por cuanto Jehová los había alegrado, y había dispuesto el corazón del rey de Asiria[p] favorablemente hacia ellos, a fin de fortalecer sus manos en la obra de la casa de Dios, del Dios de Israel.

El rey de Asiria : Algo difícil de comprender, porque el favor lo había recibido el pueblo israelita del rey de Persia. Quizás el término «de Asiria» se utilizaba para designar a cualquier gobernante extranjero.

Hay muchas maneras de orar pidiendo la ayuda de Dios. ¿Ha considerado usted alguna vez que Dios podría cambiar la actitud de una persona o de un grupo de personas? Dios es infinitamente poderoso, su sabiduría y discernimiento trascienden las leyes de la naturaleza humana. El cambio de actitud en usted es siempre el primer paso, pero recuerde que El puede cambiar la actitud de otros.

Deja un Comentario. Tu opinión es muy valiosa para nosotros

Lionel Valentin

Evangelista, Periodista y Caricaturista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobra Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR