Logo

1 de Samuel 29: Los filisteos rechazan a David

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

1 de Samuel 29:1  Reunieron los filisteos todos sus ejércitos en Afec, mientras los israelitas acamparon junto a la fuente que está en Jezreel.

Afec es el lugar donde los filisteos habían derrotado a Israel y capturado el arca cerca de 90 años antes

1 de Samuel 29:2  Y los príncipes de los filisteos iban avanzando por cientos y por miles, y David y sus hombres marchaban en la retaguardia con Aquis.

Los príncipes de los filisteos eran los líderes de sus cinco principales ciudades.

1 de Samuel 29:3  Entonces los jefes de los filisteos dijeron: ¿Qué hacen aquí estos hebreos? Y Aquis dijo a los jefes de los filisteos: ¿No es éste David, el siervo de Saúl, rey de Israel, que ha estado conmigo estos días, o más bien estos años, y no he hallado falta en él desde el día en que se pasó a mí hasta hoy?

1 de Samuel 29:4  Pero los jefes de los filisteos se enojaron contra él, y le dijeron: Haz volver a ese hombre y que se vuelva al lugar que le asignaste, y no le permitas que descienda a la batalla con nosotros, no sea que en la batalla se convierta en nuestro adversario. Pues, ¿con qué podría hacerse él aceptable a su Señor? ¿No sería con las cabezas de estos hombres?

Volvería mejor a la gracia de su Señor : Se temía que, en medio del fragor de la batalla, David desertara y arrancara las cabezas a los filisteos para congraciarse con «su Señor» Saúl.  Los otros príncipes filisteos sabían que David fue aquel que, cuando joven, mató a su campeón Goliat, mató cientos de soldados filisteos y era el héroe de las canciones de victoria de los israelitas. Temían de que, en el calor de la batalla, David se volvería en su contra. A pesar de que al principio David se molestó, Dios usó la sospecha de los príncipes para evitar que tuviera que pelear contra Saúl y sus compatriotas.

1 de Samuel 29:5  ¿No es éste David, de quien cantaban en las danzas, diciendo: «Saúl mató a sus miles, y David a sus diez miles»?

1 de Samuel 29:6  Aquis llamó a David y le dijo: Vive el Señor que tú has sido recto; tu salir y tu entrar en el ejército conmigo son agradables a mis ojos, pues no he hallado mal en ti desde el día en que te pasaste a mí hasta hoy. Sin embargo, no eres agradable a los ojos de los príncipes.

1 de Samuel 29:7  Ahora pues, vuelve y vete en paz, para que no desagrades a los príncipes de los filisteos.

1 de Samuel 29:8  Y David dijo a Aquis: Pero, ¿qué he hecho? ¿Y qué has hallado en tu siervo desde el día en que estuve delante de ti hasta hoy, para que yo no vaya y pelee contra los enemigos de mi Señor el rey?

1 de Samuel 29:9  Respondió Aquis y dijo a David: Yo sé que eres grato a mis ojos como un ángel de Dios; sin embargo, los jefes de los filisteos han dicho: «No debe subir con nosotros a la batalla.»

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR