Logo

2 de Crónicas 28: El reinado de Acaz y su perversidad

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

2 de Crónicas 28:13  y les dijeron: No traigáis aquí a los cautivos; porque os proponéis traer sobre nosotros culpa contra el  Señor, añadiendo a nuestros pecados y a nuestra culpa; porque nuestra culpa es grande y el furor de su ira está contra Israel.

2 de Crónicas 28:14  Entonces los hombres armados dejaron los cautivos y el botín delante de los oficiales y de toda la asamblea.

2 de Crónicas 28:15  Y se levantaron los hombres que habían sido designados por nombre y tomaron a los cautivos, y del botín vistieron a todos los desnudos y les dieron vestidos y sandalias; les dieron de comer y de beber y los ungieron, y condujeron en asnos a todos los débiles y los llevaron a Jericó, ciudad de las palmeras, junto a sus hermanos; entonces volvieron a Samaria.

2 de Crónicas 28:16  En aquel tiempo el rey Acaz envió a pedir ayuda a los reyes de Asiria.

2 de Crónicas 28:17  Porque los edomitas habían venido de nuevo y atacado a Judá y se habían llevado algunos cautivos.

2 de Crónicas 28:18  También los filisteos habían invadido las ciudades de las tierras bajas y del Neguev de Judá, y habían tomado Bet-semes, Ajalón, Gederot y Soco con sus aldeas, Timna con sus aldeas, y Gimzo con sus aldeas; y se establecieron allí.

2 de Crónicas 28:19  Porque el  Señor humilló a Judá a causa de Acaz, rey de Israel, pues él había permitido el desenfreno en Judá, y fue muy infiel al  Señor.

2 de Crónicas 28:20  Y vino contra él Tilgat-pilneser, rey de Asiria, y lo afligió en vez de fortalecerlo.

2 de Crónicas 28:21  Pues Acaz había tomado una porción del tesoro de la casa del  Señor, del palacio del rey y de los príncipes, y la había dado al rey de Asiria; pero no le sirvió de nada.

2 de Crónicas 28:22  Y en el tiempo de su angustia este rey Acaz fue aún más infiel al  Señor;

Las dificultades y las luchas pueden devastar a las personas, o pueden estimular el crecimiento y la madurez. Para el rey Acaz, las grandes pruebas lo llevaron a un colapso espiritual. No necesitamos reaccionar como Acaz. Cuando nos enfrentemos a problemas o a una tragedia, debemos recordar que los tiempos difíciles nos dan la oportunidad de crecer. Cuando enfrente pruebas, no se aparte de Dios; vuélvase a El. Contemple esos momentos como oportunidad para clamar a Dios por socorro.

2 de Crónicas 28:23  sacrificaba a los dioses de Damasco que lo habían derrotado, y decía: Por cuanto los dioses de los reyes de Aram los ayudaron, sacrificaré a ellos para que me ayuden. Pero ellos fueron su ruina y la de todo Israel.

2 de Crónicas 28:24  Además, cuando Acaz recogió los utensilios de la casa de Dios, hizo pedazos los utensilios de la casa de Dios; cerró las puertas de la casa del  Señor e hizo para sí altares en cada rincón de Jerusalén.

2 de Crónicas 28:25  Y en cada ciudad de Judá hizo lugares altos para quemar incienso a otros dioses, y provocó a ira al  Señor, Dios de sus padres.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR