Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Exodo 38: El atrio del tabernáculo

Éxodo 38:1 Igualmente hizo de madera de acacia el altar del holocausto; su longitud de cinco codos, y su anchura de otros cinco codos, cuadrado, y de tres codos de altura.

Éxodo 38:2 E hizo sus cuernos a sus cuatro esquinas, los cuales eran de la misma pieza, y lo cubrió de bronce.

Éxodo 38:3 Hizo asimismo todos los utensilios del altar; calderos, tenazas, tazones, garfios y palas; todos sus utensilios los hizo de bronce.

Éxodo 38:4 E hizo para el altar un enrejado de bronce de obra de rejilla, que puso por debajo de su cerco hasta la mitad del altar.

Éxodo 38:5 También fundió cuatro anillos a los cuatro extremos del enrejado de bronce, para meter las varas.

Éxodo 38:6 E hizo las varas de madera de acacia, y las cubrió de bronce.

Éxodo 38:7 Y metió las varas por los anillos a los lados del altar, para llevarlo con ellas; hueco lo hizo, de tablas.

Éxodo 38:8 También hizo la fuente de bronce y su base de bronce,(A) de los espejos de las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión.

Éxodo 38:9 Hizo asimismo el atrio; del lado sur, al mediodía, las cortinas del atrio eran de cien codos, de lino torcido.

Éxodo 38:10 Sus columnas eran veinte, con sus veinte basas de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.

Éxodo 38:11 Y del lado norte cortinas de cien codos; sus columnas, veinte, con sus veinte basas de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.

Éxodo 38:12 Del lado del occidente, cortinas de cincuenta codos; sus columnas diez, y sus diez basas; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.

Éxodo 38:13 Del lado oriental, al este, cortinas de cincuenta codos;

Éxodo 38:14 a un lado cortinas de quince codos, sus tres columnas y sus tres basas;

Éxodo 38:15 al otro lado, de uno y otro lado de la puerta del atrio, cortinas de quince codos, con sus tres columnas y sus tres basas.

Éxodo 38:16 Todas las cortinas del atrio alrededor eran de lino torcido.

Éxodo 38:17 Las basas de las columnas eran de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata; asimismo las cubiertas de las cabezas de ellas, de plata; y todas las columnas del atrio tenían molduras de plata.

Éxodo 38:18 La cortina de la entrada del atrio era de obra de recamador, de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; era de veinte codos de longitud, y su anchura, o sea su altura, era de cinco codos, lo mismo que las cortinas del atrio.

Éxodo 38:19 Sus columnas eran cuatro, con sus cuatro basas de bronce y sus capiteles de plata; y las cubiertas de los capiteles de ellas, y sus molduras, de plata.

Éxodo 38:20 Todas las estacas del tabernáculo y del atrio alrededor eran de bronce.

Dirección de la obra

Éxodo 38:21 Estas son las cuentas del tabernáculo, del tabernáculo del testimonio, las que se hicieron por orden de Moisés por obra de los levitas bajo la dirección de Itamar hijo del sacerdote Aarón.

En el edificio del tabernáculo, Moisés estableció los pasos, pero Itamar supervisó el proyecto. Todos tenemos diferentes talentos y habilidades. Dios no le pidió a Moisés que construyera el tabernáculo, sino que motivara a los expertos para que lo hicieran. Busque las áreas en las que Dios lo ha dotado de un talento especial y las oportunidades que le permitan a Dios usar sus dones.

Éxodo 38:22 Y Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá, hizo todas las cosas que Jehová mandó a Moisés.

Éxodo 38:23 Y con él estaba Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan, artífice, diseñador y recamador en azul, púrpura, carmesí y lino fino.

Metales usados en el santuario

Éxodo 38:24 Todo el oro empleado en la obra, en toda la obra del santuario, el cual fue oro de la ofrenda, fue veintinueve talentos y setecientos treinta siclos, según el siclo del santuario.

Éxodo 38:25 Y la plata de los empadronados de la congregación fue cien talentos y mil setecientos setenta y cinco siclos, según el siclo del santuario;

Éxodo 38:26 medio siclo(B) por cabeza, según el siclo del santuario; a todos los que pasaron por el censo, de edad de veinte años arriba, que fueron seiscientos tres mil quinientos cincuenta.(C)

Éxodo 38:27 Hubo además cien talentos de plata para fundir las basas del santuario y las basas del velo; en cien basas, cien talentos, a talento por basa.

Éxodo 38:28 Y de los mil setecientos setenta y cinco siclos hizo los capiteles de las columnas, y cubrió los capiteles de ellas, y las ciñó.

Éxodo 38:29 El bronce ofrendado fue setenta talentos y dos mil cuatrocientos siclos,

Éxodo 38:30 del cual fueron hechas las basas de la puerta del tabernáculo de reunión, y el altar de bronce y su enrejado de bronce, y todos los utensilios del altar,

Éxodo 38:31 las basas del atrio alrededor, las basas de la puerta del atrio, y todas las estacas del tabernáculo y todas las estacas del atrio alrededor.

El mobiliario del Tabernáculo

El arca del pacto el arca era el mueble más sagrado del tabernáculo. Aquí guardaban los hebreos una copia de los diez mandamientos que resumía todo el contenido del pacto.

Lavatorio de bronce los sacerdotes venían aquí a lavarse. Debían entrar puros a la presencia de Dios.

El altar del holocausto los sacrificios de animales se ofrecían en este altar localizado en el atrio frente al tabernáculo. La sangre del sacrificio se rociaba sobre los cuatro cuernos del altar.

El candelabro de oro el candelabro de oro estaba en el lugar santo, frente a la mesa del pan. Sostenía siete lámparas con bombillas que contenían mechas, uno de cuyos extremos se hundía en aceite y el otro se mantenía encendido.

La mesa del pan la mesa del pan era un lugar donde se colocaban ofrendas. Siempre, ante la presencia de dios, había sobre la mesa 12 panes que simbolizaban a las doce tribus.

El altar del incienso el altar del incienso dentro del tabernáculo era mucho más pequeño que el del holocausto, situado afuera. El incienso que se quemaba sobre el altar despedía un aromático perfume.

El conjunto de los materiales utilizados en la construcción del tabernáculo se destaca por su opulencia y la generosidad del pueblo en sus ofrendas.

El altar del holocausto. El altar del holocausto estaba hecho de madera de acacia recubierta de bronce. Medía 5 codos de largo, de 5 codos de ancho y de 3 codos de alto (v. 1; = 2.25 m. x 2.25 m. x 1.35 m. aprox.). El altar era hueco, hecho de tablas y tenía aros de bronce con las varas recubiertas de bronce para transportarlo; también, la rejilla era de bronce. Posiblemente se llenaba el hueco con tierra para proteger la madera del calor del fuego y para conformarse a la ley antigua del altar. Se consideraba que los cuernos eran sagrados y alguien podía, asiéndose de ellos, obtener refugio de los que le buscaban la vida. No se sabe el significado ni el origen de la creencia; posiblemente se trataba de la santidad atribuida a los cuatro rincones de un objeto.

La fuente de bronce. Entre el tabernáculo de reunión y el altar de holocausto colocaban una fuente de bronce. Antes de acercarse al altar para servir o para entrar en el tabernáculo los sacerdotes se lavaban las manos y los pies. La ceremonia simbolizaba la purificación de los sacerdotes; con las manos se trataban elementos sagrados y con los pies caminaban sobre tierra santa.

Dios es santo: Para que no mueran sugiere que ningún profano podía vivir en su presencia. La verdad es evidente: nadie tendrá la vida eterna con Dios a menos que se lave en la sangre del cordero de Dios y reciba el perdón de la expiación.

Se indica que la fuente fue hecha con el bronce de los espejos de las mujeres que prestaban servicio a la entrada del tabernáculo de reunión. El versículo es oscuro; no se encuentran detalles del ministerio de estas mujeres, aunque las había durante el período antes de la monarquía. Por cierto es un anacronismo, porque el tabernáculo no había sido construido todavía, y es improbable que se refiera a la tienda de reunión. Puede significar que era el bronce de las mujeres que iban a prestar servicio a la entrada del tabernáculo. (Los espejos de aquel entonces eran metálicos, muy bruñidos, generalmente hechos de bronce o cobre. No había espejos de vidrio antes de la época romana.) Qué hacían las mujeres? Probablemente eran mujeres piadosas que se turnaban a la entrada del tabernáculo para ejercicios piadosos y para trabajos prácticos de coser, tejer y lavar. La LXX dice las cuales ayunaban. Podrían haber sido mujeres de la tribu de Leví; sin embargo, todos las sugerencias son especulaciones.

El atrio. El atrio era rectangular. Los lados sur y norte medían 100 codos (45 m. aprox.) y tenían 20 pilares en cada lado para sostener las cortinas. Las cortinas medían 5 codos (2.25 m. aprox.) de alto. Los lados oeste y este (la entrada) medían 50 codos cada uno (22.5 m. aprox.). El lado oeste tenía 10 pilares. El lado del este tenía dos mamparas de 15 codos (6.75 m. aprox.), uno en ambos lados; además, en el medio había una puerta de entrada que medía 20 codos (9 m. aprox.). La puerta tenía una cortina de material azul, de púrpura, de carmesí y de lino torcido, obra de bordador.

Los pilares y sus bases eran de bronce (nótense las tres categorías de materiales que reflejaban los grados de santidad del tabernáculo: el atrio, el lugar santo, y el lugar santísimo; bronce, plata, y oro); estaban ceñidos de plata, los ganchos eran de plata y sus capiteles estaban recubiertos de plata. Usaban estacas de bronce (27:20), evidentemente para asegurar los pilares; sogas o cuerdas atadas a estacas metidas en la tierra servían de amarraderos.

El informe de los materiales usados. Al terminar la construcción del tabernáculo se ofreció un informe del trabajo y de los metales usados. Bezaleel y Oholiab, los responsables de la obra, mantuvieron una documentación cuidadosa del trabajo. Sabiamente Moisés había mandado que se mantuviera un registro de todo bajo la dirección de Itamar.

Probablemente las medidas de peso varían considerablemente de los equivalentes sugeridos en la actualidad, pues las medidas todavía no habían sido uniformadas; no obstante, dará una indicación de la magnitud del trabajo para la manera de transportar el tabernáculo).

Hay una tabla de pesas y medidas para el AT, sobre la cual se basan los cálculos: la ofrenda de oro sumó 29 talentos y 730 siclos (v. 24; aprox. 957 kg. + 8 kg. = 965 kg.); la plata de los inscritos alcanzó 100 talentos y 1.775 siclos (aprox. 3.3 toneladas + 19.5 kg.); el bronce pesó 70 talentos y 2.400 siclos (aprox. 2.3 toneladas + 26.4 kg.). En total, el informe indicó un poco más de seis toneladas (aprox.) de metales usados en la construcción del tabernáculo.

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar