Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Isaías 58: La adoración que Dios acepta

Isaías 58:1  Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, declara a mi pueblo su transgresión y a la casa de Jacob sus pecados.

Se acusa a Israel ahora de otra rebelión; la de haber corrompido el culto divino, particularmente la práctica del ayuno. Israel adoraba y sacrificaba regularmente, pero sus obras negaban sus creencias. Su ostentosa austeridad constituía en realidad una manifestación de egoísmo. Ignoraban las verdaderas necesidades de la gente. Algunos ven en esto un mensaje dirigido a la Judá de los tiempos de Isaías. Otros ven en él una profecía dirigida a los exiliados en la primera década de su regreso.

El arrepentimiento en la restauración. Todo el texto de isaías 58 enfatiza el lugar del arrepentimiento en la restauración. La verdadera adoración era algo más que un ritual religioso, más que asistir al templo todos los días, ayunar y escuchar la lectura de las Escrituras. Esta gente perdió la clave de una relación viva y eficaz con  Dios. El no quiere que actuemos piadosamente cuando tenemos un pecado sin perdonar en el corazón y llevamos a cabo prácticas pecaminosas con las manos. Aún más importante que la adoración y la doctrina correctas es la compasión genuina por los pobres, indefensos y oprimidos.

Isaías 58:2  Con todo me buscan día tras día y se deleitan en conocer mis caminos, como nación que hubiera hecho justicia, y no hubiera abandonado la ley de su  Dios. Me piden juicios justos, se deleitan en la cercanía de  Dios.

Isaías 58:3  Dicen: «¿Por qué hemos ayunado, y tú no lo ves? ¿Por qué nos hemos humillado, y tú no haces caso?» He aquí, en el día de vuestro ayuno buscáis vuestra conveniencia y oprimís a todos vuestros trabajadores.

Isaías 58:4  He aquí, ayunáis para contiendas y riñas, y para herir con un puño malvado. No ayunéis como hoy, para que se oiga en lo alto vuestra voz.

Sus días de ayuno se convirtieron en días de contienda.

Isaías 58:5  ¿Es ése el ayuno que yo escogí para que un día se humille el hombre? ¿Es acaso para que incline su cabeza como un junco, y para que se acueste en cilicio y ceniza? ¿Llamaréis a esto ayuno y día acepto al Señor?

Isaías 58:6  ¿No es éste el ayuno que yo escogí: desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo, dejar ir libres a los oprimidos, y romper todo yugo?

El ayuno que yo escogí : El Señor esclarece el verdadero significado del ayuno para Israel, que debe cesar de oprimir al pobre y observar el día de reposo , rindiéndole gozoso un culto puro. Entonces el Señor dará luz , salvación , justicia y total restauración.

Isaías 58:7  ¿No es para que partas tu pan con el hambriento, y recibas en casa a los pobres sin hogar; para que cuando veas al desnudo lo cubras, y no te escondas de tu semejante?

No podemos ser salvos mediante obras de servicio si no tenemos fe en Cristo, pero nuestra fe carece de sinceridad si no alcanza a otros. El ayuno quizás nos beneficie física y espiritualmente, pero en su mejor parte solo ayuda a la persona que lo realiza.  Dios dice que quiere que nuestro servicio vaya más allá del crecimiento personal, que produzca acciones de bondad, amor, justicia y generosidad. Agradar a  Dios es algo más que dejar de comer o hacer algo, es agradarlo al aplicar su Palabra a nuestra sociedad.

Isaías 58:8  Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del Señor será tu retaguardia.

Isaías 58:9  Entonces invocarás, y el Señor responderá; clamarás, y El dirá: «Heme aquí.» Si quitas de en medio de ti el yugo, el amenazar con el dedo y el hablar iniquidad,

El yugo : Se refiere a todas las formas de injusticia política, económica y social. El dedo amenazador : Alude a atemorizar a la gente con falsas acusaciones. Y el hablar vanidad : Instigar conflictos.

Isaías 58:10  y si te ofreces al hambriento, y sacias el deseo del afligido, entonces surgirá tu luz en las tinieblas, y tu oscuridad será como el mediodía.

Isaías 58:11  Y el Señor te guiará continuamente, saciará tu deseo en los lugares áridos y dará vigor a tus huesos; serás como huerto regado y como manantial cuyas aguas nunca faltan.

Isaías 58:12  Y los tuyos reedificarán las ruinas antiguas; levantarás los cimientos de generaciones pasadas, y te llamarán reparador de brechas, restaurador de calles donde habitar.

La mayoría de los especialistas ven aquí una promesa de que Jerusalén florecería de nuevo después del exilio, si cumplía con los requisitos anteriores.

Isaías 58:13  Si por causa del día de reposo apartas tu pie para no hacer lo que te plazca en mi día santo, y llamas al día de reposo delicia, al día santo del Señor, honorable, y lo honras, no siguiendo tus caminos, ni buscando tu placer, ni hablando de tus propios asuntos,

El día de reposo no debe honrarse solo porque existe un mandamiento de guardarlo, sino porque es lo mejor para nosotros y honra a  Dios. Guardar el día de reposo honra a  Dios, nuestro Creador, quien también descansó en el séptimo día (Gen_2:3). Además, une a la familia y establece prioridades para ella. Nuestro día de descanso nos refresca física y espiritualmente, proporcionándonos tiempo en el que podemos reunirnos para adorar a  Dios y en el que podemos reflexionar sobre El sin la tensión de nuestra vida diaria.

Isaías 58:14  entonces te deleitarás en el Señor, y yo te haré cabalgar sobre las alturas de la tierra, y te alimentaré con la heredad de tu padre Jacob; porque la boca del Señor ha hablado.

La adoración que  Dios acepta

En esta sección se nos aclara de una manera más amplia el estado espiritual de la comunidad en Judá y en Jerusalén. A diferencia de los samaritanos, a los cuales en 57:3 llama el profeta hijos de bruja, en este versículo llama al remanente de Judá: mi pueblo. Y como prerrequisito para su pacificación el profeta es comisionado para denunciar ante el pueblo de  Dios su transgresión, la causa de la presente calamidad moral y material. Es necesario que el pueblo comprenda por qué las cosas le van mal, y por qué el retorno a Sion no se ha revestido de la gloria y del esplendor que le fueron profetizados.

La palabra ki  con que empieza el versículo  2 ha sido traducida por la RVA con la palabra Pero; aunque otros traductores y comentaristas indican que debe ser traducida con la palabra Ciertamente, pues introduce la descripción del culto judío que en la superficie tiene todos los visos de autenticidad, pero no cuenta con la aprobación divina ni tiene resultados positivos palpables en la vida, la prosperidad y en la pacificación del pueblo. Israel debe ser consciente de este estado de cosas, y el profeta es comisionado para mostrárselo.

A diferencia de la religión sincretista de los samaritanos, amonitas y otros pueblos cercanos a Judá, el culto de los judíos impresiona por su espiritualidad, por su credo y por su apego al único y verdadero  Dios, lo cual se expresa en un acercamiento “rabínico”, académico a la palabra escrita de  Dios.

Uno de los aspectos de la religión judía que tenía para el pueblo matices de profunda espiritualidad eran las prácticas del ayuno. Aparte del único ayuno estipulado en la ley de  Dios, el ayuno del Día de la Expiación, en que el ayuno es una expresión de humillación personal (lit. “afligir el alma”), se habían establecido los siguientes ayunos:

1.     El ayuno del mes décimo (10 de Tevet) en memoria del comienzo del asedio de Jerusalén
2.     El ayuno del mes cuarto (17 de Tamuz), cuando se abrió brecha en las murallas de Jerusalén.
3.     El ayuno del mes quinto (9 de Ab), día de la destrucción del templo.
4.     El ayuno del mes séptimo (3 de Tishréi); este es el ayuno de Gedalías.

Estos días de ayuno no fueron anulados después de la reconstrucción del templo.

Estos ayunos eran formulismos carentes de significado religioso. La conducta del pueblo en estos días confirma esta aseveración, que en más de una ocasión un día de ayuno se convirtió en un tumulto o una ocasión de explotación de parte de los dirigentes y los que se daban el lujo de ayunar, contra aquellos a quienes sometían a trabajo forzado.

El argumento divino cuestiona la validez de una costumbre si carece de contenido ético. Si se trata de conseguir algo de parte de  Dios a costa de esfuerzo y de cierta incomodidad, dice el Señor, ¿No consiste, más bien, el ayuno que yo escogí, en desatar las ligaduras de impiedad… (alusión a la esclavitud del judío por el judío). ¿No consiste en compartir tu pan con el hambriento y en llevar a tu casa a los pobres sin hogar? El libro de Nehemías nos revela cómo este guía del pueblo enseñó con su ejemplo las demandas éticas de  Dios. Sólo el mínimo sacrificio de una persona a favor de su prójimo es considerado por  Dios como verdadero ayuno y verdadera religiosidad. Sólo cuando esto ocurra en la vida del pueblo despuntará la luz que anuncia la redención y la victoria. Sólo entonces habrá una respuesta inmediata y positiva a la oración: Entonces invocarás, y Jehová te escuchará. Clamarás, y él dirá: “¡Aquí estoy!“. Entonces Israel empezará a cumplir el objetivo divino de ser luz a las naciones. Luego se verificará una restauración ecológica y la reconstrucción del país. Entonces, cuando elsábado sea realmente consagrado a Jehová, el pueblo se deleitará en su  Dios y podrá tener la victoria sobre los problemas insalvables. Las promesas de  Dios tienen el sello de confirmación que comprometen su mismo nombre: Porque la boca de Jehová ha hablado.

    Páginas: 1 2 3

2 Comments

  • Buenas Noches para mi ha sido de bendición este bloc, pero quisiera saber que sin son cristianos evangélicos, católicos, carismáticos, testigos de Jehova podrían sacarme con esta duda gracias.

    • Nos alegra que te sea de bendición, también lo es para nosotros. Somos Cristianos en el amplio sentido de la Palabra, predicamos, servimos y testificamos La Palabra. Todos somos Cristianos, somos miembros de la Iglesia de Cristo. Las denominaciones son los apellidos que le ha puesto el hombre. Comparte tu Bendición y ayudanos a llevar la Palabra a toda criatura en todo lugar. DTB

Deja tu comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar