Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Jeremías 12: Queja de Jeremías y respuesta de Dios

Jeremías 12:1 Queja de Jeremías y respuesta de Dios. Justo eres tú, Jehová, para que yo dispute contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti. ¿Por qué es prosperado el camino de los malvados y les va bien a todos los que se portan deslealmente?[a]

El segundo de los lamentos de Jeremías. La prosperidad de los impíos disgusta a Jeremías y demanda que sean castigados. Dios le reprocha por su impaciencia y le dice que la presente situación constituye un mero preludio de lo que vendrá después.

Prosperado el camino de los impíos : La cuestión de la prosperidad de los impíos (por qué Dios no actúa contra ellos) es un tema popular. No se ofrece una respuesta definitiva, pero siempre queda claro que Dios mantiene todas las cosas bajo control. Al final, los impíos perecerán, y la justicia de Dios será vindicada. La actitud de los creyentes debe ser dejarlo todo en manos de Dios, especialmente sus propias vidas.

Jeremías 12:2 Los plantaste, y echaron raíces; crecieron, y dieron fruto; cercano estás tú en sus bocas, pero lejos de sus corazones.[b]

Jeremías 12:3 Pero tú, Jehová, me conoces;[c] me viste y has probado mi corazón para contigo. ¡Arrebátalos como a ovejas para el degolladero, y señálalos para el día de la matanza!

Jeremías 12:4 ¿Hasta cuándo[d] estará desierta la tierra y marchita la hierba de todo el campo? Por la maldad de los que en ella moran han perecido los ganados y las aves,[e] pues dijeron: «No verá Dios nuestro fin».[f]

Jeremías 12:5 [g]«Si corriste con los de a pie y te cansaron, ¿cómo contenderás con los caballos? Y si en la tierra de paz no estabas seguro, ¿cómo harás en la espesura del Jordán?[h]

Dios advierte a Jeremías que sus problemas aumentarán.

Jeremías 12:6 Aun tus hermanos y la casa de tu padre, aun ellos se levantaron contra ti, aun ellos gritaron en pos de ti.[i] No confíes en ellos, aunque te digan cosas buenas.[j]

Muchos han preguntado: «¿Por qué es prosperado el camino de los impíos?». Jeremías sabía que al final llegaría la justicia de Dios, pero El se impacientaba debido a que quería que la justicia llegara pronto. Dios no da una respuesta doctrinal, en vez de eso nos hace un desafío: Si Jeremías no pudo resolver esto, ¿cómo enfrentaría las injusticias venideras? Es natural que demandemos un juego justo y que clamemos por justicia en contra de los que se aprovechan de los demás. Pero cuando pidamos justicia, debemos darnos cuenta que nosotros mismos estaremos en grandes dificultades si Dios nos da a cada uno lo que realmente merecemos.

La vida fue sumamente difícil para Jeremías a pesar de su amor y obediencia a Dios. Cuando clamó a El para que le diera alivio, su respuesta en efecto fue: «Si tú crees que esto es malo, ¿cómo te las arreglarás cuando esto se vuelva realmente difícil?» No todas las respuestas de Dios a la oración son agradables ni fáciles de aceptar. Cualquier cristiano que ha experimentado una guerra, dolor o enfermedad seria lo sabe. Sin embargo, debemos estar comprometidos a Dios aun cuando los tiempos se vuelvan difíciles y cuando sus respuestas a nuestras oraciones no nos den un alivio inmediato.

Jeremías 12:7 [k]»He abandonado mi casa,[l] he desamparado mi heredad, he entregado en mano de sus enemigos lo que amaba mi alma.

Dios lamenta que haya tenido que entregar su casa y heredad (la tierra y sus habitantes) en manos de sus enemigos (los babilonios). Dios habla de su pueblo de varias maneras: lo que amaba mi alma , león en la selva , aves de rapiña , mi viña .

Jeremías 12:8 Mi heredad fue para mí como un león en la selva; contra mí lanzó su rugido, y por eso la aborrecí.

Jeremías 12:9 Es mi heredad para mí como un ave de rapiña de muchos colores. ¿No están contra ella aves de rapiña rodeándola? ¡Venid, reuníos, vosotras todas las fieras del campo, venid a devorarla!

Jeremías 12:10 Muchos pastores han destruido mi viña,[m] han pisoteado mi heredad, han convertido en desierto y soledad mi heredad preciosa.

Jeremías 12:11 Fue convertida en asolamiento; desolada, lloró sobre mí. Toda la tierra quedó asolada, y no hubo nadie que reflexionara.

Jeremías 12:12 Sobre todas las alturas del desierto vinieron destructores, porque la espada de Jehová devorará desde un extremo de la tierra hasta el otro; no habrá paz para nadie.

Jeremías 12:13 Sembraron trigo y cosecharon espinos; se esforzaron, mas nada aprovecharon. Se avergonzarán de sus frutos, a causa de la ardiente ira de Jehová».

Jeremías 12:14 Así ha dicho Jehová: «En cuanto a mis malos vecinos, que tocan la heredad que hice poseer a mi pueblo Israel, yo los arrancaré de su tierra, y arrancaré de en medio de ellos la casa de Judá.

Los vecinos de Judá también serán llevados al exilio, pero si se convierten (16.19-21) Dios los colocará en medio de su pueblo; de otra manera, los destruirá.

Jeremías 12:15 Pero después que los haya arrancado, volveré y tendré misericordia de ellos, y los haré volver cada uno a su heredad y cada cual a su tierra.

Jeremías 12:16 Y si con diligencia aprenden los caminos de mi pueblo, para jurar en mi nombre, diciendo: “¡Vive Jehová!”, así como ellos enseñaron a mi pueblo a jurar por Baal, también ellos serán prosperados en medio de mi pueblo.[n]

Jeremías 12:17 Pero si no escuchan, arrancaré esa nación, sacándola de raíz y destruyéndola», dice Jehová.

    Páginas: 1 2

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar