Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Job 10: Job lamenta su condición

Job 10:1 Job lamenta su condición»¡Mi alma está hastiada de mi vida! Voy a dar libre curso a mi queja,[a] hablaré con amargura de mi alma.

Job comenzó a hundirse en la autocompasión. Cuando nos enfrentamos a una aflicción desconcertante, nuestro dolor nos induce a la autocompasión. En este punto, estamos a sólo un paso de sentirnos extremadamente justos y buenos, y es ahí donde mantenemos un registro de todas las injusticias de la vida y decimos: «Mira lo que me sucedió. ¡Qué injusticia!» Podemos sentirnos con deseos de culpar a Dios. Recuerde que las pruebas de la vida, ya sean permitidas o enviadas por Dios, pueden ser los medios para desarrollarnos y refinarnos. Cuando enfrente tribulaciones, pregunte: «¿Qué puedo aprender y cómo puedo crecer?» en vez de: «¿Quién me hizo esto y cómo puedo salir de esta situación?»

Job 10:2 Diré a Dios: “No me condenes, sino hazme entender por qué contiendes conmigo.

Job 10:3 ¿Te parece bien oprimirme, desechar la obra de tus manos y favorecer los designios de los impíos?

Job 10:4 ¿Acaso son de carne tus ojos? ¿Ves tú las cosas como las ve el hombre?

Job 10:5 ¿Son tus días como los días del hombre, o tus años como el tiempo de los seres humanos,

Job 10:6 para que estés al acecho de mi iniquidad y andes indagando tras mi pecado,

Job 10:7 aun sabiendo que no soy impío y que nadie podría librarme de tu mano?

Job 10:8 Tus manos me hicieron y me formaron, ¿y luego te vuelves y me deshaces?

Job 10:9 Acuérdate de que como a barro me diste forma, ¿y en polvo me has de volver?

Job 10:10 ¿No me vertiste como leche, y como queso me cuajaste?

Job 10:11 Me vestiste de piel y carne, me tejiste con huesos y nervios,

Job 10:12 me concediste vida y misericordia, y tu cuidado ha guardado mi espíritu.

Job 10:13 Pero tú ocultas algo en tu corazón, y yo sé que lo tienes presente:

Job 10:14 observar si yo pecaba, y no tenerme por limpio de mi iniquidad.

En su frustración, Job llegó a la falsa conclusión de que Dios buscaba atraparlo. Las conjeturas erróneas nos llevan a conclusiones erróneas. No deberíamos usar nuestras experiencias limitadas para llegar a conclusiones acerca de la vida en general. Si se encuentra dudando de Dios, recuerde que usted no tiene acceso a todos los hechos. La verdad es que Dios sólo quiere lo mejor para su vida. Mucha gente soporta gran sufrimiento, para encontrar que al final, trajo consigo un gran beneficio. Cuando esté sufriendo, no asuma lo peor.

Job 10:15 Si soy malo, ¡ay de mí!, y si soy justo, no levantaré la cabeza, hastiado cual estoy de deshonra y de verme afligido.

Job 10:16 Si alzo la cabeza, como un león, me das caza y haces contra mí maravillas.

Job 10:17 Renuevas tus pruebas contra mí, y contra mí aumentas tu furor como tropas de relevo.

Job 10:18 »¿Por qué me sacaste de la matriz? Habría expirado y nadie me habría visto.

Job 10:19 Sería como si nunca hubiera existido, llevado del vientre a la sepultura.

Job 10:20 ¿No son pocos mis días? ¡Déjame, pues! Apártate de mí, para que pueda consolarme un poco

Job 10:21 antes que vaya para no volver, a la tierra de las tinieblas y la sombra de muerte,[b]

Job 10:22 a la tierra de la oscuridad y el desorden, lóbrega como sombra de muerte, donde la luz es como densas tinieblas”».

Job estaba expresando el punto de vista de la muerte que era común en los tiempos del Antiguo Testamento, que los muertos iban a un lugar oscuro y lúgubre llamado Seol. En el Seol no había ni castigo, ni recompensa, ni se podía escapar de él.

    Páginas: 1 2

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar