Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Levítico 24: Aceite para las lámparas

Lev 24:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Lev 24:2 Manda a los hijos de Israel que te traigan para el alumbrado aceite puro de olivas machacadas, para hacer arder las lámparas continuamente.

Lev 24:3 Fuera del velo del testimonio, en el tabernáculo de reunión, las dispondrá Aarón desde la tarde hasta la mañana delante de Jehová; es estatuto perpetuo por vuestras generaciones.

Lev 24:4 Sobre el candelero limpio pondrá siempre en orden las lámparas delante de Jehová.

El pan de la proposición

Lev 24:5 Y tomarás flor de harina, y cocerás de ella doce tortas; cada torta será de dos décimas de efa.

Lev 24:6 Y las pondrás en dos hileras, seis en cada hilera, sobre la mesa limpia delante de Jehová.(A)

Lev 24:7 Pondrás también sobre cada hilera incienso puro, y será para el pan como perfume, ofrenda encendida a Jehová.

Lev 24:8 Cada día de reposo[a] lo pondrá continuamente en orden delante de Jehová, en nombre de los hijos de Israel, como pacto perpetuo.

Lev 24:9 Y será de Aarón y de sus hijos,(B) los cuales lo comerán en lugar santo; porque es cosa muy santa para él, de las ofrendas encendidas a Jehová, por derecho perpetuo.

Castigo del blasfemo

Lev 24:10 En aquel tiempo el hijo de una mujer israelita, el cual era hijo de un egipcio, salió entre los hijos de Israel; y el hijo de la israelita y un hombre de Israel riñeron en el campamento.

Lev 24:11 Y el hijo de la mujer israelita blasfemó el Nombre, y maldijo; entonces lo llevaron a Moisés. Y su madre se llamaba Selomit, hija de Dibri, de la tribu de Dan.

Lev 24:12 Y lo pusieron en la cárcel, hasta que les fuese declarado por palabra de Jehová.

Lev 24:13 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:

El castigo de la blasfemia (maldecir a Dios) parece extremadamente severo según los parámetros modernos. Pero muestra cuán seriamente espera Dios que tomemos nuestra relación con El. A menudo usamos su nombre en una maldición, o actuamos como si El no existiese. Debemos cuidar nuestro modo de hablar y de actuar, tratando a Dios con reverencia. Finalmente, será El quien tenga la última palabra.

Lev 24:14 Saca al blasfemo fuera del campamento, y todos los que le oyeron pongan sus manos sobre la cabeza de él, y apedréelo toda la congregación.

Lev 24:15 Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cualquiera que maldijere a su Dios, llevará su iniquidad.

Lev 24:16 Y el que blasfemare el nombre de Jehová, ha de ser muerto; toda la congregación lo apedreará; así el extranjero como el natural, si blasfemare el Nombre, que muera.

Lev 24:17 Asimismo el hombre que hiere de muerte a cualquiera persona, que sufra la muerte.(C)

Lev 24:18 El que hiere a algún animal ha de restituirlo, animal por animal.

Lev 24:19 Y el que causare lesión en su prójimo, según hizo, así le sea hecho:

Lev 24:20 rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente;(D) según la lesión que haya hecho a otro, tal se hará a él.

Ojo por ojo , diente por diente : El principio de la ley del Talión servía para prevenir la extrema brutalidad al exigir retribución. En el antiguo Medio Oriente se acostumbraba quitarle la vida a aquel que causaba un perjuicio como retribución por los daños ocasionados. La Ley Mosaica limitó la retribución. En época de Jesús, los fariseos interpretaron la Ley en el sentido de que cada persona debía pagar una compensación equivalente al da

Lev 24:21 El que hiere algún animal ha de restituirlo; mas el que hiere de muerte a un hombre, que muera.

Lev 24:22 Un mismo estatuto tendréis para el extranjero, como para el natural;(E) porque yo soy Jehová vuestro Dios.

Este era un código para jueces, no una ratificación de una venganza personal. En efecto, lo que decía era que el castigo debía ser acorde al delito, pero no debía ir más allá.

Lev 24:23 Y habló Moisés a los hijos de Israel, y ellos sacaron del campamento al blasfemo y lo apedrearon. Y los hijos de Israel hicieron según Jehová había mandado a Moisés.

Calendario Anual De Fiestas De Israel

[table id=2/]

Las tres fiestas mayores requerían que viajaran al templo de Jerusalén todos los varones de Israel.

Leyes sobre el tabernáculo

Las lámparas.

Después de las reglas sobre los festivales religiosos y sus rituales, Dios les da direcciones sobre el servicio diario en el tabernáculo, con su ritual. Hay dos rituales explicados aquí.

El primero es sobre las lámparas. Fuera del velo… indica que la lámpara estaba en el lugar santo. Era de suma importancia que las lámparas siempre tuvieran luz. Ahora, tiene el plan de cuidarlas.

Pondrá continuamente en orden…, indica que es un servicio que requiere atención diaria. Tenían que llenar el depósito con aceite cada día para que la luz siempre iluminara. Zacarías 6 habla de un candelabro que no necesita esta atención. Este candelabro tiene tubos que van directamente al árbol de aceite. La luz de las lámparas es la luz de Dios para el mundo.

La acción de gracias

Los judíos celebraban la fiesta de los Tabernáculos después de terminar de cosechar todos los frutos de sus labores durante el año. Fue una época de mucha alegría, y por eso abundaban las festividades. El paralelo para nosotros hoy en día sería el Día de Acción de Gracias. Solemos celebrar el día de acción de gracias como día especial después de recoger toda la cosecha y guardarla en los graneros. Es bueno para nosotros considerar la importancia de una actitud de gratitud a Dios por sus bendiciones a favor nuestro.

  1. Podemos celebrar la presencia de Dios entre nosotros en cada momento.
  2. Podemos celebrar nuestra historia para enseñar a nuestros hijos sobre la ayuda de Dios en nuestro peregrinaje.
  3. Podemos celebrar el éxito en los negocios durante el año y atribuirle a Dios el papel debido en el mismo.

Los panes de la Presencia.

Siguen las instrucciones sobre la preparación de los panes de la Presencia. La mesa de los panes estaba en el mismo lugar santo. Las instrucciones requieren doce panes grandes. Estos panes representan las doce tribus de Israel. Los panes serán puestos en dos hileras, con incienso en cada hilera. El incienso será quemado como un memorial. Cada sábado hay que ponerlos en orden. Es decir, tenían que colocar panes frescos. Los sacerdotes comieron el pan que sacaron de la mesa. Tenían que comerlo en el Tabernáculo porque es cosa muy sagrada.

Los panes de la presencia eran el símbolo del pacto eterno entre Dios y su pueblo. Cuando cambiaban el pan, tenían que quemar el incienso ante Dios. El estatuto perpetuo era el pacto que Dios hizo en Sinaí con su pueblo.

Cristo menciona que David comió del pan del sacerdote cuando él y sus hombres tenían hambre. Era contra la Ley pero fue permitido en este caso.

El castigo de un blasfemo.

Parece que esta narración no pertenece aquí porque no tiene ninguna relación directa con el contexto completo de esta parte de Levítico. Aunque algunos creen que es una adición, puede ser una evidencia de la característica narrativa del libro de Levítico.

El hombre que blasfemó a Jehová era el hijo de un matrimonio entre una israelita y un egipcio. Matrimonios de este tipo eran comunes. Sabemos que había varias personas entre los hebreos que no eran del linaje directo de Israel. Este hombre cayó en la práctica egipcia de maldecir a Dios. Un día cuando estuvo peleando con un hebreo, él maldijo al Dios del hebreo. Era blasfemia contra el nombre de Jehová. Aunque tenía un padre egipcio, no fue eximido de la responsabilidad del pacto. Lo pusieron en custodia hasta que supiera el castigo por la blasfemia.

El tema tiene lugar en el libro porque es una acción que subraya la seriedad de no cumplir con las leyes de Dios. El caso es distinto, pero nos recuerda de la muerte de Nadab y Abihú. La ocasión presenta el momento para darles reglas sobre el castigo por varios mandatos. La pena de muerte es para los que blasfeman a Dios y los que quitan la vida de otras personas. Otro castigo es para el que toma la propiedad o animales de otras personas. Es decir que las ofensas más serias son las directamente contra Dios y contra la persona.

El principio de castigo: Rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente. Tal principio era común en el antiguo Oriente. La idea es que el castigo debe ser según la ofensa. Cristo interpreta este principio en el Sermón del monte. El dice que el cristiano debe ir más allá del principio de ojo por ojo.

La gente efectuó el castigo sobre el blasfemo. Nunca se debe tomar en poco los mandatos de Dios y de nuestra relación con él. Nadie está eximido de su responsabilidad hacia Dios.

La ley de blasfemia era la justificación de los judíos cuando mataron a Cristo y a Esteban.

La blasfemia y sus consecuencias

1. Definición de la blasfemia.

  1. Blasfemia y maldición.
  2. Esperando el juicio de Dios.
  3. Sentencia por blasfemar.
  4. Castigo divino por maldecir.

2. El cumplimiento del castigo.

  1. Muerte al que mata.
  2. Restituir lo dañado.
  3. Sin discriminación.
  4. Ejecución del castigo.
    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar