Menú

Números 28: Las ofrendas diarias

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Núm 28:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Una vez más se intercala una sección de instrucciones en medio de la historia. Contienen regulaciones sobre las ofrendas de alimentos que deben ser presentadas por todo el pueblo. Regula el cumplimientos de los votos, especialmente de las mujeres, y los derechos de un padre o esposo de confirmarlos o vetarlos.

Núm 28:2 Manda a los hijos de Israel, y diles: Mi ofrenda, mi pan con mis ofrendas encendidas en olor grato a mí, guardaréis, ofreciéndomelo a su tiempo.

Las ofrendas se tenían que llevar y ofrecer con regularidad bajo la supervisión de los sacerdotes. El pueblo tenía que pasar por un período de preparación para que su corazón estuviera listo para la adoración. A menos que nuestro corazón esté listo, la adoración será intrascendente. Por contraste, Dios se deleita, y nos aprovecha más, cuando nuestros corazones están dispuestos a acudir a su presencia con un espíritu de agradecimiento.

Núm 28:3 Y les dirás: Esta es la ofrenda encendida que ofreceréis a Jehová: dos corderos sin tacha de un año, cada día, será el holocausto continuo.

Núm 28:4 Un cordero ofrecerás por la mañana, y el otro cordero ofrecerás a la caída de la tarde;

Núm 28:5 y la décima parte de un efa de flor de harina, amasada con un cuarto de un hin de aceite de olivas machacadas, en ofrenda.

Núm 28:6 Es holocausto continuo, que fue ordenado en el monte Sinaí para olor grato, ofrenda encendida a Jehová.

Núm 28:7 Y su libación, la cuarta parte de un hin con cada cordero; derramarás libación de vino superior ante Jehová en el santuario.

Núm 28:8 Y ofrecerás el segundo cordero a la caída de la tarde; conforme a la ofrenda de la mañana y conforme a su libación ofrecerás, ofrenda encendida en olor grato a Jehová.

Esta es una ofrenda encendida, presentada dos veces al día, por medio de la cual se dedicaba al Señor el día y la noche, o sea, todo el ciclo de las 24 horas.

Ofrendas mensuales y del día de reposo

Núm 28:9 Mas el día de reposo,[a] dos corderos de un año sin defecto, y dos décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda, con su libación.

Núm 28:10 Es el holocausto de cada día de reposo,[b] además del holocausto continuo y su libación.(A)

¿Por qué se tenía que hacer una ofrenda adicional en el día de reposo? El día de reposo era un día especial de descanso y adoración que conmemoraba la creación y la salida de Egipto. Debido al significado de este día especial, solo era natural ofrecer sacrificios adicionales.

Además del holocausto continuo y su libación : Esto implica duplicar la ofrenda diaria. El culto reconoce el ciclo semanal.

Núm 28:11 Al comienzo de vuestros meses ofreceréis en holocausto a Jehová dos becerros de la vacada, un carnero, y siete corderos de un año sin defecto;

Núm 28:12 y tres décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda con cada becerro; y dos décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda con cada carnero;

Deja un Comentario. Tu opinión es muy valiosa para nosotros

Lionel Valentin

Evangelista, Periodista y Caricaturista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobra Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR