Logo

Números 31: Venganza de Israel contra Madián

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Núm 31:42 Y de la mitad para los hijos de Israel, que apartó Moisés de los hombres que habían ido a la guerra

Núm 31:43 (la mitad para la congregación fue: de las ovejas, trescientas treinta y siete mil quinientas;

Núm 31:44 de los bueyes, treinta y seis mil;

Núm 31:45 de los asnos, treinta mil quinientos;

Núm 31:46 y de las personas, dieciséis mil);

Núm 31:47 de la mitad, pues, para los hijos de Israel, tomó Moisés uno de cada cincuenta, así de las personas como de los animales, y los dio a los levitas, que tenían la guarda del tabernáculo de Jehová, como Jehová lo había mandado a Moisés.

Esta sección instruye sobre cómo distribuir el botín de guerra: cincuenta por ciento para los militares y cincuenta por ciento para los civiles, que deben pagar tributo a Jehová (cuya porción recibe el sumo sacerdote) y los levitas, respectivamente. El botín madianita constituye lo principal de la conquista, que sienta pautas para la distribución del botín en futuras batallas.

Núm 31:48 Vinieron a Moisés los jefes de los millares de aquel ejército, los jefes de millares y de centenas,

Núm 31:49 y dijeron a Moisés: Tus siervos han tomado razón de los hombres de guerra que están en nuestro poder, y ninguno ha faltado de nosotros.

Núm 31:50 Por lo cual hemos ofrecido a Jehová ofrenda, cada uno de lo que ha hallado, alhajas de oro, brazaletes, manillas, anillos, zarcillos y cadenas, para hacer expiación por nuestras almas delante de Jehová.

Después de un conteo de todos sus hombres, los oficiales descubrieron que ni un solo soldado se había perdido en la batalla. Inmediatamente, agradecieron a Dios. Después de pasar por momentos difíciles, debemos estar listos para agradecer a Dios por lo que no se perdió así como por lo que se ganó.

Núm 31:51 Y Moisés y el sacerdote Eleazar recibieron el oro de ellos, alhajas, todas elaboradas.

Núm 31:52 Y todo el oro de la ofrenda que ofrecieron a Jehová los jefes de millares y de centenas fue dieciséis mil setecientos cincuenta siclos.

Núm 31:53 Los hombres del ejército habían tomado botín cada uno para sí.

Núm 31:54 Recibieron, pues, Moisés y el sacerdote Eleazar el oro de los jefes de millares y de centenas, y lo trajeron al tabernáculo de reunión, por memoria de los hijos de Israel delante de Jehová.

Una milagrosa preservación de las vidas de los soldados motivó la presentación de una ofrenda especial a Jehová. Su propósito era hacer expiación por los soldados que habían salvado sus vidas. El término expiación se usa aquí con el sentido de «pago por el pecado», como en el caso del tributo de. La ofrenda era para consumo del tabernáculo.

Acontecimientos antes de la entrada en la tierra prometida y resumen de las jornadas desde Egipto

Estos capítulos miran atrás y presentan la resolución de algunos asuntos pendientes antes de que el pueblo entre en Canaán. Dios había mandado que Israel castigue a los madianitas por su parte en engañar al pueblo a cometer apostasía con Baal de Peor. Esta instrucción se cumple. La obediencia del pueblo en hacer una “guerra santa” contra Madián reafirma su reconocimiento de Jehová como su Rey y Señor, y la repartición del botín con los sacerdotes y levitas reafirma el apoyo del pueblo por los mediadores entre Dios y el pueblo. Vimos la conquista por Israel de los reinos amorreos al lado oriental del Jordán. Relata la repartición de esta tierra, pero también presenta la promesa solemne de las tribus orientales de ayudar a sus hermanos en conquistar Canaán. Así se afirma el compromiso de todo el pueblo de tomar posesión de la tierra prometida como un buen don de Dios. Finalmente, repasa toda la ruta de Israel en su peregrinación desde Egipto hasta los campos de Moab. Este repaso del cuidado de Dios en el pasado anima la fe del pueblo para el futuro.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR