Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 136: Misericordia de DIos

Salmo 136:1 Dad gracias al SEÑOR porque El es bueno, porque para siempre es su misericordia.

Para siempre : Literalmente, «porque eterna es su misericordia». Misericordia (en hebreo, chesed) también se traduce como «compasión», «bondad» y es similar a la «gracia» del NT. Porque para siempre es su misericordia se repite en todas las líneas de este poema. para siempre, olam: La eternidad, las edades o la infinitud. El universo o el mundo. Deriva del verbo alam («oculto a la vista» o «escondido»). Olam se refiere a lo infinito y a la expansión infinita que Dios ha creado; constituye tanto una expansión infinita de espacio (el universo), como de tiempo (eternidad), la cual indica las dimensiones sin límite en que la soberanía de Dios se manifiesta. La palabra se refiere algunas veces al pasado remoto, y otras al futuro distante. A Dios se le llama El Olam, «el Dios eterno». Así como Dios es eterno, su misericordia es le-olam o sea, «para siempre».

A través de este salmo se repite la frase: «Porque para siempre es su misericordia». Este salmo quizás fue una lectura de respuesta, la congregación decía estas palabras al unísono después de cada oración. La repetición hizo que esta lección importante penetrara en ellos. El amor de Dios incluye aspectos de amor, bondad, misericordia y fidelidad. Nunca tendremos que preocuparnos que Dios se quede sin amor debido a que su bondad amorosa fluye de una fuente que nunca se apaga.

Salmo 136:2 Dad gracias al Dios de dioses, porque para siempre es su misericordia.

Dioses : Esto es, esos falsos ídolos que la gente llama equivocadamente «dioses» (135.15-18). El salmista no está proponiendo el politeísmo, con un Dios por encima de otros dioses menores

Salmo 136:3 Dad gracias al Señor de señores, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:4 Al único que hace grandes maravillas, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:5 Al que con sabiduría hizo los cielos, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:6 Al que extendió la tierra sobre las aguas, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:7 Al que hizo las grandes lumbreras, porque para siempre es su misericordia:

Salmo 136:8 el sol para que reine de día, porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:9 la luna y las estrellas para que reinen de noche, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:10 Al que hirió a Egipto en sus primogénitos, porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:11 y sacó a Israel de en medio de ellos, porque para siempre es su misericordia,

Salmo 136:12 con mano fuerte y brazo extendido, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:13 Al que dividió en dos partes el mar Rojo, porque para siempre es su misericordia,

Salmo 136:14 e hizo pasar a Israel por en medio de él, porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:15 mas a Faraón y a su ejército destruyó en el mar Rojo, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:16 Al que condujo a su pueblo por el desierto, porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:17 al que hirió a grandes reyes, porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:18 y mató a reyes poderosos, porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:19 a Sehón, rey de los amorreos, porque para siempre es su misericordia,

Salmo 136:20 y a Og, rey de Basán, porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:21 y dio la tierra de ellos en heredad, porque para siempre es su misericordia,

Salmo 136:22 en heredad a Israel su siervo, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:23 El que se acordó de nosotros en nuestra humillación, porque para siempre es su misericordia,

Salmo 136:24 y nos rescató de nuestros adversarios, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:25 El que da sustento a toda carne, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:26 Dad gracias al Dios del cielo, porque para siempre es su misericordia.

Himno de alabanza. Antifonal : Acción de gracias

El Salmo recoge mucho del contenido del Salmo 135 pero lo presenta en forma más litúrgica. El estribillo ¡Porque para siempre es su misericordia! se repite 26 veces. Es muy breve, sólo tres palabras en el heb. (chi le’olam jasdó). Probablemente el salmo fue cantado antifonalmente con la congregación cantando el estribillo y un coro de levitas la otra parte. Este estribillo era muy conocido en la adoración de Israel.

En el judaísmo tardío este Salmo fue conocido como el Gran Hallel, aunque en el Talmud a veces se incluía también parte del Salmo 135 y aun parte de los Salmos 120 y 136. Se encuentran en el Salmo muchos ecos de Deuteronomio y otros pasajes del AT. El pueblo alaba a Dios porque muestra su gran amor para con su pueblo a través de la creación y sus actos salvíficos en la historia. Un propósito del Salmo es mantener en la mente de los adoradores la historia de los grandes hechos de Dios a favor de su pueblo.

Llamado a la alabanza

La palabra Alabad aquí es yodah que también se usa en el Salmo 118, distinta a halal que conocemos como “aleluya”. Algunos traducen yodah “dar gracias”, pero yodah es más que dar gracias, es alabar con gratitud por lo que hizo. Halal significa “aclamar” o “gloriarse en”, mientras yodah significa “reconocer” o “declarar” un hecho. La LXX a menudo la tradujo con la palabra gr. para “confesar”. Yodah nunca se usa donde un hombre da gracias a otro. De modo que alabad es la traducción más acertada, pero hemos de recordar que conlleva la idea de gratitud o acción de gracias.

El salmista empieza con un triple mandato y llamado a la adoración. Hemos de alabarle porque es bueno. Realmente Dios es bueno, siempre quiere lo mejor para los seres humanos; nunca es caprichoso. Todo el Salmo celebra los hechos de Dios que muestran cuan bueno es.

La frase Dios de dioses nos sorprende. De aquí en adelante se sigue el contenido de Job 135:5-12. El salmista no está pensando en otras divinidades; quiere recalcar la supremacía de Dios sobre todo lo que el hombre podría adorar. Lo mismo, Señor de señores enfatiza su supremacía sobre todo lo que pueda señorear sobre el hombre. El NT dice que somos más que vencedores con Cristo; estamos sentados con él en lugares celestiales.

El estribillo ¡Porque para siempre es su misericordia! se repite en todos los versículos. Puede parecer aburrido repetirlo tan a menudo, pero esta repetición antifonal hace dinámico el culto y recalca en la mente de los adoradores que Dios hizo todo esto porque les ama, es misericordioso. Como demostró su amor en el pasado, ahora sigue amando a su pueblo.

La palabra jesed (misericordia) se relaciona a menudo con el pacto entre Dios y su pueblo. Fue por amor que Dios hizo un pacto con Israel. Y por amor sigue cuidando su pueblo.

Creó todo porque es misericordioso

Al único. Dice Calvino que todo lo que merece alabanza es hecho por Dios. No podemos transferir nada de alabanza a ningún otro. El único que hace grandes cosas sanas cuyo resultado es positivo y duradero es Dios. Los poderes malignos pueden imitar algunas cosas, pero los resultados serán funestos.

La creación muestra la misericordia de Dios; también muestra su sabiduría. La sincronización de los planetas, las estrellas y las galaxias es fabulosa; y aparentemente esta misma sincronización y balance de elementos hace posible que en nuestro planeta pueda haber vida. Todo avance tecnológico y científico es simplemente el descubrimiento y el uso de lo que Dios ya puso en la tierra.

El versículo 5a es semejante al Salmo 3:19 y Jeremias 10:12, y el versículo 6a se compara con Isaias 42:5 y 44:24. Todo este balance en la naturaleza depende del amor de Dios, y esta misericordia no cambia, dura para siempre.

Rescató a Israel porque es misericordioso

La Biblia pone mucho énfasis en la historia porque Dios actúa en la misma. Las fiestas, los relatos repetidos en las familias y los cantos en el culto, todos recalcaban que Dios hace cosas definidas. Las hizo en el pasado y el mismo Dios actúa en nuestra historia hoy. Lo que Dios hizo en el éxodo dejó un impacto duradero en el pueblo de Israel. Asimismo debemos recordar lo que Dios ha hecho en nuestras vidas y en la iglesia.

El brazo extendido es una metáfora que subraya el poder de Dios. Extendemos nuestro brazo cuando hace falta algún esfuerzo especial. Dios manifestó su poder para rescatar a su pueblo de la opresión.

Los actos salvíficos de Dios incluían juicio sobre el opositor y la dirección de su pueblo después de la liberación. Pablo dice que estas cosas acontecieron y están escritas para enseñarnos.

Arrojó al faraón y a su ejército en el mar Rojo

Los guió y los cuidó porque es misericordioso

Según estos versículos, después del rescate hay caminos difíciles y hay batallas. Pero Dios no los dejó, los encaminó y derrotó a sus enemigos. Dios hizo todo esto en su misericordia, y por su misericordia lo hace en nuestra vida hoy.

Les dio la tierra porque es misericordioso

Todo el proceso del éxodo terminó en victoria; alcanzaron la meta. En su amor Dios les dio la tierra; les dio provisión para su vida terrenal y espiritual. Nuestra humillación y nos rescató recuerda los tiempos cuando cayeron en opresión por haber dejado de obedecer a Dios. Pero aun así, Dios les amó y les rescató: ¡Porque para siempre es su misericordia!

Su misericordia es para todos,

El amor de Dios no se limita a Israel; él se interesa en toda criatura (lit. “toda carne”). El interés misionero de los salmistas aparece a menudo.

El salmista vuelve al llamado del principio; este Dios de tanto amor merece toda la alabanza de todos los seres humanos en todo el mundo. Dios de los cielos es una frase común en tiempos tardíos del AT; detalle que puede indicar una fecha tardía para el Salmo 1.

    Páginas: 1 2 3 4

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar