Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 25 : Oracion de confianza

Salmo 25:1  Salmo de David. A ti, oh Señor, elevo mi alma.

Aunque incompleto, este es un salmo acróstico, donde la primera palabra de cada versículo comienza con letras sucesivas del alfabeto hebreo.

Salmo 25:2  Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado, que no se regocijen sobre mí mis enemigos.

Setenta y dos salmos (casi medio libro) hablan de enemigos. Los enemigos son los que no sólo se oponen a nosotros, sino que además se oponen al estilo de vida que Dios quiere ver en nosotros. Las tentaciones son enemigas: dinero, éxito, prestigio, el sexo opuesto. Y nuestro mayor enemigo es Satanás. David pide a Dios que impida que sus enemigos lo venzan porque se oponen a todo lo que Dios es. Si sus enemigos triunfaban, David temía que muchos pensaran que era en vano vivir para Dios. David no cuestiona su propia fe, sabía que Dios triunfaría. Pero no quería que el triunfo de sus enemigos fuera un obstáculo para la fe de otros.

Salmo 25:3  Ciertamente ninguno de los que esperan en ti será avergonzado; sean avergonzados los que sin causa se rebelan.

Salmo 25:4  Señor, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas.

David expresó su deseo de que Dios lo guiara. ¿Cómo recibimos nosotros dirección de Dios? El primer paso es querer ser guiado y darnos cuenta de que Dios guía principalmente por su Palabra, la Biblia. El Salmo 119 nos habla del conocimiento infinito que se halla en la Palabra de Dios. Al leer y aprender constantemente de ella, obtenemos sabiduría para percibir la dirección de Dios en cuanto a nuestra vida. Podemos vernos tentados a demandar respuestas de Dios, sin embargo David pidió dirección. Cuando tenemos deseo de buscar a Dios, aprender de su Palabra y obedecer sus mandatos, recibiremos su guía precisa.

Salmo 25:5  Guíame en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti espero todo el día.

Salvación : Aquí significa ante todo inmediata liberación de la adversidad. Verdad, emet: Certeza, estabilidad, confiabilidad, lo justo. Emet deriva del verbo aman  el cual significa «estar firme, permanecer y establecido». Emet encierra un sentido de confianza, firmeza y seguridad. Por lo tanto, la verdad es algo a lo cual una persona puede confiar su vida. David oró para que la verdad de Dios lo preservara. La Escritura habla de «varones de verdad» y de la «ley de verdad»; y particularmente del «Dios verdadero [o Dios de la verdad]». Curiosamente, emet se escribe con la primera, la última y la letra central del alfabeto hebreo. Por esto, los rabinos hebreos concluyeron que la verdad constituye el sostén del principio y el fin de toda la creación, así como de todo lo que ella encierra.

Salmo 25:6  Acuérdate, oh Señor, de tu compasión y de tus misericordias, que son eternas.

Salmo 25:7  No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones; acuérdate de mí conforme a tu misericordia, por tu bondad, oh Señor.

Salmo 25:8  Bueno y recto es el Señor; por tanto, El muestra a los pecadores el camino.

Bueno y recto : El escritor penitente comienza a alabar a Dios en medio de su plegaria.  La palabra hebrea para pecadores significa «alguien que falla la puntería o extravía el camino», de manera que la mención del camino constituye un sutil juego de palabras, el cual posee un profundo significado.

Salmo 25:9  Dirige a los humildes en la justicia, y enseña a los humildes su camino.

Salmo 25:10  Todas las sendas del Señor son misericordia y verdad para aquellos que guardan su pacto y sus testimonios.

Salmo 25:11  Oh Señor, por amor de tu nombre, perdona mi iniquidad, porque es grande.

Hoy día nos bombardean con incitaciones incesantes a ir en varias direcciones. Tan solo la publicidad de la televisión coloca cientos de opciones ante nosotros, además de las instancias de los partidos políticos, las sectas, las religiones falsas y docenas de diversos grupos. Numerosas organizaciones, incluyendo las cristianas, buscan motivarnos a «apoyar la causa». Añádale a esto las docenas de decisiones que debemos tomar con respecto a nuestro trabajo, familia, dinero, sociedad y nos desesperamos por encontrar a alguien que nos muestre el camino correcto. Si usted está siendo tironeado en diferentes direcciones, recuerde que Dios encamina a los humildes

Salmo 25:12  ¿Quién es el hombre que teme al Señor? El le instruirá en el camino que debe escoger. También puede traducirse como «en el camino que él escoja».

Cuatro beneficios se derivan cuando un hombre que ha perdido su camino regresa, sin temor, al camino de misericordia y verdad.

Temer a Dios es reconocerlo por lo que es: santo, todopoderoso, recto, puro, omnisciente, sabio. Al mirar a Dios a la luz de esto, nos vemos como somos: pecadores, débiles, frágiles y necesitados. Cuando reconocemos quién es Dios y quiénes somos nosotros, caemos humillados a sus pies. Solo entonces nos muestra cómo elegir su camino.

Salmo 25:13  En prosperidad habitará su alma, y su descendencia poseerá la tierra.

Salmo 25:14  Los secretos del Señor son para los que le temen, y El les dará a conocer su pacto.

Dios revela su consejo secreto en una íntima relación con aquellos que le temen, como hizo con Abraham y con los apóstoles.

«[A los que le temen] les hará conocer su pacto». Dios ofrece una amistad íntima y duradera a aquellos que lo reverencien, y lo tengan en el más alto honor. ¿Qué relación se puede comparar a la de tener al Señor de la creación como amigo? Su relación eterna con Dios crecerá conforme usted lo reverencie.

Salmo 25:15  De continuo están mis ojos hacia el Señor, porque El sacará mis pies de la red.

La red : Símbolo usado por los hebreos para representar las trampas tendidas por un enemigo.

Salmo 25:16  Vuélvete a mí y tenme piedad, porque estoy solitario y afligido.

Solo y afligido : La traducción literal sería «solitario y pobre»

Salmo 25:17  Las angustias de mi corazón han aumentado; sácame de mis congojas.

¿Parecen siempre ir de mal en peor los problemas de la vida? Dios es el único que puede revertir esa espiral descendente. El puede tomar nuestros problemas y convertirlos en victorias gloriosas. Hay un sólo requisito necesario: nosotros, al igual que el salmista, debemos clamar: «Mírame y ten misericordia de mí». Cuando estamos dispuestos a hacerlo, lo peor puede convertirse en algo maravilloso. Pero el siguiente paso es suyo. Dios ya ha hecho su ofrecimiento.

Salmo 25:18  Mira mi aflicción y mis trabajos, y perdona todos mis pecados.

David se da cuenta que los pecados del alma lo hacen más vulnerable a los ataques del enemigo.

Salmo 25:19  Mira mis enemigos, que son muchos, y con odio violento me detestan.

Salmo 25:20  Guarda mi alma y líbrame; no sea yo avergonzado, porque en ti me refugio.

Salmo 25:21  La integridad y la rectitud me preserven, porque en ti espero.

Si dos fuerzas poderosas necesitamos a lo largo de la vida, estas son la integridad y la rectitud. El salmista pide que estas fuerzas lo protejan en cada paso. La rectitud nos lleva a aprender lo que Dios requiere y esforzarnos por cumplirlo. La integridad (ser lo que decimos ser) nos impide declarar que somos rectos mientras vivimos como si no conociéramos a Dios. La rectitud dice: «Este es el camino del pastor». La integridad dice: «Caminaré constantemente en él».

Salmo 25:22  Oh Dios, redime a Israel de todas sus angustias.

Los problemas del rey David son también los problemas de su reino; de ahí que ruegue asimismo por Israel . Redime : Aquí significa fundamentalmente liberar al pueblo de Dios de las aflicciones materiales, pero versículos como éste pueden tener una aplicación espiritual desde la perspectiva del NT.

Salmo 25 : Suplica individual : oracion de confianza. Acrostico.

Este lindo Salmo de confianza combina el lenguaje del pacto y el de la sabiduría. Sigue la forma de las súplicas individuales pero el individuo reconoce su lugar en la congregación. Se destacan tres preocupaciones del salmista:

1) la oposición de los enemigos;
2) la necesidad de la dirección de Dios; y
3) su sentido de ser indigno, una actitud penitencial. Es uno de los nueve salmos acrósticos, aunque con algunas irregularidades. Se notan semejanzas con el Salmo 34 que también es acróstico.

1. Declaración de confianza

Levantaré mi alma señala una oración del corazón, pues el “alma” es el centro de la persona. En vez de tomar su propia venganza o depender de su propia fuerza, el salmista siempre busca la respuesta en Dios.

El salmista declara su confianza en Dios; pide que Dios no deje que sea avergonzado. En tal caso, entonces (v. 3), otros también acudirán a Dios. Y si Dios defiende a los que confían en él, más bien los enemigos serán avergonzados.

La verdad

1.     Buscar la verdad es aspirar a la plenitud de vida.
2.     Conocer la verdad significa experimentar vida, que ha de traducirse en amor.
3.     Poseer la verdad compromete a servir en amor.

Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Según la tradición helenista aletheia significa “estar oculto”, realidad desvelada, el ser subsistente que puede se conocido. “Ser sólido, estable”. Conocer es lo contrario del error o la mentira.

2. Apelación al amor de Dios

A primera vista uno pregunta: ¿por qué este énfasis en la dirección de Dios? Todo el Salmo da la respuesta: cuando el enemigo ataca, es cuando uno más necesita una dirección específica de Dios.

El versículo 5 indica tres aspectos indispensables de este camino:

a) caminar en la verdad de Dios;
b) caminar con su presencia; y
c) una confianza constante en él.

El salmista no apela ni a sus propias obras ni a su propia justicia; más bien apela a la compasión y la misericordia de Dios (v. 6). Se siente indigno delante de Dios; se humilla con actitud penitencial. Para ser dirigido por Dios hace falta una mente humilde y abierta a él.

3. La bondad de Dios

El salmista sigue con el tema del amor de Dios. Porque es bueno, Dios quiere encaminar bien a los pecadores. Sabiendo esto, hemos de dar las buenas nuevas con denuedo.

Todas las sendas… enseña la verdad de Romanos : Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman. La combinación misericordia y verdad se usa mucho en referencia al pacto entre Dios y su pueblo.

4. Recompensas del que teme a Dios

El salmista vuelve a hablar de la dirección de Dios y vuelve a usar lenguaje sapiencial. A menudo cuando uno está afligido por las pruebas del enemigo, olvida la comunión estrecha con Dios; pero es cuando más hace falta.

Reposará viene de un verbo que significa “alojarse, pasar la noche”. Da la idea de descansar en lo bueno que Dios provee. El secreto es “comunicación confidencial” o “consejo secreto”. Dios da dirección específica y el creyente va conociendo más su pacto. Según Isa_43:10, lo que Dios quiere es que todo su pueblo le conozca y le entienda cada vez más.

Ojos… siempre puestos… destaca que uno debe estar atento si quiere conocer la voluntad de Dios. Habla de estar en una actitud constante de oración. El camino de los justos es demasiado difícil de andar sin la dirección y la presencia de Dios.

5. Súplica por la salvación

Solitario y afligido. Muchas veces cuando vienen ataques, uno se siente muy solo. El que sigue a Dios y entra en sus batallas sufrirá persecución, dice Pablo, sufrirá angustias; pero sabe en quién confiar.

De nuevo el salmista se siente indigno, reconoce que es pecador; pero pide con confianza porque sabe que Dios es misericordioso. Pide que Dios le rescate porque se ha refugiado y ha esperado en él.

El versículo 22 queda fuera del arreglo acróstico. También usa Dios (elohim) en vez de Jehová. Probablemente fue agregado (quizá por el mismo salmista) para usar el Salmo en la congregación. La dirección y salvación que se pide para uno también se pide para todo el pueblo de Dios.

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar