Logo

Salmo 37: El justo descansa en Jehová

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Salmo 37:35  Vi yo al impío sumamente enaltecido  y que se extendía como laurel verde.

Salmo 37:36  Pero él pasó, y he aquí ya no estaba; lo busqué, y no lo hallé.

Salmo 37:37  Considera al íntegro y mira al justo, porque hay un final dichoso para el hombre de paz.

Salmo 37:38  Mas los transgresores serán todos a una destruidos; la posteridad de los impíos será extinguida.

Salmo 37:39  Pero la salvación de los justos es de Jehová y él es su fortaleza en el tiempo de angustia.[l] Salmo 37:40  Jehová los ayudará y los librará; los libertará de los impíos y los salvará, por cuanto en él esperaron.

Salmo 37:40  Jehová los ayudará y los librará; los libertará de los impíos y los salvará, por cuanto en él esperaron.

La idea central de este salmo es esperar en Dios para que triunfe la justicia.

Salmo didactico sapiencial. Acrostico.

El Salmo muestra muchos paralelos con el libro de Proverbios, pues se compone mayormente de dichos sapienciales de instrucción práctica. Es un Salmo acróstico (como son los Sal. 9, 10, 25 y 34); cada estrofa (casi todas de dos versículos) contiene cuatro líneas, excepto los versículos 14 y 15, que tienen seis, y los versículos 25 y 26 con cinco.

El tema principal se expresa en el versículo 1; es una respuesta a la indignación de los justos por la prosperidad de los malos. Hoy también es común la tentación de pensar que a Dios no le interesa lo que sucede en la vida cotidiana de uno, o que Dios no hace diferencia entre los justos y los impíos, pues estos a menudo prosperan más que los justos. La solución que da el salmista es confiar en la justicia de Dios, pues la prosperidad de los impíos es efímera; al fin Dios enderezará las cosas, hará justicia. El Salmo es un desafío para mirar a Dios y la bendición de confiar y obedecer a él en vez de mirar la acción de los malvados y actuar acorde con ellos.

El justo descansa en Jehová

A veces el creyente es atraído por el aparente éxito de gente sin escrúpulos; otras veces sencillamente se enoja contra Dios o solamente dentro de sí mismo. La palabra te impacientes significa “calentarse” o “estar enojado”. El salmista exhorta al justo a no enojarse; no hace falta porque Dios hará justicia. Además: La ira del hombre no lleva a cabo la justicia de Dios.

Pronto se secan es la historia de todo lo que se basa en el tiempo y no en la eternidad (Kidner). Los impíos son muy inestables; muchos personajes famosos han tenido un fin trágico. Las sentencias o dichos del Salmo muestran el contraste entre el justo que confía en Dios y el malvado que no le obedece.

Los versículos 3-7 dan el énfasis positivo; no hay que pensar tanto en las dificultades sino en Dios. Nótense los imperativos: confía, deléitate, encomienda, calla. El creyente debe ejercitar su fe, depositando y “arrollando” (encomienda, versículo 5, es “arrolla”) toda su ansiedad sobre Dios. Tierra (v. 3) es la Tierra Prometida. Apaciéntate de la fidelidad (v. 3) puede tomarse como “seguir” o “interesarse en” la fidelidad, es decir, ser fiel; o puede hablar más de “vivir tranquilo” porque descansa en la fidelidad de Dios. El versículo 3 indica, como lo hace toda la Biblia, que la fe y la obediencia van juntas.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR