Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 60: Suplica en medio de la derrota

Salmo 60:1 Para el director del coro; según la tonada de El lirio del testimonio. Mictam de David para enseñar, cuando luchó con Aram-naharaim y contra Aram-soba, y volvió Joab e hirió a doce mil edomitas en el valle de la Sal. Oh Dios, tú nos has rechazado, nos has quebrantado, te has airado. Restáuranos, oh Dios .

Este salmo nos da informes acerca del reinado de David que no aparecen en los libros 1 y 2 Samuel ni en 1 y 2 Crónicas. Si bien el marco de este salmo se encuentra en 2 Samuel 8, ese pasaje no hace referencia alguna al hecho de que las fuerzas de David enfrentaron una gran resistencia (60.1-3) e incluso, aparentemente, una derrota temporal. La verdad es que mientras más nos acercamos a Dios, con más fuerza nos atacará el enemigo porque nos volvemos una amenaza para su estilo de vida de maldad y egoísmo.

Salmo 60:2 Has hecho temblar la tierra, la has hendido; sana sus hendiduras, porque se tambalea.

Salmo 60:3 Cosas duras has hecho ver a tu pueblo; nos has dado a beber vino embriagador.

En lugar de vino de bendición, Dios les dio la copa de su juicio. El rechazo de Dios intentaba llevarlos de nuevo hacia El.

Salmo 60:4 Has dado un estandarte a los que te temen, para que sea alzado por causa de la verdad. (Selah)

La bandera era un símbolo confiable para la defensa de la verdad que poseía Israel en medio de un mundo pagano e ignorante.

Salmo 60:5 Para que sean librados tus amados, salva con tu diestra, y respóndeme.

Salmo 60:6 Dios ha hablado en su santidad: Me alegraré, repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot.

En su santuario : Frase que introduce un mensaje profético (Amo_4:2), el cual reafirma la posesión de la tierra por Israel, así como su victoria sobre sus vecinos.

Salmo 60:7 Mío es Galaad, mío es Manasés, Efraín es el yelmo de mi cabeza, Judá es mi cetro.

Salmo 60:8 Moab es la vasija en que me lavo; sobre Edom arrojaré mi zapato; clama a gritos, oh Filistea, a causa de mí.

David mencionó a las naciones enemigas que rodeaban a Israel. Moab estaba directamente hacia el este, Edom hacia el sur y Filistea hacia el oeste. En el momento en que David escribió este salmo, peleaba contra Siria en el norte. A pesar de que estaba rodeado de enemigos, David confió en que Dios lo ayudaría a vencer.

Salmo 60:9 ¿Quién me conducirá a la ciudad fortificada? ¿Quién me guiará hasta Edom?

Salmo 60:10 ¿No eres tú, oh Dios, el que nos ha rechazado? ¿No saldrás, oh Dios, con nuestros ejércitos?

Dios dijo que las ciudades y territorios de Israel seguían siendo suyos y que conocía el futuro de cada una de las naciones. Cuando parezca que el mundo está fuera de control, debemos recordar que Dios es dueño de las ciudades y que conoce el futuro de cada una de las naciones. Dios tiene el control y a través de El obtendremos la victoria.

Salmo 60:11 Danos ayuda contra el adversario, pues vano es el auxilio del hombre.

Salmo 60:12 En Dios haremos proezas, y El hollará a nuestros adversarios.

Suplica en medio de la derrota

El título, que ocupa dos versículos en el heb., ubica el Salmo en el tiempo de David. Si el título refleja lo sucedido, mientras Israel ganaba victorias por el lado de Siria, los edomitas atacaron desde el sur; y, aunque 2 Samuel 8 habla solo de victorias, este Salmo indica que primero hubo una derrota. Aunque los relatos históricos hablan de 18.000 derrotados, aquí dice 12.000. Algunos piensan que la diferencia se debe a fallas en copiar los mss. Otros creen que el título fue escrito mucho más tarde que el Salmo, para ubicar los salmos en los episoDios de la vida de David.

La verdad es que el Salmo puede aplicarse a cualquier situación de derrota y así fue usado en Israel. La frase para ser enseñado en el título señala su valor para enseñar la dependencia de Dios en toda situación. Se pinta una situación semejante en el Salmo 44. También los versículos 6-12 se repiten en el Job 108:7-13.

Lamento por la derrota

Igual que en otros salmos de súplica, estos versículos suenan como si el pueblo está culpando a Dios por su desgracia. Por cierto, se habla de manera muy franca con Dios. Pero se hace de una posición de confianza; dan por sentado la relación de Dios con su pueblo en el pacto.

El versículo 2 usa la figura de un terremoto; lo que parece estar firme, Dios lo puede sacudir. Algunos creen que aquí se habla de un terremoto literalmente Es preferible verlo como una figura, pues Dios permitió algo que perjudicó al pueblo. Ahora piden que Dios restaure el daño.

El versículo 3 sigue dando a Dios la responsabilidad por el amargo sufrimiento del pueblo. El versículo 4 es difícil de traducir. Se puede tomar como una nota de esperanza, que Dios levanta bandera de victoria. Parece más acertado verlo todavía como parte de la derrota; pero por lo menos Dios les dio manera de escaparse.

Esta parte termina con un clamor claro por socorro. El pueblo sigue apelando a la relación especial de Dios con su pueblo, son sus amados.

Mensaje profético de victoria

Esta sección presenta una promesa de Dios para dar la victoria a su pueblo. ¿Será un himno usado en diferentes ocasiones? El hecho de ser repetido en el Salmo 108 da la impresión de que este oráculo tenía amplia divulgación.

El mensaje destaca la soberanía de Dios; el pronombre mi abunda; todos los pueblos pertenecen a Dios. Se menciona Siquem, el lugar céntrico en la región al oeste del Jordán y el valle de Sucot, el lugar en medio de la región al este del Jordán. Moab, Edom y Filistea llegaron a ser vasallos de David.

Oración de confianza

¿Quién me guiará…? Cantar la victoria es importante, si se hace en fe, pero no es suficiente; es necesario salir a la conquista. La ciudad fortificada puede ser Bosra o Petra .

En el versículo 10 recuerda a Dios la derrota que él permitió. Pero ahora piden que les dirija y les dé socorro. Ya aprendieron que no pueden depender sólo de recursos humanos; si habrá victoria, seráen el poder de Dios.

Es notable, cómo se nota en muchos salmos, que al dirigirse a Dios en súplica y alabanza, la fe del pueblo va creciendo. El Salmo termina con un grito de victoria, una nota de confianza: con Dios haremos proezas, pero confían y confiesan que es él quien aplastará a nuestros enemigos.

    Páginas: 1 2

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar