Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 59: Un inocente perseguido

Salmo 59:1 Para el director del coro; según tonada de No destruyas. Mictam de David, cuando Saúl envió hombres y vigilaron la casa para matarlo. Líbrame de mis enemigos, Dios mío; ponme a salvo en lo alto, lejos de los que se levantan contra mí.

Salmo 59:2 Líbrame de los que hacen iniquidad, y sálvame de los hombres sanguinarios.

Salmo 59:3 Porque, he aquí, han puesto emboscada contra mi vida; hombres feroces me atacan, pero no es por mi transgresión, ni por mi pecado, Señor.

Acechando : La historia de la huida de David con la ayuda de Mical se halla en 1Sa_19:10-17.

Salmo 59:4 Sin culpa mía, corren y se preparan contra mí. Despierta para ayudarme, y mira.

Salmo 59:5 Tú, Señor, Dios de los ejércitos, Dios de Israel, despierta para castigar a todas las naciones; no tengas piedad de ningún inicuo traidor. (Selah)

Salmo 59:6 Regresan al anochecer, aúllan como perros, y rondan por la ciudad.

A la tarde : Esta sección y versículos 14-17 son similares y se leen como coros en las dos estrofas de este cántico de fe.

Salmo 59:7 He aquí, se jactan con su boca; espadas hay en sus labios, pues dicen: ¿Quién oye?

Los hombres viles maldicen a Dios como si no pudiera escucharlos ni responderles. Pero Dios se ríe de ellos. Los impíos actúan como si Dios no pudiera verlos y castigarlos. Pero Dios observa con paciencia hasta el día en el que sus acciones se levanten para acusarlos. Los que somos creyentes debemos tener cuidado y no seguir esas mismas prácticas necias como lo hacen los malvados. Debemos recordar que Dios escucha y ve todo lo que hacemos.

Salmo 59:8 Mas tú, oh Señor, te ríes de ellos; te burlas de todas las naciones.

Salmo 59:9 A causa de su fuerza esperaré en ti, porque Dios es mi baluarte.

Aunque expulsado de su casa, David halló refugio en una torre más segura (literalmente traducida aquí como defensa).

Salmo 59:10 Mi Dios en su misericordia vendrá a mi encuentro; Dios me permitirá mirar victorioso a mis enemigos.

A David lo perseguían los que convirtieron su amor en celos y por lo tanto querían matarlo. Sus amigos de confianza, e incluso su hijo, se volvieron en su contra. ¡Qué amor tan voluble! Sin embargo, David sabía que el amor de Dios hacia él era inalterable. «Jehová es bueno; para siempre es su misericordia». La misericordia de Dios hacia todos los que confían en El también es tan permanente como la que tuvo con David. Cuando el amor de otros se acabe o nos desilusione, podemos descansar en el amor inalterable de Dios.

Salmo 59:11 No los mates, para que mi pueblo no se olvide; dispérsalos con tu poder, y humíllalos, oh Señor, escudo nuestro.

Salmo 59:12 Por el pecado de su boca y la palabra de sus labios, sean presos en su orgullo, y por las maldiciones y mentiras que profieren.

Salmo 59:13 Acábalos en tu furor, acábalos, para que ya no existan; para que los hombres sepan que Dios gobierna en Jacob, hasta los confines de la tierra. (Selah)

Salmo 59:14 Regresan al anochecer, aúllan como perros, y rondan por la ciudad;

Salmo 59:15 merodean buscando qué devorar, y si no se sacian, gruñen.

Salmo 59:16 Pero yo cantaré de tu poder; sí, gozoso cantaré por la mañana tu misericordia; porque tú has sido mi baluarte, y un refugio en el día de mi angustia.

Salmo 59:17 Oh fortaleza mía, a ti cantaré alabanzas; porque mi baluarte es Dios, el Dios que me muestra misericordia.

Clamor de un inocente perseguido

Aunque sigue la estructura de las súplicas del individuo, el Salmo presenta variaciones que algunos ven como problemas: la repetición de dos estribillos, la mezcla de géneros, diferentes tipos de enemigos, etc. Aunque el episodio mencionado en el título puede dar el trasfondo del Salmo, el enfoque parece ser más amplio. Si David lo escribió, puede haberlo modificado más tarde.

El salmista se encuentra en una crisis grave; pero sabe que el poder de Dios es mucho más grande que sus enemigos. El Salmo destaca el poder de Dios y su misericordia.

Clamor por liberación de los enemigos

El salmista empieza clamando directamente por su liberación. Usa cuatro verbos imperativos, o equivalentes, en su clamor. Ponme a salvo, de sagab conlleva la idea de estar arriba, demasiado alto para ser capturado. El sustantivo de la misma raíz se traduce alto refugio en los versículos 9, 16 y 17. Nos hace recordar lo que dice Efesios 1:3, que en Cristo estamos en una posición en los lugares celestiales, posición desde la cual experimentamos la victoria contra los poderes enemigos malignos.

Según el versículo 2, los enemigos tienen malas intenciones contra el salmista. Además, son prepotentes (v. 3), pero por eso el salmista clama a Dios por socorro. El salmista está seguro de que el ataque no viene por causa de sus propios errores. Los ataques contra los siervos de Dios vienen porque el enemigo está enojado y pelea contra Dios.

Los versículos 3-5 contienen una variedad de géneros: queja, declaración de inocencia, petición. El salmista está en una crisis y quiere que Dios se apure. Decir Despierta es una manera de pedir la intervención de Dios. Toda la Biblia enseña que Dios interviene en la historia humana, interviene en los asuntos de cada persona que clama a él. Esta es la motivación de la oración; es la fe del salmista.

Jehová Dios de los Ejércitos; normalmente este título no incluye la palabra “Dios” (elohim), pero éste es un Salmo “elohista”. El título destaca el poder de Dios; el otro, Dios de Israel, destaca su misericordia; los dos temas que se enfatizan en el versículo 16. Se amplía la visión a todos los pueblos. Si Dios juzga a todas las naciones, seguramente juzgará este asunto.

Los enemigos rabiosos

Este refrán se repite en los versículos 14 y 15; En los dos casos el primer versículo es igual pero el segundo cambia. Se compara a los enemigos con perros que se apuran para atacar a sus víctimas. Así son las fuerzas malignas.

Bocas, labios; mucho del daño y ataque es con palabras. Profieren es muy fuerte; conlleva la idea de “chorrear”. No saben que Dios oye y que ellos tendrán que rendir cuentas por cada palabra.

El juicio de Dios

Te reirás indica el Señorío y el poder de Dios. Abatir a estos enemigos, aunque son fortísimos, no será difícil para Dios.

Fortaleza mía, en el texto hebreo es “fortaleza suya”. Pero la comparación con la misma frase en el versículo 17 y con la LXX indica que debe ser “mía”. Porque Dios es su fortaleza y su alto refugio el salmista puede orar con confianza y salir adelante.

Me saldrá al encuentro o “irá delante”. Dios sabe abrir camino y proteger a los suyos del enemigo.

No los mates parece contradecir el versículo 13. Algunos piensan que debe ser “Dios, mátalos” (cambiando ?al = “no” a el = “Dios”; también en la segunda línea traducen “debilitar” en vez de “andar errantes”. Es preferible no cambiar ni las vocales del texto cuando no sea necesario, de modo que la traducción de RVA es preferida. Los comentarios de Calvino ayudan a entender este sentido. Dice que cuando Dios no destruye a los enemigos inmediatamente, no es que hayan escapado de su mano; Dios va derrotándolos paso a paso. El salmista quiere que se les castigue ahora, no sólo en la vida futura. Tenemos que ver la mano de Dios todos los días; si Dios los arrebata poco a poco, igual es su poder que lo hace.

Bocas, labios; de nuevo el énfasis está en lo que dicen como en el versículo 7, pero aquí sus propias palabras causarán su caída. Una comunidad o sociedad o nación puede destruirse por sus propios pecados. Cuando caen y están destruidos Dios será glorificado porque será una manifestación de su Señorío hasta los confines de la tierra.

Los enemigos rabiosos quedan insatisfechos

El estribillo es casi igual a los versículos 6 y 7, pero allá era una descripción de la acción de los enemigos; aquí describe su castigo, siguen hambrientos porque no alcanzaron a su presa.

Alabanza por el triunfo

El salmista está seguro de la victoria; promete alabar a Dios con canto. Enfatiza el poder de Dios y su misericordia. La serie de palabras, alto refugio, amparo, fortaleza y alto refugio, expresan su confianza y su seguridad. Las primeras dos líneas del versículo 17 son iguales al versículo 9, excepto el cambio de “esperaré” a cantaré salmos. lgualmente el cristiano puede confiar; Pablo dijo: Me complazco en las debilidades,… persecuciones y angustias por causa de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Fortalezas antiguas

Joya bíblica Fortaleza mía, en ti esperaré; porque Dios es mi alto refugio

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar