Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 62: Oracion de confianza

Salmo 62:1  Para el director del coro; según Jedutún. Salmo de David. En Dios solamente espera en silencio mi alma; de El viene mi salvación.

Tan confiado y seguro se siente el salmista de la justicia de Dios que repite cinco veces la palabra solamente.

Salmo 62:2  Sólo El es mi roca y mi salvación, mi baluarte, nunca seré sacudido.

Salmo 62:3  ¿Hasta cuándo atacaréis a un hombre, vosotros todos, para derribarlo , como pared inclinada, como cerca que se tambalea?

David expresó sus sentimientos a Dios y luego reafirmó su fe. La oración puede liberar nuestras tensiones en momentos de estrés emocional. Confiar en Dios como nuestra roca, salvación y fortaleza (62.2) cambiará por completo nuestra visión de la vida. Ya no nos esclavizará al resentimiento hacia otros cuando nos dañen. Cuando descansamos en la fortaleza de Dios, nada nos podrá conmover.

Salmo 62:4  Solamente consultan para derribarlo de su eminencia; en la falsedad se deleitan; bendicen con la boca, pero por dentro maldicen. (Selah)

Salmo 62:5  Alma mía, espera en silencio solamente en Dios, pues de El viene mi esperanza.

Salmo 62:6  Sólo El es mi roca y mi salvación, mi refugio, nunca seré sacudido.

Salmo 62:7  En Dios descansan mi salvación y mi gloria; la roca de mi fortaleza, mi refugio, está en Dios.

Salmo 62:8  Confiad en El en todo tiempo, oh pueblo; derramad vuestro corazón delante de El; Dios es nuestro refugio. (Selah)

Salmo 62:9  Los hombres de baja condición sólo son vanidad, y los de alto rango son mentira; en la balanza suben, todos juntos pesan menos que un soplo.

La jerarquía o el rango social no tienen peso alguno en la balanza de la justicia de Dios.

Salmo 62:10  No confiéis en la opresión, ni en el robo pongáis vuestra esperanza; si las riquezas aumentan, no pongáis el corazón en ellas .

Nos sentimos tentados a valorar a las personas en base a las riquezas, el poder o el prestigio. Incluso podemos pensar que quienes los poseen han avanzado de verdad en la vida. Pero ante la escala de Dios, esas personas son «menos que nada». Entonces, ¿qué puede inclinar la balanza cuando Dios nos pesa? Confiar en Dios y obrar para El. Riqueza, honor, poder y prestigio no añaden nada a nuestro valor ante los ojos de Dios, pero el trabajo fiel que hacemos para El tiene validez eterna.

Salmo 62:11  Una vez ha hablado Dios; dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder;

Jesús añade el «reino» y la «gloria» a estas cosas que pertenecen a Dios

Salmo 62:12  y tuya es, oh Señor, la misericordia, pues tú pagas al hombre conforme a sus obras.

Obra : Este concepto sobre la responsabilidad personal se destaca en Rom_2:6 y en Rev_22:12.

Oracion de confianza

Este lindo Salmo de profunda fe en Dios fue escrito por un salmista que era perseguido por enemigos. Algunos piensan que era David cuando huía de Absalón. La semejanza con el Salmo 39 apoya esta idea. Otros piensan que viene de un salmista más tarde.

Jedutún, que se menciona en el título era uno de los músicos principales asignados por David para dirigir la adoración pública. Aquí es probable que A Jedutún sea una nota musical que indica “el estilo de Jedutún” o alguna tonada.

Confianza aun en la persecución

La palabra Sólo significa “seguramente” o “sólo”. Se usa seis veces en el Salmo. Esta repetición da una dinámica especial y una nota de urgencia al Salmo.

Sólo en Dios. No hay otro lugar de paz y descanso para el espíritu del ser humano. La salvación física y espiritual viene de él. Hemos de buscarla solamente en él. La palabra traducida reposa significa “estar callado”.

Sólo él es…. La salvación no sólo viene de Dios, Dios es nuestra salvación. La roca indica firmeza y estabilidad; nada nos hará caer.

No seré grandemente movido. Grandemente viene al final de la frase en hebreo. Los problemas afectan algo, pero la estabilidad en Dios evita que afecten demasiado.

En el versículo  3 el salmista muestra la causa de su angustia: los enemigos le persiguen. Cuando uno está medio caído le dan un empujón, como a una pared inclinada, para que caiga del todo. En el versículo  4, están unidos contra el justo; los creyentes también tenemos que unirnos contra el enemigo espiritual.

Autoexhortación a la confianza

El versículo  5 es casi igual que el versículo  2 pero aquí es imperativo; hay que decidir confiar. También se usa esperanza en vez de salvación.

Balanzas utilizadas en la antigüedad

También el versículo 6 repite el estribillo del versículo 2; pero no incluye el adjetivo “mucho” o “grandemente”. La fe del salmista ha crecido; ahora puede decir sin calificativos: no seré movido.

Salvación, gloria, roca, refugio. El salmista amontona las figuras de firmeza y fortaleza.

Oh pueblos (es singular en heb.; significa el pueblo del salmista). Si uno goza de esta confianza y paz, quiere invitar a otros para que la disfruten también. Derramad … corazón parece ser opuesto a “estar silencioso” en el versículo 1, pero los dos expresan la oración en profunidad.

Motivos de la confianza

Por cierto es la misma palabra que sólo en los versículos 1, 2, 4 y 6. Hombres comunes … notables se usa para incluir a todos los seres humanos sea cual sea su posición social. La balanza significa una valoración. El salmista muestra el contraste con la firmeza del que confía en Dios. La confianza en Dios aumenta el valor del ser humano.

El versículo 10 menciona las cosas en que la gente confía. El corazón del hombre siempre tiende a la idolatría; sea a personas, a poder, a riqueza o a fama.

Una vez … dos veces es una expresión sapiencial para dar énfasis. Puede ser “una cosa … dos cosas;” de hecho se mencionan dos cosas que Dios comunicó: En Dios hay fortaleza y hay misericordia. Dice Calvino que la fortaleza de Dios y su misericordia son las dos alas con que volamos hacia el cielo; los dos pilares en que descansamos y podemos vencer las fuerzas de las tentaciones. Dios da la fuerza para toda la tarea que nos encomienda; también es misericorDioso, pues cuando fallamos necesitamos su perdón y su consuelo. El que confía en Dios disfruta de los dos.

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar