Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 81: Invitación a la alabanza

Salmo 81:1  Para el director del coro; sobre Gitit. Salmo de Asaf. Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra; aclamad con júbilo al Dios de Jacob.

Esta canción se dedicaba al año nuevo y a la Fiesta de los Tabernáculos en el otoño. Los primeros cinco versículos sirven de introducción a lo que Dios dice en el resto del Salmo .

Salmo 81:2  Entonad canto de alabanza, y tocad el pandero, la melodiosa lira con el arpa.

David instituyó la música en los servicios de adoración del templo. La música y la adoración van de la mano. La adoración involucra a la persona en su totalidad, y la música ayuda a elevar sus pensamientos y emociones hacia Dios. A través de la música reflexionamos sobre nuestras necesidades y fallas, así como también alabamos la grandeza de Dios.

Salmo 81:3  Tocad la trompeta en la luna nueva, en la luna llena, en el día de nuestra fiesta.

La trompeta (en hebreo, shophar  es un cuerno de carnero. La nueva luna daba inicio al festival. Solemne , como adjetivo, no está en el texto hebreo, que debe leerse simplemente como «el día del festival», o el día señalado.

Salmo 81:4  Porque es estatuto para Israel, ordenanza del Dios de Jacob.

Salmo 81:5  El lo estableció por testimonio en José, cuando salió sobre la tierra de Egipto. Un lenguaje que yo no conocía, oí:

Las fiestas de Israel recordaban a la nación los grandes milagros de Dios. Era un tiempo de regocijo y un momento de renovar fuerzas para las luchas diarias de la vida. En Navidad, ¿giran la mayoría de sus pensamientos en torno a los regalos? ¿Acaso la Pascua es solo una fecha propicia para tomar vacaciones y la cena del día de Acción de Gracias para una buena comida? Recuerde los orígenes espirituales de esos días especiales y úselos como oportunidades de adorar a Dios por la bondad que le muestra a usted, a su familia y a su nación.

Salmo 81:6  Yo libré su hombro de la carga, sus manos se libraron de las canastas.

Esta es una versión abreviada de la primera parte de la canción de Moisés de Deuteronomio 32.

Salmo 81:7  En la angustia llamaste, y yo te rescaté; te respondí en el escondite del trueno; en las aguas de Meriba te probé. (Selah)

Salmo 81:8  Oye, pueblo mío, y te amonestaré. ¡Oh Israel, si tú me oyeras!

Salmo 81:9  No haya en ti dios ajeno, ni adores a dios extranjero.

Salmo 81:10  Yo, el SEÑOR, soy tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto; abre bien tu boca y la llenaré.

Salmo 81:11  Pero mi pueblo no escuchó mi voz; Israel no me obedeció.

Dios permitió que los israelitas siguieran ciegos, necios y egoístas, cuando debían ser obedientes y cumplir los deseos de Dios. A veces El permite que continuemos con nuestra necedad para hacernos volver a nuestros cabales. No nos impide rebelarnos porque quiere que aprendamos de las consecuencias del pecado. Dios usa estas experiencias para evitar que las personas caigan en pecados mayores y tengan fe en El.

Salmo 81:12  Por eso los entregué a la dureza de su corazón, para que anduvieran en sus propias intrigas.

Salmo 81:13  ¡Oh, si mi pueblo me oyera, si Israel anduviera en mis caminos!

Salmo 81:14  En un momento yo subyugaría a sus enemigos y volvería mi mano contra sus adversarios.

Salmo 81:15  Los que aborrecen al SEÑOR le fingirían obediencia, y el tiempo de su castigo sería para siempre.

Salmo 81:16  Pero yo te alimentaría con lo mejor del trigo, y con miel de la peña te saciaría.

Dios lo estipuló en su pacto, que El restauraría a su pueblo si lo escuchaban y se volvían a El.

Mensaje profético en una fiesta

La primera parte del Salmo es un llamado a la alabanza en forma de himno; la segunda parte es un mensaje profético de Dios al pueblo mientras celebra la fiesta. El Salmo es didáctico y contiene varios ecos de Deuteronomio, pues las fiestas en Israel conllevaban un gran propósito didáctico. Aquí no se dice en qué fiesta fue usado.

La literatura judía asignaba el Salmo a la fiesta de las trompetas en el Año Nuevo, el primer día del mes séptimo, porque el versículo 3 habla de la luna nueva.

Algunos han sugerido que fue usado en la Pascua porque habla del éxodo, pero parece más acertado pensar básicamente en la fiesta de los Tabernáculos. Así la trompeta y luna nueva son como preámbulos para la fiesta de los Tabernáculos que empezaban en la luna llena, el 15 del séptimo mes. La fiesta de los Tabernáculos era de mucho gozo. Sin embargo, la falta de especificar a qué fiesta pertenece puede indicar su uso en varias fiestas.

Es evidente que el Salmo presupone su uso en una fiesta. Podemos ver la congregación unida para la celebración; un predicador, profeta o sacerdote hace el llamado para empezar (v. 3), explica que la celebración de la fiesta es un mandato de Dios, Dios mismo la instituyó. Después un profeta o sacerdote presenta un mensaje de Dios que destaca la misericordia de Dios para con el pueblo en su liberación de Egipto, el pacto en Sinaí. Sigue con el recuerdo de las desobediencias del pueblo y el deseo de Dios que el pueblo volviera a él, y termina con un vistazo de la bendición que pueden recibir si vuelven a Dios y le obedecen.

En el Salmo , no domina el énfasis en el juicio sino la promesa y esperanza de bendecir de nuevo al pueblo si obedecen a Dios. Este es el significado verdadero de todas las fiestas de Israel. Conmemoran los grandes hechos de Dios a favor de Israel, especialmente en el éxodo, para llevar al pueblo a un nuevo compromiso con este Dios misericordioso.

Dice Calvino que si éste fue el propósito de las fiestas en Israel, concluimos que cuando hoy los creyentes verdaderos se congregan, su propósito debe ser recordar los beneficios que han recibido de Dios, progresar en el conocimiento de su Palabra y dar testimonio de su unidad en la fe.

Invitación a la alabanza

La fiesta de los Tabernáculos fue muy conocida por su alegría y gozo, pero toda alabanza a Dios debe producir gozo. Dios se goza en la alabanza de su pueblo y quiere que los adoradores se gocen. El versículo 2 enfatiza que tanto las canciones como la música de los instrumentos están siendo convocados para la alabanza.

La luna nueva y la luna llena no serían la misma fiesta. Por eso podría ser poético para hablar de las fiestas en general. pero muchos creen que el salmista tiene en mente el séptimo mes cuando en el primer día (luna nueva) celebraban la fiesta de las Trompetas con el tocar de trompetas. aunque allí no habla del cuerno (sofar). Después en el día 10 se celebraba el día de la Expiación y en el día 15 (luna llena) se iniciaba la fiesta de los Tabernáculos.

Estatuto es. En el AT Dios dio instrucciones específicas sobre la celebración de las fiestas; en el NT no se dan instrucciones explícitas, pero debemos buscar en la Biblia qué instrucción ha dado Dios sobre la adoración que él quiere.

José está escrito aquí con una forma más larga que la normal. Puede indicar que el Salmo originó en el norte; de todos modos fue editiado más tarde. El sujeto de contra es Dios: se refiere a su obra contra Egipto en las plagas.

La bondad de Dios para Israel

La primera persona de escuché parece difícil de entender; ¿quién es el sujeto? La LXX dice “escuchó”; se ha sugerido que el salmista se identifica con el pueblo en Egipto y habla de ser extranjeros en Egipto. Es mejor verlo como parte del mensaje profético de Dios; entonces es Dios quien habla de aquí hasta el fin del Salmo .

La primera parte del mensaje profético habla de la bondad de Dios en la liberación de Egipto; la segunda parte habla del pacto sinaítico y el decálogo. Hace hincapié en el primer mandamiento, que también según Jesús es el más importante. El lenguaje de los versículos 9 y 10 viene del principio del Decálogo.

El versículo 9 presenta la médula de la enseñanza del Salmo : deben poner a Dios primero en su vida, no tener ningún otro dios y deben confiar en Jehová.

Abre bien tu boca… se presta a más de una interpretación. Podría referirse a alimento, que uno debe esperar que Dios supla lo que necesita. Pero la frase de “llenar la boca” se usa más para llenar la boca con palabras. Es mejor verla aquí con la idea que Dios llenará sus boca con alabanzas por la victoria de Jehová sobre sus enemigos.

Dios anhela la obediencia de Israel

No escuchar la Palabra de Dios es rechazarlo. Cuando el ser humano rechaza la comunión con Dios y no quiere aceptar sus mandatos. Dios lo deja a sus propios caminos. Parte del juicio es dejar al hombre a las consecuencias de su propia decisión. Aquí el pueblo tenía otra agenda, no tenía tiempo para buscar a Dios.

¡Oh, si mi pueblo…! representa el corazón de Dios, es la misma actitud de Jesús cuando lloró sobre Jerusalén. Dios es afectado por la decisiones de su pueblo, tiene interés en todos los detalles de su pueblo y en los detalles de cada persona.

Los últimos tres versículos terminan el Salmo con una nota de esperanza. Muestran lo que hubiera sido si Israel hubiera obedecido. Nos hacen recordar las maldiciones y bendiciones de Deuteronomio 28; cada persona y cada iglesia tiene que escoger una u otra. Uno no puede ver victoria en su vida cristiana ni victoria sobre las fuerzas del mal si no está obedeciendo a Dios.

Lo que Dios promete a los que le obedecen es un bienestar integral que incluye victoria en el plano espiritual y sustento en el plano material. Miel de la roca parece un enigma; ¿quiere decir que en las rocas las abejas esconden su miel? Más bien indica que aun de un lugar de rocas, Dios puede proveer lo que hace falta.

Avivamiento

Hay avivamiento cuando se escucha la voz de Dios. El avivamiento vendrá cuando el pueblo de Dios cumpla las condiciones dispuestas por él.

1.     El pueblo de Dios debe humillarse
2.     El pueblo de Dios debe orar
3.     El pueblo de Dios debe buscar el rostro de Dios
4.     El pueblo de Dios debe renunciar al pecado
5.     El pueblo de Dios debe limpiar su camino
6.     El pueblo de Dios debe cumplir sus promesas.

    Páginas: 1 2 3 4

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar