Logo

Cansado del camino o cansado en el camino

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Cansado del camino o cansado en el camino

Hay momentos en la vida donde queremos rendirnos pero al mismo tiempo sabemos y estamos consientes de que esa opción no es la correcta.

Afloran a nuestra mente y llegan a nuestro espíritu versículos como:

  • 29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Isaías 40:29
  • 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

Es entonces cuando cogemos un segundo aire y seguimos caminando amparados en el amor y la misericordia del Señor, quien prometió estar con nosotros hasta el fin.

Una cosa es cansarse en el camino y otra muy diferente es cansarse del camino. Cuando nos cansamos en el camino, sabemos que aunque agotados, atribulado, en apuros y angustiados, nuestro llamado es a seguir adelante.  Es lo que le decimos a nuestras ovejas.  Tomar una pausa recuperar fuerzas y continuar el camino.  Pero cuando nos cansamos del camino nos preguntamos, ¿ Valdra la pena el esfuerzo ?  ¿ Sera que este camino no es para mí ?

¿ Me equivoque de ministerio ?.  los que hemos recibido el llamado ministerial sabemos que en este camino nos podemos cansar, pero de el no nos podemos apartar.  Hay una demanda del cielo a continuar con la encomienda que se nos dio.  Miremos en la palabra a los siervos de Dios que entregaron su vida en sacrificio por causa del Señor.

  • Un Esteban apedreado, pero viendo la gloria de Dios.
  • Un Pablo encarcelado y perseguido, encarcelado pero alabando a Dios. Hechos 16:25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.   Dios le cambio el camino y la causa.
  • Un José traicionado por los suyos, acusado, maltratado, llevado como esclavo. Paso el proceso, Dios lo exalto y promovió llagando a palacio. Génesis 41:37 37 El asunto pareció bien a Faraón y a sus siervos,.
  • Tres jovenes hebreos que por querer mantener sus pies en el camino del Señor, tuvieron que soportar el horno de fuego ardiendo, pero alli, el Señor estuvo con ellos.
  • Y que de Jesús, nuestro Señor a quien crucificaron. Que hubiera sido de nosotros si en el último minuto, Jesús hubiera dicho:

Me bajo de la cruz, yo no merezco ni la cruz, ni la corona, ni la lanza, ni los testigos, ni la ofensa, ni el vituperio.

Pero Jesús ofrendo su vida por nuestra causa.  A causa de su muerte tenemos vida y vida eterna.

No importa cuán difícil sea el camino, no te canses del camino.

Deja una respuesta

Pastora Janet Quiñones

La Pastora Janet nació el 15 de mayo de 1961 en la cuidad de New York. Casada con el Sr. Iván Millán graduada de Trabajo Social en la Universidad Interamericana Recinto de San Germán. Curso estudios en el Instituto Bíblico de Asambleas de Iglesias Cristiana y es capellán de la Federal Police Chaplain. Su primer llamado al Ministerio lo recibió a sus 13 años. Trabajo 17 años en ASSMCA agencia de gobierno que ofrece tratamientos al alcohólico, adictos y pacientes mentales. Fue ordenada como pastora el 27 de julio de 1996 continuó trabajando y pastoreando durante tres años. Las funciones pastorales requirieron estar a tiempo completo en el ministerio. El 8 de diciembre de 2013 fue ordenado como Apóstol y actualmente lleva 22 años pastoreando la Iglesia Cristiana Altar de Adoración de Sabana Grande.

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR