Logo

El Dios de procesos

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

El Dios de procesos

«…Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» Filipenses 1:6 (RVR1960)

En una empresa donde elabora el cafe, se procesa para este fin y se llevan a cabo una serie de procesos para poder sacar el producto final qué es el cafe molido para luego sacar la sustancia final que es el liquido preciado por miles de millares de gente.

Dentro de la empresa cada etapa del proceso sirve para que ese fruto, que son miles de granos deje de ser ese fruto como llega del campo y sea más como el producto terminado que se quiere, en cada etapa del proceso ese fruto se va pareciendo más a como se desea que sea.

Para que esto ocurra es indispensable las etapas del proceso, no se pueden saltar las etapas del proceso porque de lo contrario el producto final no es el mejor.
No somos productos terminados. ¿Qué les quiero decir con esto?, nosotros no somos producto terminados, somos materia prima que estamos metidos en un proceso que nos lleva el Señor cuyo único fin es sacar un producto final.

Cada uno de nosotros también debemos pasar por los procesos para que en cada etapa del proceso nos vayamos pareciendo más al producto terminado que quiere el Señor. Por lo tanto, nadie puede decir que ya Dios terminó su obra en su vida, porque mientras vivimos, más allá de cualquier circunstancia o edad, Dios sigue y seguirá perfeccionándonos.

Dios no deja nada a medias

Pablo Estaba persuadido o convencido que Dios no hace las cosas a medias o sin terminar. Dios no es como el ser humano que a veces comienza algo y lo abandona; comienza una construcción y la deja; comienza una carrera y no continúa; comienza una dieta y la suspende; comienza una relación sentimental y la rompe.
Noooo, Dios no es como nosotros, porque todo lo que se propone lo logra, y nuestro Señor se propuso perfeccionarnos hasta el día de Jesucristo, y lo hará. El día de Jesucristo es el día de su regreso a la tierra con poder y gloria.

«Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos». Salmos 138:8 (RVR60)
«Dios mío, tú cumplirás en mí todo lo que has pensado hacer. Tu amor por mí no cambia, pues tú mismo me hiciste. ¡No me abandones!» Salmos 138:8 (Traducción en lenguaje actual)
Este pasaje dice Jehová cumplirá, el cumple, el termina lo que comienza, él lo hará en su vida, lo está haciendo en su vida.

La obra la comenzó y la termina Él. La buena obra es de Dios, no de los hombres.

Pablo aquí afirma que la obra en las personas es de Dios, iniciada por Dios mismo. No es el resultado de resoluciones o promesas humanas, ni por la voluntad del hombre. ¡Es la obra de Dios! Como tal, es Dios mismo quien hará que sea una obra permanente. Que sea algo progresivo.

Fue Él quien nos llamó, no nosotros, no estamos en sus caminos porque un día quisimos hacerlo, noooo, es porque el nos llamó y si nos llamó debemos confiar que nos irá perfeccionando.

Ricky Morales (Pastor)

Deja una respuesta

Ricardo Morales

Nació el 2 de febrero de 1967 en el pueblo de Mayagüez Puerto Rico. Casado con Adelaida Ríos (Alice) los cuales procrearon cuatro hijos, Rosangela, Ricardo Jr., Christian y Carlos. Todos sirviendo al Señor con excelencia y fervor hasta el presente. Después de haber vivido y tenido una juventud saludable y muy divertida entre música y deleites de índole secular. Dios lo llamó al arrepentimiento y servirle con pasión en Noviembre de 1991. Posee un Bachillerato en teología.

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR