Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Daniel 1: Daniel y sus compañeros en Babilonia

muchachos que comían de la porción de la comida del rey.

Daniel 1:16 Así, pues, Melsar se llevaba la porción de la comida de ellos y el vino que habían de beber, y les daba legumbres.

Daniel 1:17 A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños.

Daniel y sus amigos aprendieron lo mejor que pudieron la nueva cultura para poder hacer su trabajo con excelencia. Sin embargo, mientras aprendían, se mantuvieron en total lealtad a Dios. Ninguna cultura es necesariamente enemiga de Dios. Si no viola sus mandamientos, puede ayudar a cumplir el propósito divino. Los que seguimos a Dios tenemos la libertad de ser líderes competentes en nuestra cultura, pero se nos demanda que depositemos nuestra lealtad primeramente en Dios.

Daniel 1:18 Pasados, pues, los días al fin de los cuales había dicho el rey que los trajesen, el jefe de los eunucos los trajo delante de Nabucodonosor.

Daniel 1:19 Y el rey habló con ellos, y no fueron hallados entre todos ellos otros como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del rey.

Daniel 1:20 En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino.

Las fuerzas ocultas no podían resistir el Espíritu de Dios. Los movimientos ocultistas modernos reproducen muchos de estos antagonismos espirituales en el marco de una reanimación contemporánea del ocultismo. Su influencia continuará creciendo mientras se acerca el enfrentamiento final entre Jesucristo y Satanás. En todo asunto de sabiduría e inteligencia , los creyentes que buscan caminar en la plenitud del Espíritu encontrarán, como sucedió a los hebreos, que son diez veces mejores que quienes se involucran en esas prácticas.

Nabucodonor situó a Daniel y a sus amigos entre su equipo de consejeros. Ese equipo incluía «magos y astrólogos» que afirmaban predecir el futuro a través de las prácticas del ocultismo. Eran bien hábiles en comunicar su mensaje con autoridad, como si lo recibieran directamente de sus dioses. Sin embargo, Daniel y los otros jóvenes judíos tenían discernimiento, que era un don de Dios, además de conocimiento. Por eso el rey estaba más complacido con ellos que con los otros. Al servir a Dios no debemos fingir tener sabiduría de Dios. Nuestra sabiduría será legítima cuando estemos bien relacionados con Dios.

¿Cómo sobrevivieron los cautivos en una cultura extraña? Aprendieron la cultura, procuraron la excelencia al trabajar, sirvieron al pueblo, pidieron la ayuda de Dios y mantuvieron su integridad.

Daniel 1:21 Y continuó Daniel hasta el año primero del rey Ciro.

Este versículo resume más de sesenta años de historia; el año primero del rey Ciro , o sea, el 539 a.C., el año en que capturó a Babilonia.

Uno de los primeros cautivos llevados a Babilonia, Daniel vivió para ver el primer regreso de los desterrados a Jerusalén en el año 538 a.C. A lo largo de ese tiempo honró a Dios, y Dios lo honró a él. Mientras servía como consejero de los reyes de Babilonia, Daniel era el vocero de Dios ante el Imperio Babilónico. Babilonia era una nación malvada, pero hubiera sido peor sin la influencia de Daniel.

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar