Logo

Eclesiastés 11: Echa tu pan sobre las aguas

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Eclesiastés 11:1 Echa tu pan sobre las aguas; después de muchos días lo hallarás.[a]

Echa tu pan sobre las aguas : Invierte tu dinero; no lo atesores simplemente.

Eclesiastés 11:2 Reparte a siete, y aun a ocho, porque no sabes qué mal ha de venir sobre la tierra.

Reparte a siete : Sé generoso con tu riqueza; o, a la luz de v. 1, diversifica tus inversiones. En uno u otro caso, el mal que vendrá sobre la tierra alude a los malos tiempos, cuando se necesita de amigos e inversiones seguras.

Eclesiastés 11:3 Si las nubes están llenas de agua, sobre la tierra la derramarán; y si el árbol cae hacia el sur, o hacia el norte, en el lugar donde el árbol caiga, allí quedará.

El Predicador advierte contra la demora en invertir, debido a la obsesión de hacerlo en el momento ideal, cuando se espera obtener las máximas ganancias. En lugar de ello, siembra tu semilla por la mañana , esto es, invierte mientras eres joven.

Eclesiastés 11:4 El que al viento observa, no sembrará, y el que a las nubes mira, no segará.

Esperar a que lleguen las condiciones perfectas significará inactividad. Este razonamiento práctico se aplica en especial a la vida espiritual. Si esperamos el tiempo y el lugar perfectos para leer la Biblia, nunca comenzaremos a leerla. Si esperamos una iglesia perfecta, nunca nos congregaremos. Si esperamos un ministerio perfecto, nunca serviremos. Tome medidas ahora para crecer espiritualmente. No espere a que lleguen condiciones que nunca existirán.

Eclesiastés 11:5 Así como tú no sabes cuál es el camino del viento[b] ni cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta,[c] así también ignoras la obra de Dios,[d] el cual hace todas las cosas.

Estos versículos de Salomón resumen que la vida encierra riesgos y oportunidades. Debido a que la vida no ofrece garantías, debemos estar preparados. «Echa tu pan sobre las aguas» significa que la vida presenta oportunidades que debemos aprovechar, y no limitarnos a ir a lo seguro. Salomón no apoya la actitud de desesperanza. Sólo por el hecho de que la vida sea incierta no quiere decir que no hagamos nada. Necesitamos un espíritu de confianza y aventura. Debemos enfrentar los riesgos y oportunidades de la vida con entusiasmo y fe dirigidos por Dios.

Eclesiastés 11:6 Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde no dejes reposar tus manos; pues no sabes qué es lo mejor, si esto o aquello, o si lo uno y lo otro es igualmente bueno.

lo mejor, chashar: Tener razón, con éxito, apropiado, correcto; cumplir con ciertos requisitos. Chashar aparece tres veces en el Antiguo Testamento: en este pasaje; en 10.10, «provechosa»; y en Ester 8:5, donde la reina presenta su petición bajo la condición de que sea lo correcto para el rey. Por lo tanto, chashar describe cualquier cosa que sea correcta, apropiada o adecuada. Además, algo prosperará y tendrá éxito simplemente debido a cuán «correcto» sea. Su derivado posbíblico, kosher significa que la comida está debidamente preparada de acuerdo con la leyes dietéticas judías, que derivan a su vez de la Escritura y las especificaciones rabínicas.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR