Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Éxodo 29: Consagración de Aarón y de sus hijos

Éxodo 29:1 Esto es lo que les harás para consagrarlos, para que sean mis sacerdotes: Toma un becerro de la vacada, y dos carneros sin defecto;

Consagrarlos : Significa literalmente «hacerlos santos». Un sacerdote era consagrado, esto es, hecho santo o separado enteramente para el servicio de Dios, por medio de una ceremonia especial.

¿Por qué Dios estableció un sacerdocio? Originalmente Dios tenía la intención de que su pueblo escogido fuera una «nación de sacerdotes» que tratara directamente con El, tanto como nación, como en forma individual. Sin embargo, el pecado del pueblo evitó que eso sucediera, ya que una persona pecaminosa no era digna de acercarse a un Dios perfecto. Entonces Dios señaló sacerdotes de la tribu de Leví e ideó un sistema de sacrificios para ayudar a la gente a acercarse a El. Les prometió perdonar los pecados del pueblo si ofrecían ciertos sacrificios administrados por los sacerdotes en favor de ellos. A través de estos sacerdotes y de su obra, Dios deseaba preparar a todo el pueblo para la llegada de Jesucristo, el que una vez más ofrecería una relación directa con Dios para cualquiera que viniera a El. Pero hasta que Cristo llegara, los sacerdotes eran los representantes del pueblo ante Dios. Mediante este sistema del Antiguo Testamento, podemos comprender mejor el significado de lo que Cristo hizo por nosotros.

Éxodo 29:2 y panes sin levadura, y tortas sin levadura amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite; las harás de flor de harina de trigo.

Éxodo 29:3 Y las pondrás en un canastillo, y en el canastillo las ofrecerás, con el becerro y los dos carneros.

Éxodo 29:4 Y llevarás a Aarón y a sus hijos a la puerta del tabernáculo de reunión, y los lavarás con agua.

Las limpiezas rituales tenían que ver con la purificación de lo externo de una persona. Anticipaban el bautismo del NT

Éxodo 29:5 Y tomarás las vestiduras, y vestirás a Aarón la túnica, el manto del efod, el efod y el pectoral, y le ceñirás con el cinto del efod;

Éxodo 29:6 y pondrás la mitra sobre su cabeza, y sobre la mitra pondrás la diadema santa.

Éxodo 29:7 Luego tomarás el aceite de la unción, y lo derramarás sobre su cabeza, y le ungirás.

Éxodo 29:8 Y harás que se acerquen sus hijos, y les vestirás las túnicas.

Éxodo 29:9 Les ceñirás el cinto a Aarón y a sus hijos, y les atarás las tiaras, y tendrán el sacerdocio por derecho perpetuo. Así consagrarás a Aarón y a sus hijos.

Éxodo 29:10 Después llevarás el becerro delante del tabernáculo de reunión, y Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del becerro.

Éxodo 29:11 Y matarás el becerro delante de Jehová, a la puerta del tabernáculo de reunión.

Éxodo 29:12 Y de la sangre del becerro tomarás y pondrás sobre los cuernos del altar con tu dedo, y derramarás toda la demás sangre al pie del altar.

Éxodo 29:13 Tomarás también toda la grosura que cubre los intestinos, la grosura de sobre el hígado, los dos riñones, y la grosura que está sobre ellos, y lo quemarás sobre el altar.

Éxodo 29:14 Pero la carne del becerro, y su piel y su estiércol, los quemarás a fuego fuera del campamento; es ofrenda por el pecado.

Es ofrenda por el pecado : También llamada ofrenda por la culpa, era presentada por los pecados cometidos sin intención o intencionalmente para los cuales no había restitución posible. La culpa del pecado era simbólicamente transferida de quien presentaba la ofrenda al animal a través de la imposición de manos. Entonces se sacrificaba al animal, y la culpa quedaba saldada.

Éxodo 29:15 Asimismo tomarás uno de los carneros, y Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del carnero.

Éxodo 29:16 Y matarás el carnero, y con su sangre rociarás sobre el altar alrededor.

Éxodo 29:17 Cortarás el carnero en pedazos, y lavarás sus intestinos y sus piernas, y las pondrás sobre sus trozos y sobre su cabeza.

Éxodo 29:18 Y quemarás todo el carnero sobre el altar; es holocausto de olor grato(A) para Jehová, es ofrenda quemada a Jehová.

El holocausto era un símbolo de la dedicación del nuevo sacerdote a Dios.

Éxodo 29:19 Tomarás luego el otro carnero, y Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del carnero.

Éxodo 29:20 Y matarás el carnero, y tomarás de su sangre y la pondrás sobre el lóbulo de la oreja derecha de Aarón, sobre el lóbulo de la oreja de sus hijos, sobre el dedo pulgar de las manos derechas de ellos, y sobre el dedo pulgar de los pies derechos de ellos, y rociarás la sangre sobre el altar alrededor.

En la ceremonia de ordenación, la sangre del carnero se aplicaba sobre la oreja del sacerdote como una señal de que éste sólo escucharía la Palabra del Señor, sobre el dedo pulgar de la mano derecha como una señal de que cumpliría con sus deberes como sacerdote, y sobre el dedo pulgar del pie derecho como símbolo de que caminaría por senderos de justicia.

Éxodo 29:21 Y con la sangre que estará sobre el altar, y el aceite de la unción, rociarás sobre Aarón, sobre sus vestiduras, sobre sus hijos, y sobre las vestiduras de éstos; y él será santificado, y sus vestiduras, y sus hijos, y las vestiduras de sus hijos con él.

Éxodo 29:22 Luego tomarás del carnero la grosura, y la cola, y la grosura que cubre los intestinos, y la grosura del hígado, y los dos riñones, y la grosura que está sobre ellos, y la espaldilla derecha; porque es carnero de consagración.

Éxodo 29:23 También una torta grande de pan, y una torta de pan de aceite, y una hojaldre del canastillo de los panes sin levadura presentado a Jehová,

Éxodo 29:24 y lo pondrás todo en las manos de Aarón, y en las manos de sus hijos; y lo mecerás como ofrenda mecida delante de Jehová.

Éxodo 29:25 Después lo tomarás de sus manos y lo harás arder en el altar, sobre el holocausto, por olor grato delante de Jehová. Es ofrenda encendida a Jehová.

Éxodo 29:26 Y tomarás el pecho del carnero de las consagraciones, que es de Aarón, y lo mecerás por ofrenda mecida delante de Jehová; y será porción tuya.

Éxodo 29:27 Y apartarás[a] el pecho de la ofrenda mecida, y la espaldilla de la ofrenda elevada, lo que fue mecido y lo que fue elevado del carnero de las consagraciones de Aarón y de sus hijos,

Éxodo 29:28 y será para Aarón y para sus hijos como estatuto perpetuo para los hijos de Israel, porque es ofrenda elevada; y será una ofrenda elevada de los hijos de Israel, de sus sacrificios de paz, porción de ellos elevada en ofrenda a Jehová.

Éxodo 29:29 Y las vestiduras santas, que son de Aarón, serán de sus hijos después de él, para ser ungidos en ellas, y para ser en ellas consagrados.

Aquí se instituye la sucesión sacerdotal a partir de Aarón.

Éxodo 29:30 Por siete días las vestirá el que de sus hijos tome su lugar como sacerdote, cuando venga al tabernáculo de reunión para servir en el santuario.

Éxodo 29:31 Y tomarás el carnero de las consagraciones, y cocerás su carne en lugar santo.

Éxodo 29:32 Y Aarón y sus hijos comerán la carne del carnero, y el pan que estará en el canastillo, a la puerta del tabernáculo de reunión.

Éxodo 29:33 Y comerán aquellas cosas con las cuales se hizo expiación, para llenar sus manos para consagrarlos; mas el extraño no las comerá, porque son santas.

Éxodo 29:34 Y si sobrare hasta la mañana algo de la carne de las consagraciones y del pan, quemarás al fuego lo que hubiere sobrado; no se comerá, porque es cosa santa.

Éxodo 29:35 Así, pues, harás a Aarón y a sus hijos, conforme a todo lo que yo te he mandado; por siete días los consagrarás.

Éxodo 29:36 Cada día ofrecerás el becerro del sacrificio por el pecado, para las expiaciones; y purificarás el altar cuando hagas expiación por él, y lo ungirás para santificarlo.

Éxodo 29:37 Por siete días harás expiación por el altar, y lo santificarás, y será un altar santísimo: cualquiera cosa que tocare el altar, será santificada.

Nótese el énfasis abrumador que se da a la santidad de Dios. Los sacerdotes, el vestuario, el tabernáculo y el sacrificio debían ser limpios y consagrados, preparados para encontrarse con Dios. En contraposición, hoy en día tendemos a restar importancia a Dios, nos apuramos a entrar a la adoración y lo tratamos de una manera que raya en la falta de respeto. Pero nuestra adoración va dirigida al Creador y Sustentador del universo. Recuerde esa profunda verdad al orar o adorar, y preséntese delante de El con reverencia y arrepentimiento.

Las ofrendas diarias

Éxodo 29:38 Esto es lo que ofrecerás sobre el altar: dos corderos de un año cada día, continuamente.

Éxodo 29:39 Ofrecerás uno de los corderos por la mañana, y el otro cordero ofrecerás a la caída de la tarde.

Éxodo 29:40 Además, con cada cordero una décima parte de un efa de flor de harina amasada con la cuarta parte de un hin de aceite de olivas machacadas; y para la libación, la cuarta parte de un hin de vino.

Éxodo 29:41 Y ofrecerás el otro cordero a la caída de la tarde, haciendo conforme a la ofrenda de la mañana, y conforme a su libación, en olor grato; ofrenda encendida a Jehová.

¿Por qué se relacionaban tales detalles rituales con estos sacrificios? En parte, era para un control de calidad. Una forma de adoración centralizada y regulada evitaba los problemas que pudieran surgir de individuos que crearan su propio estilo de adoración. Además, diferenciaba a los hebreos de los cananeos paganos que encontrarían en la tierra prometida. Al seguir de cerca las instrucciones de Dios, los hebreos no podrían unirse a los cananeos en sus prácticas religiosas inmorales. Finalmente, esto mostró a Israel que Dios tomaba en serio su relación con ellos.

Éxodo 29:42 Esto será el holocausto continuo por vuestras generaciones, a la puerta del tabernáculo de reunión, delante de Jehová, en el cual me reuniré con vosotros, para hablaros allí.

Esta sección enfatiza la importancia de la alabanza y la devoción en la vida del pueblo y en la vida de cada siervo de Dios.

Éxodo 29:43 Allí me reuniré con los hijos de Israel; y el lugar será santificado con mi gloria.

Éxodo 29:44 Y santificaré el tabernáculo de reunión y el altar; santificaré asimismo a Aarón y a sus hijos, para que sean mis sacerdotes.

Éxodo 29:45 Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su Dios.

Éxodo 29:46 Y conocerán que yo soy Jehová su Dios, que los saqué de la tierra de Egipto, para habitar en medio de ellos. Yo Jehová su Dios.

La doble ofrenda diaria servía para evidenciar que cada día debía comenzar y concluir con una ofrenda de adoración a Dios.

La acción de Dios al sacar a los israelitas de Egipto mostró su gran deseo de estar con ellos y protegerlos. A lo largo de la Biblia, nos muestra que no es un propietario ausente. Quiere vivir entre nosotros, aun en nuestros corazones. No excluya a Dios de su vida. Permítale ser su Dios al obedecer su palabra y comunicarse con El en oración. Permítale ser su propietario residente.

Instrucciones para el tabernáculo y el sacerdocio

En el mundo de Moisés no había ateos. Creían en la existencia de dioses malévolos y benévolos; a estos trataban de aplacarlos o complacerlos por medio de sus cultos y formas de adoración. Para ellos, todo el mundo era sacramental: no había una división entre lo religioso y lo secular, sino que la religión gobernaba la totalidad de la vida. Por más equivocadas que estuvieran, las naciones tenían sus cultos.

Tal como los otros pueblos de la época, antes de Sinaí, Israel adoraba a Dios por medio de un culto antiguo. Muchos años antes de Moisés y la dádiva de la ley, los patriarcas tenían sus prácticas religiosas y, debido a la larga estadía en Egipto, el pueblo recibió una influencia negativa del país de los faraones. Además, dentro de pocos años el pueblo iba a entrar en conflicto con la adoración cananea que tenía algunos aspectos en común con la de Israel (p. ej. ba’al en hebreo significaba «Señor»; se llamaba a Jehová ba’al. En Canaán era un dios de la naturaleza); sin embargo, era un culto radicalmente diferente en la teología y en la ética de la fe de los patriarcas.

Dios ya había librado a Israel de la esclavitud egipcia y había demostrado que era el Señor de la naturaleza y la historia. Apenas había pactado con el pueblo en una alianza solemne, cuando les reveló la naturaleza magnífica de la constitución moral que los gobernaría: era Señor de la vida. El pueblo tenía una libertad nueva, una ley nueva, una nación nueva y ahora se necesitaba una adoración nueva. Era tiempo de recibir otra revelación: Jehová era Señor de la adoración.

Israel no necesitaba un culto nuevo de la misma naturaleza de los de otros pueblos semitas, sino que necesitaba una adoración nueva diferente en forma y calidad. No sería algo evolutivo del pueblo mismo; ¡el culto israelita era el del becerro de oro del estilo de los egipciosx! El culto revelado a Moisés en el monte dio un nuevo significado a ciertas prácticas antiguas e introdujo elementos nuevos con un sentir de moralidad y de enseñanza simbólica profundos. Al bajar del monte Moisés llevó consigo un diseño del Señor y, para mostrar su importancia, se dedicaron trece capítulos del libro para explicarlo. Ciertamente Dios era Señor de la adoración.

El tabernáculo era central en el culto nuevo, pues formaba el núcleo de la vida civil, moral y religiosa del pueblo. La adoración tocaba toda la vida de Israel, y con ella se enseñaban verdades eternas en forma simbólica: Israel era la nación visible que Dios había elegido para ser su representante en el mundo; el tabernáculo era el lugar donde el Dios invisible manifestaba su presencia al pueblo, y la ceremonia de adoración en el tabernáculo estaba formada de lecciones objetivas que enseñaban a Israel lo esencial de la adoración.

El tabernáculo jugó un papel muy importante temprano en la vida nacional de Israel. Al detenerse durante la marcha hacia la tierra prometida, las tiendas del pueblo se ponían alrededor del tabernáculo. ¿Con qué propósito? En primer término, el texto responde: Que me hagan un santuario, y yo habitaré en medio de ellos; … a la entrada del tabernáculo de reunión,… me encontraré contigo para hablarte allí… Yo habitaré en medio de los hijos de Israel, y seré su Dios. Y conocerán que yo soy Jehová su Dios, que los saqué de la tierra de Egipto para habitar en medio de ellos. Yo, Jehová , su Dios.

En segundo lugar, el tabernáculo, una tienda portátil, servía como símbolo de la presencia de Dios que les acompañaba en el viaje. Kelley escribió: «La presencia de Dios en medio de su pueblo fue lo que más que ninguna otra cosa constituyó a Israel en una nación y la distinguió de todas las otras naciones». Con Kelley se puede afirmar que Israel no tuvo que hacer viajes de vuelta a Sinaí para tener contacto con su Dios. El destino final del pueblo no era Sinaí, sino Canaán, la tierra prometida a los patriarcas. Jehová no era un Dios localizado: era Señor de todo el mundo y su propósito en elegir a Israel era la salvación mundial. Para ayudarles en la tarea, Dios peregrinaba con los suyos. El tabernáculo era un lugar especial de encuentro entre el pueblo y su Dios viviente y presente.

Como se notará con más detalles en los capítulos siguientes, el tabernáculo también tenía un propósito didáctico. Israel, como nación, estaba en su «jardín de infantes». No tenía experiencia en gobernarse ni en la responsabilidad que la libertad involucraba. No estaba preparada para recibir conceptos filosóficos acerca de la naturaleza de Dios y de una adoración puramente espiritual. Entonces, por medio del tabernáculo el Señor les reveló formas prácticas y visibles que representaban verdades espirituales más profundas. Más tarde, al aclararlas, no las invalidó. Simplemente se explicaba el significado de las «lecciones objetivas» (ver la relación de Hebreos con Levítico).

La información acerca del culto de adoración se encuentra en dos lugares: contiene las instrucciones dadas a Moisés por Jehová para la construcción del tabernáculo y la consagración de los sacerdotes; relata el proceso de llevar a cabo la obra. Conviene estudiar las dos secciones juntas para notar con más claridad algunos detalles (p. ej. tiempos y personas de algunos verbos) y aclaraciones del texto.

    Páginas: 1 2 3 4

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar