Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Ezequiel 38: Invasión de Gog, destrucción de su ejército

Ezequiel 38:1  Profecía contra Gog[a] Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Los oráculos concernientes a Gog y Magog han dado lugar a varias interpretaciones. Sobre el momento en que se cumplirán, sugieren que ello ocurrirá tras la restauración y unificación de Israel. La única otra mención de Gog en la Escritura es Revelaciones 20:7-10, la cual parece referirse al período posterior al Milenio. Los protagonistas, en su mayoría, son tribus ubicadas en los límites del mundo conocido entonces. Al norte está Gog de Magog , Mesec , Tubal , Gomer , y la casa de Togarma; al este está Persia; al sur Cus (Etiopía) y Fut (Libia). Revelaciones 20:8 las describe como «las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra»; y haríamos bien si las consideráramos en general como símbolos de las fuerzas que resisten a Dios, en lugar de tratar de precisar a cuáles de las naciones actuales representan. Aunque algunos intérpretes subrayan la importancia de esta batalla y sus implicaciones para la restaurada nación de Israel, el más relevante aspecto de estos dos capítulos es la glorificación del nombre de Jehová ante el resto de las naciones.

En el capítulo 37, Ezequiel reveló cómo Israel (el pueblo de Dios) sería restaurado a su tierra proveniente de muchas partes del mundo. Una vez que Israel se fortaleciera, una confederación de naciones del norte la atacarían, guiadas por Gog. Su propósito sería destruir al pueblo de Dios. Los aliados de Gog vendrían del área montañosa del sureste del mar Negro y suroeste del mar Caspio (la actual Turquía central), así como del área que hoy en día es Irán, Etiopía, Libia y quizás la ex Unión Soviética. Gog sería una persona (a veces se lo identifica con Giges, rey de Lidia en 660 a.C.), pero también podía ser un símbolo de toda la maldad del mundo. Ya sea simbólico o literal, representa el poder militar reunido de todas las fuerzas que se oponen a Dios. Muchos dicen que la batalla que Ezequiel describió ocurrirá al final de la historia humana, pero existen muchas diferencias entre los sucesos descritos aquí y los de Apocalipsis 20. Independientemente de cuándo va a ocurrir esta batalla, el mensaje es claro: Dios liberará a su pueblo, ningún enemigo permanecerá en pie ante su gran poder.

Ezequiel 38:2  «Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog,[b] en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él

Gog es el líder de la coalición. Magog es la tierra de Gog y puede ser simplemente llamada «la casa de Gog». Mesec es la tribu asiria «Muscu», al sur de Gomer, en el Asia Menor, y Tubal es la asiria «Tabab», al sur de (Bet) Togarma, en el Asia Menor oriental

Ezequiel 38:3  diciendo: “Así ha dicho Jehová, el Señor: Yo estoy contra ti, Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal.

Ezequiel 38:4  Te quebrantaré, pondré garfios en tus quijadas y te sacaré a ti junto con todo tu ejército: caballos y jinetes, completamente equipados, una gran multitud con paveses y escudos, armados todos ellos con espadas.

Te quebrantaré : Dios tiene la situación en sus manos, y aquellos quienes piensan que actúan independientemente se engañan a sí mismos (39.2). Pondré garfios en tus quijadas : Una imagen tomada de la captura de un peligroso pez de grandes dimensiones.

Ezequiel 38:5  Persia, Cus y Fut[c] con ellos; todos ellos con escudo y yelmo;

Persia : Un área al este de la planicie iraní; un país que ganaba prominencia en tiempos de Ezequiel. Etiopía : El nombre moderno de Cus, al sur de Egipto, y Libia , nombre moderno para Put y Fut en áfrica

Ezequiel 38:6  Gomer[d] con todas sus tropas; la casa de Togarma,[e] de los confines del norte, con todas sus tropas. Muchos pueblos estarán contigo.

Gomer : La asiria «Gimirai» (Sumerios), al noroeste de Mesec, en el Asia Menor Central. La casa de Togarma o Bet-togarma es la asiria «Til-garimu», sobre el alto éufrates en Capadocia (al este del Asia Menor), al norte de Tubal. De los confines del norte. Casi todas las invasiones venían del norte, pero esta provendría de sus confines.

Ezequiel 38:7  »Prepárate y está alerta, tú y toda tu multitud que se ha reunido contigo, y sé tú su comandante.

Ezequiel 38:8  De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de los años vendrás al país salvado de la espada, contra gentes recogidas de entre muchos pueblos en los montes de Israel, que siempre fueron una desolación. Fueron sacadas de entre las naciones y todas ellas vivirán confiadamente.

Ezequiel 38:9  Subirás tú y vendrás como una tempestad; como un nublado que cubra la tierra serás tú con todas tus tropas, y muchos pueblos contigo.

Ezequiel 38:10  »Así ha dicho Jehová, el Señor: En aquel día subirán pensamientos a tu corazón y concebirás un plan perverso.

Ezequiel 38:11  Dirás: ‘Subiré contra un país indefenso, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente. Todas ellas habitan sin murallas, y sin cerrojos ni puertas’.

Ezequiel 38:12  Subirás para arrebatar despojos, para tomar botín, para poner tus manos sobre las ruinas ahora habitadas y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que habita en la parte central del país.[f]

Ezequiel 38:13  Sabá[g] y Dedán,[h] los mercaderes de Tarsis[i] y todos sus príncipes te dirán: ‘¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para arrebatar grandes despojos?’ ”.

Sabá está en la parte sudoeste de la península de Arabia (27.22); Dedán : Véanse las notas 25.13 y 27.15; Los mercaderes de Tarquis.

Sabá y Dedán, grandes centros comerciales en Arabia, dirían a Gog: «¿Quiénes son ustedes para usurpar nuestra posición como líderes del comercio mundial?» Tarsis era el líder del comercio en el oeste, muchos creen que era España.

Ezequiel 38:14  »Por tanto, profetiza, hijo de hombre, y di a Gog que así ha dicho Jehová, el Señor: “En aquel tiempo, cuando mi pueblo Israel habite con seguridad, ¿no lo sabrás tú?[j]

Ezequiel 38:15  Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tú y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, una gran multitud y un poderoso ejército;

Ezequiel 38:16  y subirás contra mi pueblo Israel como un nublado que cubra la tierra. Así será al cabo de los días: yo te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan cuando sea santificado en ti, Gog, delante de sus ojos.[k]

Y te traeré : La soberanía de Dios se hace otra vez evidente. Aunque Gog y su cohorte creían que ellos habían planificado la invasión, la responsabilidad correspondía a Dios. En Revelaciones 20:8 Satán aparece como instigador, pero es solamente un instrumento de la voluntad de Dios.

Ezequiel 38:17  »Así ha dicho Jehová, el Señor: ¿No eres tú aquel de quien hablé yo en tiempos pasados por mis siervos los profetas de Israel, los cuales profetizaron en aquellos tiempos que yo te había de traer sobre ellos?

Ezequiel 38:18  En aquel tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dice Jehová, el Señor, subirá mi ira y mi enojo.

Ezequiel 38:19  Porque en mi celo, en el fuego de mi ira, he dicho que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel,

Ezequiel 38:20  que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo, toda serpiente que se arrastra sobre la tierra y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia. Se desmoronarán los montes, los vallados caerán y todo muro se vendrá a tierra.

Ezequiel 38:21  En todos mis montes llamaré contra él a la espada, dice Jehová, el Señor; la espada de cada cual estará contra su hermano.

Dios intervendrá directamente en defensa de Israel, desencadenando desastres naturales severos sobre los invasores del norte. Al final, las naciones paganas golpeadas se volverán contra sí mismas en confusión y pánico. Todos los que se opongan a Dios serán destruidos.

Ezequiel 38:22  Yo litigaré contra él con peste y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, una lluvia impetuosa y piedras de granizo, fuego y azufre.

Ezequiel 38:23  Entonces seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones. Y sabrán que yo soy Jehová”.

Contra Gog y sus aliados, Dios convoca a las fuerzas de la naturaleza y un gran temblor devasta la tierra, afectando los peces, aves, bestias y seres humanos. No se necesitan ejércitos humanos para luchar contra él; pestilencia , sangre , lluvias , y piedras de granizo , fuego y azufre lloverán sobre Gog. Dios será así engrandecido de esa manera. Esto describe los últimos acontecimientos del Día del Señor.

Invasión de Gog. Destrucción de su Ejercito

Los capítulos 38-39 son netamente apocalípticos por su estilo; en ellos se describe primero la invasión de un pueblo guerrero venido del norte con un caudillo llamado Gog. Después de cumplir su misión de castigo sobre el pueblo de Israel, los invasores son, a su vez, destruidos por la mano omnipotente de Yahvé. El estilo es desbordante dentro de la línea de los libros llamados apocalípticos, que tanto pululan entre los judíos en los siglos inmediatamente anteriores y posteriores a Cristo. Por esto, muchos autores independientes pretenden que estos dos capítulos son una adición posterior redaccional, insertados por un compilador de época tardía. El autor de estos fragmentos apocalípticos quiere destacar el asalto definitivo de las fuerzas enemigas del pueblo de Dios contra éste para que no se establezca la era mesiánica anunciada por los profetas.

Gog representa aquí a todos los poderes del mal, que se oponen a la instauración del reino de Dios en la tierra. Es un símbolo colectivo, en cuanto que representa a los jefes de todos los pueblos que a través de la historia se oponen al pueblo de Dios y a los designios mesiánicos divinos. Es el prototipo del anticristo, como síntesis de la oposición a Dios en el A.T.

La fórmula introductoria es semejante a la que hemos visto a propósito del oráculo contra Edom. El profeta debe dirigir su rostro hacia el norte, donde reina un tirano llamado Gog, quizá personaje ficticio, tipo del agresor pagano contra el pueblo de Dios4. Ciertamente que el profeta lo presenta viniendo de la región de Armenia, de donde en el siglo VII vino la famosa invasión de los escitas, tribus guerreras indoeuropeas que con sus caballos arrollaron a los pueblos del Antiguo Oriente. En el texto que estudiamos, el profeta presenta al caudillo bárbaro interpelado hostilmente por Yahvé (Heme aquí contra tí.). Aunque se le permite invadir el territorio del pueblo de Dios, debe saber de antemano que al fin será derrotado. Le tratará a su antojo, poniéndole freno en sus mandíbulas. Su invasión no tendrá más alcance que el que le permita Dios, que le enfrena por la boca como a un corcel indómito.

Gog, pues, va a invadir la tierra de Yahvé, secundado por otros pueblos. Sin saberlo es un juguete en las manos de Dios, que le invitará a invadir la tierra salvada de la espada, es decir, Palestina. La frase prepárate, apréstate tiene un carácter irónico. La expresión al cabo de años indica en el contexto profético simplemente el futuro, pero a veces alude a la inauguración de la era mesiánica. Aquí en Ezequiel parece aludir a ambas cosas a la vez, ya que presiente cercano el día de la manifestación mesiánica, que, por otra parte, ha de ser precedido de un último ataque a la teocracia judía, dirigido por ese ejército que viene del septentrión. Gog caerá como un ciclón con sus ejércitos sobre los montes de Israel.

Ha llegado el momento de la invasión, y el caudillo de los pueblos enemigos del pueblo de Dios concibe perversos designios en su corazón, ya que no piensa sino en la devastación y el saqueo. Su cinismo es tanto mayor cuanto que tiene conciencia de atacar a un pueblo indefenso, que habita en el ombligo de la tierra, o región central del mundo 9. Los pueblos que tradicionalmente se dedicaban al comercio, al oír las nuevas de la próxima invasión, se preparan para acompañar a las tropas en provecho propio, y así preguntan ansiosos a Gog: ¿Vienes en busca de botín?. Son como jóvenes leones que van sobre la presa. Las antiguas expediciones militares iban seguidas de voraces mercaderes, ávidos de esclavos y de botín para comprarlos a los soldados y después venderlos en los mercados internacionales.

El profeta, después de aludir a esta costumbre de la época, anuncia que Gog se pone, finalmente, en camino desde las extremas regiones del septentrión, de Armenia y Asia Menor, para caer con sus caballos — fuerza militar característica de las hordas escitas de origen indoeuropeo — sobre Israel, el pueblo de Yahvé. Dios hace que marchen contra El y su pueblo para santificarse, es decir, mostrar después su omnipotencia y superioridad, derrotándole, ante los ojos de los gentiles. En definitiva, el triunfador será Yahvé, que vencerá a los enemigos de Israel en su última tentativa de hacerle desaparecer.

Ezequiel quiere autorizar su vaticinio citando a los antiguos profetas que le precedieron. No sabemos en concreto a qué profecías se refiere, pues en absoluto pudiera el profeta aludir a oráculos no registrados en los libros canónicos. Desde luego podemos rastrear en la literatura profética canónica fragmentos en los que se habla de la derrota de las potencias paganas que se empeñaban en oponerse a Israel. La intervención airada divina es descrita con colores apocalípticos: toda la naturaleza se conmoverá, y con ella todos los animales. Naturalmente, las expresiones no han de tomarse a la letra, ya que son hipérboles orientales para describir el efecto de la venganza divina sobre el ejército invasor. Los flagelos de peste, hambre y espada serán los instrumentos de la justicia divina. La dramatización del cuadro es imponente y muy conforme con la imaginación desbordada oriental. El profeta quiere impresionar al auditorio con esta descripción altisonante. Era tradicional presentar a Yahvé rodeado de majestad y furor, como en las teofanías del Sinaí. En esas manifestaciones airadas veían los israelitas reflejada la santidad de su Dios, es decir, su incontaminación, su trascendencia y su carácter numénico: y me magnificaré y haré muestra de mi santidad..

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar