Logo

Isaias 17: Profecía contra Damasco

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Isaias 17:1 Profecía contra Damasco[a] Profecía sobre Damasco:[b] «He aquí que Damasco dejará de ser ciudad; será montón de ruinas.

Israel y Siria se aliaron para pelear contra Asiria. Sin embargo, Tiglat-pileser III capturó Damasco, la capital de Siria, en 732 a.C., y anexó la parte norte de Israel al Imperio Asirio. Entonces Acaz, rey de Judá, pagó tributo a Tiglat-pileser III.

Isaias 17:2  Las ciudades de Aroer están desamparadas;[c] se convertirán en majadas y allí dormirán los rebaños sin que nadie los espante.

Isaias 17:3  Cesará la fortificación de Efraín y el reino de Damasco; y lo que quede de Siria será como la gloria de los hijos de Israel», dice Jehová de los ejércitos.

La gloria . . . de Israel es una ironía. Serán juzgados junto al remanente de Siria.

Isaias 17:4 Juicio sobre Israel[d] «En aquel tiempo menguará la gloria de Jacob y se enflaquecerá la gordura de su carne.

Isaias 17:5  Será como cuando el segador recoge la mies y con su brazo siega las espigas; será también como el que recoge espigas en el valle de Refaim.[e]

Isaias 17:6  Y quedarán en él rebuscos, como cuando sacuden el olivo; dos o tres frutos en la punta de la rama, cuatro o cinco en sus ramas más fructíferas», dice Jehová, Dios de Israel.

Isaias 17:7  Aquel día mirará el hombre a su Hacedor; sus ojos contemplarán al Santo de Israel.

El mensaje de Dios a Damasco es de destrucción completa. Los sirios se apartaron del Dios que pudo salvarlos, dependiendo en su lugar de sus ídolos y su propia fuerza. No importó cuánto éxito tuvieran, el castigo de Dios fue seguro. A menudo dependemos de las trampas del éxito (automóviles lujosos, pasatiempos, ropa, casas) para sentirnos llenos. Sin embargo, Dios nos dice que cosecharemos dolor y sufrimiento si dependemos de cosas temporales para obtener seguridad eterna. Si no queremos que se nos dé el mismo trato que Damasco recibió, debemos volvernos de esos falsos encantos y confiar en Dios.

Isaias 17:8  Ya no mirará a los altares que hicieron sus manos, ni mirará a lo que hicieron sus dedos, ni a los símbolos de Asera[f] ni a las imágenes del sol.

Damasco : Era y es la capital de Siria . Siria, junto con Efraín ( Israel ) , sería completamente destruida por haber atacado a Judá y Jerusalén. Siria fue invadida por Asiria en el 732 a.C., en cuya ocasión cayó en poder del extranjero la parte septentrional de Israel. En el 721 a.C., Israel fue completamente derrotado y llevado cautivo, excepto un pequeño remanente de fieles que se volvieron de todo corazón a Dios y abandonaron toda idolatría.

Los símbolos de Asera eran imágenes de esta diosa cananea y consorte femenino de Baal. Quizás la reina Jezabel llevó la adoración de Asera al reino del norte. El culto alentaba prácticas sexuales inmorales y atraía a mucha gente. La Biblia condena la adoración de los símbolos de Asera y el rey Manasés fue condenado por colocar una imagen de ella en el templo. A diferencia de los dioses paganos, Dios no trata de atraer a grandes multitudes, sino que busca el mayor bienestar para todas las personas.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR