Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Isaías 60: La proclamacion de salvacion a sion

Isaías 60:1 Levántate, resplandece, porque ha llegado tu luz y la gloria del Señor ha amanecido sobre ti.

Aunque estas resplandecientes promesas mesiánicas de restauración traerían esperanza a Israel en el cautiverio, en sentido amplio, tenían un significado mesiánico y escatológico. gloria, chabod: Algo sustancial o pesado. Honor, esplendor, poder, riqueza, autoridad, magnificencia, fama, dignidad, riquezas y excelencia. La raíz de chabod es chabad que significa «pesado, glorioso, notable» o «reconocido». En el Antiguo Testamento el ser «pesado» representaba un honor, mientras la «ligereza» se igualaba a la vanidad, la inestabilidad, lo temporario y vacío. Chabod designa la gloria de Dios, no sólo su honor, renombre y majestad. También indica esplendor visible, como el que llenó el templo salomónico, y que en alguna ocasión llenará la tierra. De chabod derivan los nombres «Jocabed» («Jehová es gloria») e «Icabod» («¿Dónde está la gloria?»). A medida que leemos estas promesas, anhelamos su cumplimiento. Pero debemos esperar con paciencia el tiempo de Dios. El controla la historia y entreteje nuestras vidas en su plan. [private]

Isaías 60:2 Porque he aquí, tinieblas cubrirán la tierra y densa oscuridad los pueblos; pero sobre ti amanecerá el Señor, y sobre ti aparecerá su gloria.

Isaías 60:3 Y acudirán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer.

Isaías 60:4 Levanta tus ojos en derredor y mira: todos se reúnen, vienen a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos.

Isaías 60:5 Entonces lo verás y resplandecerás, y se estremecerá y se regocijará tu corazón, porque vendrá sobre ti la abundancia del mar, las riquezas de las naciones vendrán a ti.

La riqueza de las naciones : Esto se cumplió parcialmente con la asistencia material que Persia proveyó durante el retorno del cautiverio en el 538 a.C.

Isaías 60:6 Una multitud de camellos te cubrirá, camellos jóvenes de Madián y de Efa; todos ellos vendrán de Sabá, traerán oro e incienso, y traerán buenas nuevas de las alabanzas del Señor.

Madián , Efa , Sabá , Cedar y Nebaoit : Ciudades del desierto de Arabia. Glorificaré la casa de mi gloria : La riqueza traída de las anteriores ciudades se utilizaría para decorar el segundo templo

Isaías 60:7 Todos los rebaños de Cedar serán reunidos para ti, los carneros de Nebaiot estarán a tu servicio; subirán como ofrenda agradable sobre mi altar, y yo glorificaré la casa de mi gloria.

Los lugares mencionados pertenecían a tribus poco conocidas del desierto de Arabia, cientos de kilómetros lejos de Israel. Toda la gente vendría a Jerusalén porque Dios viviría allí y su luz los atraerían. No se desaliente cuando mire a su alrededor y vea que muy pocas personas se vuelven a Dios. Un día toda la gente alrededor del mundo lo reconocerá como el único Dios verdadero.

Isaías 60:8 ¿Quiénes son éstos que vuelan como nubes, y como palomas a sus ventanas?

Isaías 60:9 Ciertamente las costas me esperarán, y las naves de Tarsis vendrán primero, para traer a tus hijos de lejos, y su plata y su oro con ellos, por el nombre del Señor tu Dios, y por el Santo de Israel que El te ha glorificado.

Isaías 60:10 Extranjeros edificarán tus murallas, y sus reyes te servirán; porque en mi furor te herí, pero en mi benevolencia he tenido compasión de ti.

Isaías 60:11 Tus puertas estarán abiertas de continuo; ni de día ni de noche se cerrarán, para que te traigan las riquezas de las naciones, con sus reyes llevados en procesión.

Isaías 60:12 Porque la nación y el reino que no te sirvan, perecerán, y esas naciones serán ciertamente destruidas.

Isaías 60:13 La gloria del Líbano vendrá a ti, el ciprés, el olmo y el boj a una, para hermosear el lugar de mi santuario; y yo haré glorioso el lugar de mis pies.

Cipreses , pinos y bojes : Maderas empleadas en la construcción del segundo templo.

Isaías 60:14 Vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, se postrarán a las plantas de tus pies todos los que te despreciaban, y te llamarán Ciudad del Señor, Sion del Santo de Israel.

Isaías 60:15 Por cuanto tú estabas abandonada y aborrecida, sin que nadie pasara por ti, haré de ti gloria eterna, gozo de generación en generación.

Isaías 60:16 Y mamarás la leche de las naciones, al pecho de los reyes mamarás; entonces sabrás que yo, el Señor, soy tu Salvador y tu Redentor, el Poderoso de Jacob.

Y mamarás la leche de las naciones , el pecho de los reyes mamarás : Metáforas que describen el apoyo de que se habla en versículos 5-13.

Isaías 60:17 En vez de bronce, traeré oro, en vez de hierro, traeré plata, en vez de madera, bronce, y en vez de piedras, hierro. Pondré como tus administradores la paz, y como tus gobernantes la justicia.

Las cosas que se describen en esta sección tienen sin duda un significado escatológico.

Isaías 60:18 No se oirá hablar más de violencia en tu tierra, ni de desolación, ni de destrucción dentro de tus límites; sino que llamarás a tus murallas salvación y a tus puertas alabanza.

Isaías 60:19 Ya el sol no será para ti luz del día, ni el resplandor de la luna te alumbrará; sino que tendrás al Señor por luz eterna, y a tu Dios por tu gloria.

Isaías 60:20 Nunca más se pondrá tu sol, ni menguará tu luna, porque tendrás al Señor por luz eterna, y se habrán acabado los días de tu luto.

Isaías 60:21 Entonces todos los de tu pueblo serán justos; para siempre poseerán la tierra, vástago de mi plantío, obra de mis manos, para que yo me glorifique.

Isaías 60:22 El más pequeño llegará a ser un millar, y el más insignificante una nación poderosa. Yo, el Señor, a su tiempo lo apresuraré.

La proclamacion de salvacion a sion

La gloria de Dios en Sion

En 59:9 y 10 el profeta se refiere al estado de tinieblas y oscuridad que atravesaba la comunidad judía en Sion en aquellos días: Andamos a tientas, como si no tuviésemos ojos. Las tinieblas simbolizan el caos extremo, cuando las fuerzas operan en la sociedad humana sin control ni coordinación. En esta situación no se puede prever ni tampoco prevenir; mucho menos predecir ni profetizar. En estas circunstancias, los especuladores abusan de sus propios hermanos, los impíos maniobran ocultos detrás de las apariencias y los delincuentes exponen sus vidas a costa de la vida.

Sion pasaba por un estado semejante. En tales circunstancias el profeta proclama en el versículo 1: ¡Levántate! ¡Resplandece! Porque ha llegado tu luz, y la gloria de Jehová ha resplandecido sobre ti. Es que el profeta sí puede auscultar a través del estado presente y ver el glorioso final. Sus palabras mismas han sido un haz de luz en las horas más negras de la historia subsecuente del pueblo de Israel, cuando todo hubiera parecido desmembrarse y disolverse en el caos. También ha determinado la filosofía de la historia del cristianismo que contempla la historia final de Jehová Dios de Israel.

Así como en la experiencia de la novena plaga de Egipto, cuando hubo densas tinieblas que hasta podían ser palpadas, pero todos los hijos de Israel tenían luz en sus moradas, así sucederá en la era de gloria que se avecina a Israel. La luz de Israel, lo opuesto del poder del caos, constituye el primer factor del orden, la síntesis de los principios espirituales que introducen armonía en la creación y que de una manera maravillosa han venido a conformar un código: la palabra escrita de Dios.

La luz anunciada a Israel es el reflejo en el pueblo del resplandor de la gloria de Jehová. Esto mismo será observado por las naciones, las cuales empezarán a andar al resplandor de este nuevo amanecer.

Repitiendo las palabras Deuteronomio 49:18 el profeta expresa en el versículo 4 los primeros indicios de este nuevo amanecer para el pueblo de Israel: una ola masiva de inmigración de los judíos que retornan a Sion. Este acontecimiento, desesperadamente necesitado en las circunstancias por las cuales atravesaba la débil comunidad judía en Sion, es el primer destello de luz y alegría: Entonces lo verás y resplandecerás. Luego usa un verbo que expresa estremecimiento, resultado de sorpresa y regocijo, y dice: Tu corazón se estremecerá… Es que junto con la ola de inmigración se prevé para Sion un retorno a la prosperidad, a consecuencia de una nueva actitud de las naciones del mundo que ponen su mira en este faro de luz que constituye Israel en medio de un océano en tinieblas. Los versículos 6 y 7 describen, en términos propios de la época, el influjo comercial que convergirá en Sion por la vía terrestre. El versículo 9 describe la afluencia de flotas. La frase traducida … en mí esperarán las costas puede ser traducida: Hacia mí confluirán las flotas.

La expectativa de la edificación de los muros, expresada en el versículo 10, es señal de que el profeta escribe antes de la llegada de Nehemías a Judá, cuando los muros de Jerusalén ya estaban en ruinas.

Los versículos 11-17 describen las riquezas de las naciones destinadas a convergir en Sion. Ellas serán llevadas por los séquitos de sus mismos reyes.

El versículo 13 vislumbra el esplendor del nuevo templo, que en los días del profeta estaría en proceso de construcción. Y de alguna manera relacionado con la reconstrucción del templo, el versículo 14 parece vislumbrar el sometimiento de los samaritanos. Ellos también llamarían a Jerusalén: Ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel.

Los versículos 17b y 18 anuncian la perpetuidad del orden en la administración de la justicia. El éxito de Sion ya no será mas pasajero, sino constante, sin interrupción. Sólo entonces Israel habrá cumplido el designio divino de ser el reloj de la historia, la obra maestra de Jehová, para manifestar su propia gloria.

Significado de términos:

Gloria de Jehová

¿Qué significan estas palabras para el creyente? Significan lo más alto y lo mejor que Dios tiene para sus hijos. Es mucho más que la gracia que nos salva, es «la vida más abundante», «el gozo indecible y lleno de gloria», «la riqueza de la gloria de su herencia en los santos». Aquí y ahora mismo nos espera la gloria que me diste les he dado, para que sean una cosa, como también nosotros somos una cosa.

Futuro glorioso Las Sagradas Escrituras no dicen nada sobre «la lucha de clases», ni de leyes científicas que conduzcan por la vía de revolución social a una sociedad perfecta. Pero sí enfatiza un glorioso futuro en la tierra, donde morará la justicia. El Señor reinará sobre toda la nueva humanidad redimida por la sangre del Cordero. Todos los moradores serán justos. La temida pobreza, la violencia, las enfermedades y hasta la misma muerte serán destruidas.

Gloria del Líbano

Bajo la frase La gloria del Líbano vendrá a ti, el profeta hace referencia a los grandes y famosos bosques de cedros, hoy desaparecidos. Hay muchas referencias en las Escrituras a los cedros del Líbano; el salmista los nombra siempre en conexión con la alabanza. Isaías ias 35:2, dice que el Mesías tendrá la gloria y la hermosura del Líbano.

Verdades prácticas

Jesús leyó este pasaje cuando entró a la sinagoga de Nazaret. Era un plan de acción a corto plazo, que lo puso en vigencia cuando comenzó su ministerio terrenal. Tres años duró el ministerio del Señor Jesús y alcanzó cada uno de estos puntos en este plan redentor. ¿Quiénes son los obres, los quebrantados, los cautivos, los prisioneros? Los predicadores contemporáneos de la llamada «justicia social» dirán: «Son los explotados por la sociedad capitalista, los pobres, porque la sociedad los margina, y los políticos que sufren persecución por defender los intereses del pueblo». Pero, ¿qué tipo de mensaje encontramos en este pasaje de Isaías ías, de tipo políticosocial o netamente espiritual? No se pretende desconocer las condiciones socioeconómicas de las grandes mayorías de los pueblos del Tercer Mundo. Pero el tono con el que son escritas y pronunciadas por Jesús es de contenido espiritual. ¿Quién es el que liberta al hombre sumergido en la pobreza espiritual; quién anima a los quebrantados de corazón; quién proclama libertad a los cautivos de Satanás, quién?» El profeta responde; «El Ungido de Jehová». «El Mesías, Jesucristo,» nos dirá el NT. [/private]

    Páginas: 1 2 3 4

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar