Logo

Job 27: Respuesta de Job a Bildad

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Job 27:1  Entonces Job continuó su discurso y dijo:

Job continúa proclamando su inocencia y su creencia de que el incrédulo será al final castigado, porque Dios es justo y misericordioso.

Job 27:2  ¡Vive Dios, que ha quitado mi derecho, y el Todopoderoso, que ha amargado mi alma!

Job 27:3  Porque mientras haya vida en mí, y el aliento de Dios esté en mis narices,

Job 27:4  mis labios, ciertamente, no hablarán injusticia, ni mi lengua proferirá engaño.

Job 27:5  Lejos esté de mí que os dé la razón; hasta que muera, no abandonaré mi integridad.

Job 27:6  Me aferraré a mi justicia y no la soltaré. Mi corazón no reprocha ninguno de mis días.

En medio de todas las acusaciones, Job fue capaz de declarar que su conciencia estaba limpia. Sólo el perdón de Dios y una determinación a vivir una vida recta delante de El pueden producir una conciencia limpia. Cuán importante llegó a ser su hoja de vida cuando estaba siendo acusado. Al igual que Job, no podemos declarar que no hay pecado en nuestra vida, pero sí podemos declarar que tenemos vidas perdonadas. Cuando confesamos nuestros pecados a Dios, somos perdonados y podemos vivir con conciencias limpias

Job 27:7  Sea como el impío mi enemigo, y como el injusto mi adversario.

Job 27:8  Porque, ¿cuál es la esperanza del impío cuando es cortado, cuando Dios reclama su alma?

Job 27:9  ¿Oirá Dios su clamor, cuando venga sobre él la angustia?

Job 27:10  ¿Se deleitará en el Todopoderoso? ¿Invocará a Dios en todo tiempo?

Job 27:11  Os instruiré en el poder de Dios; no ocultaré lo que concierne al Todopoderoso.

Job 27:12  He aquí, todos vosotros lo habéis visto; ¿por qué, entonces, obráis neciamente?

Job 27:13  Esta es la porción de parte de Dios para el hombre impío, y la herencia que los tiranos reciben del Todopoderoso.

Job estuvo de acuerdo con sus amigos de que el fin del malo será el desastre, pero no estuvo de acuerdo en que él era malo y que se merecía el castigo. La mayor parte de los castigos que enumeró Job nunca los sufrió él. Así que no se estaba incluyendo dentro de los malvados. Por el contrario, continuamente pedía a Dios que viniera y lo reivindicara.

Job 27:14  Aunque sean muchos sus hijos, están destinados a la espada, y sus vástagos no se saciarán de pan.

Job 27:15  Sus sobrevivientes serán sepultados a causa de la plaga, y sus viudas no podrán llorar.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR