Logo

Job 27: Respuesta de Job a Bildad

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Job 27:16  Aunque amontone plata como polvo, y prepare vestidos abundantes como el barro;

Job 27:17  él los puede preparar, pero el justo los vestirá, y el inocente repartirá la plata.

Job 27:18  Edifica su casa como tela de araña, o como choza que el guarda construye.

Job 27:19  Rico se acuesta, pero no volverá a serlo; abre sus ojos, y ya no hay nada.

Job 27:20  Le alcanzan los terrores como una inundación; de noche le arrebata un torbellino.

Job 27:21  Se lo lleva el viento solano, y desaparece, pues como torbellino lo arranca de su lugar.

Job 27:22  Sin compasión se arrojará contra él; ciertamente él tratará de huir de su poder.

Job 27:23  Batirán palmas por su ruina, y desde su propio lugar le silbarán.

Respuesta de Job a Bildad.

E n este capítulo encontramos dos secciones ideológicas totalmente diversas: en la primera se declara de nuevo la inocencia de Job, el cual se confía sólo a la justicia divina, ya queden la humana nada puede esperar; en la segunda más bien encontramos la tesis tradicional de Sofar: el impío es inexorablemente castigado por Dios en este mundo, mientras que el justo es debidamente recompensado. El ?ersículo 13, por otra parte, es la conclusión del discurso de Sofar. Parece que ha habido un desplazamiento en las copias, y este fragmento debe unirse al Deuteronomio 24:18-24, que hemos supuesto de Sofar. Así se completan los ciclos de los discursos de los tres amigos, que alternativamente exponen sus soluciones al problema del sufrimiento de Job.

Declaración de inocencia por parte de Job

De nuevo declara Job su inocencia, a pesar de las opiniones comunes sobre la relación entre la desgracia física y el pecado. Había pedido una solemne audiencia a Dios para que estudiara su inocencia, pero no ha recibido respuesta a su angustiada demanda. Pero, con tocio, nombra al Omnipotente como testigo de su sinceridad e inocencia. Dios ha rehusado justicia, rechazando su petición; pero, con todo, confía en su santidad e integridad para hacer valer sus legítimos derechos. Por eso, mientras aliente en su vida el hálito que Dios le insufló en sus narices — conforme a la descripción antropomórfica de la formación del primer hombre de la arcilla —, reclamará su derecho a ser absuelto públicamente, sin acudir a la falsedad y a la mentira.

El callarse significaría que sus amigos tenían la razón en el misterioso problema de sus sufrimientos. Nunca puede aceptar la tesis de los amigos sobre su supuesta culpabilidad secreta como causa de sus infortunios. Tiene conciencia de no haberse apartado de Dios ni un solo día de su vida. Se siente orgulloso de su limpio pasado, y no puede conceder las torvas insinuaciones de sus amigos.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR