Logo

Job 41: Sacrás tú a Leviatán

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Job 41:1  ¿Pescarás tú al leviatán[a]  con un anzuelo o sujetándole la lengua con una cuerda?

Aunque en la mitología cananea leviatán usualmente se refiere a un monstruo marino de siete cabezas, aquí probablemente se refiera a un cocodrilo. El Leviatán. Se ha especulado que puede ser una referencia al delfín, al atún o a la ballena, pero la opinión general es que se trata de un cocodrilo. Aparece en la mitología cananea como Lotan, el monstruo de siete cabezas que mora en las profundidades y el AT hace alusiones a este ser mitológico. Así que el Leviatán aquí, como el Behemot, es símbolo de caos.

Job 41:2  ¿Le pondrías una soga en las narices? ¿Perforarías con un garfio su quijada?

Job 41:3  ¿Multiplicará ruegos él delante de ti? ¿Te hablará con palabras lisonjeras?

Job 41:4  ¿Hará un pacto contigo para que lo tomes por esclavo para siempre?

Job 41:5  ¿Jugarás con él como con un pájaro? ¿Lo atarás para tus niñas?

Job 41:6  ¿Harán banquete con él los compañeros? ¿Lo repartirán entre los mercaderes?

Job 41:7  ¿Cortarás tú con cuchillo su piel, o con arpón de pescadores su cabeza?

Job 41:8  Pon tu mano sobre él: recordarás luego la lucha y no volverás a hacerlo.

Job 41:9  En cuanto a él, toda esperanza queda burlada, porque aun a su sola vista la gente se desmaya.

Job 41:10  Y nadie hay tan osado que lo despierte; ¿quién podrá permanecer delante de mí?

Job 41:11  Porque ¿quién me ha dado a mí primero, para que yo restituya? ¡Todo lo que hay debajo del cielo es mío![b]

Es muy tonto para las personas pensar que le pueden hacer frente a Dios cuando tienen miedo a enfrentar a un cocodrilo. ¡Cuánto más poderoso es Dios! Es mejor someterse a la autoridad amorosa de Dios que enfrentarse a su ira.

El Leviatán no es de ningún uso práctico para los seres humanos.

No puede ser atrapado
ni domado
ni convertido en algo dócil y domesticado
no puede ser utilizado para servir al ser humano
ni como una mascota para entretener a los niños
No sirve para comer ya que ni se lo puede atrapar
¡Cualquiera que sea tan imprudente como para ponerle las manos encima no lo hará por segunda vez
¡Verlo basta para ahuyentar a cazadores esperanzados

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR