Logo

Mateo 24: La visión del futuro

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Examinemos las verdades más notables que en estos versículos se nos enseñan.

1. Que la segunda vez que el Señor venga al mundo descenderá rodeado de singular gloria y majestad. Las tribus de la tierra “verán ni Hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo con poder y grande gloria.” En su presencia el sol, la luna y las estrellas se oscurecerán.
El segundo advenimiento será muy diferente del primero. La primera vez vino el Salvador como “varón de dolores y experimentado en flaqueza :” nació en Belén en medio de pobreza y humildad; asumió el aspecto de siervo y fue despreciado y rechazado por los hombres ; fue entregado en manos de hombres perversos, fue condenado injustamente, befado, azotado, coronado de espinas, y finalmente crucificado en medio de dos ladrones. Vendrá la segunda vez como soberano de toda la tierra y rodeado de majestad regia: todos los príncipes y los hombres grandes de este mundo se presentarán ante su trono para recibir una sentencia eterna; en su presencia todos enmudecerán, toda rodilla se hincará y todo labio confesará que El es el Señor.

2. Que en el segundo advenimiento Jesús se hará cargo de los creyentes por primera vez. La Escritura dice que enviará a los ángeles para reunir a sus escogidos. Esos espíritus celestes que se regocijan en el cielo por cada pecador que se arrepiente, juntarán gustosos al pueblo de Cristo para que lo encuentren en el espacio.
Sí, en el día del juicio se congregarán todos los santos: los creyentes de todos los pueblos, de todos los climas. Todos estarán reunidos: desde Abel el justo hasta el último pecador que se convirtiere a Dios; desde el patriarca más anciano hasta el más tierno parvulillo que muere en el momento de ser animado por el primer aliento de vida. Qué feliz reunión no será aquella. Si acá en la tierra ha sido tan agradable el estar en compañía con unos pocos creyentes, cuál no lo será el mezclarse entre una muchedumbre innumerable de ellos.

3. Que los judíos permanecerán como pueblo distinto hasta la segunda venida del Salvador. Infiérase esto de las siguientes palabras: “No pasará esta generación que todas estas cosas no acontezcan.” No hay, en nuestro concepto, otra interpretación de las palabras “esta generación” que sea, siquiera en mínimo grado, satisfactoria, y que no esté expuesta a muy serias objeciones. La palabra generación es susceptible del sentido que la hemos dado, pues, según creemos ese es en el que se la emplea en los siguientes pasajes: Mat_12:45; Mat_17:17 y 23:36; Luk_16:8 y 17:25.
Que los judíos continúen existiendo como pueblo distinto es un milagro innegable. Es una de aquellas pruebas de la autenticidad de la Biblia. Sin patria, sin jefe, sin gobierno, diseminados por todos los ámbitos del globo durante mil ochocientos años, los Judíos no se asimilan al pueblo del país en donde residen como lo hacen los ingleses, los franceses, o los alemanes, mas viven por separado. Esto solo puede explicarse atribuyéndolo al dedo de Dios. El pueblo judío presenta ante el mundo una réplica poderosísima a los argumentos de los escépticos, y un argumento viviente de que la Biblia contiene la verdad. Pero no es solo como testigos de la autenticidad de las Escrituras que debemos considerar a los judíos: ellos son una especie de garantía de que Jesús vendrá otra vez.
Como el sacramento de la Cena del Señor, dan testimonio de la verificación del segundo advenimiento así como también del primero.

4. Que las predicciones de nuestro Señor se cumplirán infaliblemente. Dijo El: “El cielo y la tierra perecerán, mas mis palabras no perecerán..

Nuestro Señor sabía bien que los hombres tenemos inclinación natural a la incredulidad, y previendo que muchos rechazarían como improbables, inverosímiles y absurdas las solemnes predicciones que había estado haciendo, nos previno en términos enérgicos contra semejantes pensamientos engendrados por el escepticismo.

Mateo 24:36-51

Hay en este capítulo algunos versículos a los cuales se da con frecuencia una aplicación errada. No faltan quienes piensen que “la venida del Hijo del hombre “ significa la muerte; y no pocas veces se inscriben en epitafios como muy a propósito los versículos que aluden a lo incierto de esa venida. Mas no hay, en verdad, fundamento sólido en qué basar esa aplicación. El tema de estos versículos no es la muerte sino el segundo advenimiento del Señor.

Lo primero que llama la atención en el pasaje es el terrible anuncio que, en él se hace del estado del mundo cuando el Señor venga por segunda vez.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR