Logo

Proverbios 26: Cómo tratar al necio

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Los versículos 18 y 19 declaran que el daño se hace y después se dice que fue una broma. Sin embargo, el dardo y la flecha se han arrojado. Hay que construir amistades sanas y duraderas. Tal persona no es un amigo de verdad. Hay bromas pesadas que no han de iniciarse.

El versículo 20 hace una comparación entre la leña que mantiene vivo el fuego y el chismoso (del vocablo “cuchicheo”), que mantiene viva la contienda.

En el versículo 21 sigue el tema del hombre “de contiendas” o rencilloso, que lit. “enciende las disputas”, tal como lo hacen el carbón y la leña.

En el versículo 23 se reitera el tema de la maldad de los labios y el corazón, una combinación frecuente. Se comparan con las escorias de plata arrojadas sobre un tiesto.

Los versículos 24-26 subrayan la actitud del que aborrece, donde la misma raíz se traduce enemigo). Externamente, se ve pacífico mientras su interior y después sus labios hacen engaño. Hay un contraste entre las palabras del individuo y las siete abominaciones (una corrupción total en su corazón). Hay un dicho que reza: “Contra siete vicios hay siete virtudes”, así Dios da los recursos para evitar los vicios. Finalmente, el versículo 26 muestra que la verdad vence, afirmando el dicho popular: “La verdad como el aceite también sale a la superficie”, aquí en la congregación o asamblea, públicamente.

El versículo 27 asegura que el hombre cae por sus propios hechos. Los esfuerzos para atrapar a otros llegan a ser las trampas de uno mismo. Así, el hombre malo está “cavando su propia sepultura”.

El tema del versículo 28 muestra la destrucción producida por la lengua mentirosa y la boca lisonjera.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR